Skip to main content
play

Inmigrantes recluidos en los centros de detención, a merced del COVID-19

"Nos decían que tomáramos mucha agua y que hiciéramos gárgaras con sal". Sin medicamentos para aliviar el dolor, este fue el único tratamiento que recibió José Juan Prieto al contraer el coronavirus en un centro de detención.
EFE, La Voz