SUBSCRIBE NOW
OPINIÓN

25 de noviembre: crear consciencia y movilización para poner fin a la violencia contra mujeres

El “Día Naranja” busca movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para emprender acciones concretas con el fin de promover y fomentar la cultura de la no violencia.

Jorge Mendoza Yescas
Cónsul General de México en Phoenix
El “Día Naranja” busca movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para emprender acciones concretas con el fin de promover y fomentar la cultura de la no violencia.

En todo el mundo, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, decretado oficialmente por la ONU en 1999; sin embargo, en Latinoamérica esta fecha se conmemora desde 1981, en honor a tres hermanas dominicanas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo, del que eran opositoras.

Esta fecha es una oportunidad para crear consciencia y movilizarnos para poner fin a la violencia contra las mujeres. 

El 25 de noviembre, para llamar la atención sobre este grave problema, diversas organizaciones invitan a portar una prenda color naranja (que representa un futuro brillante y optimista, libre de violencia) y a llevar a cabo 16 días de activismo contra la violencia de género (del 25 de noviembre al 10 de diciembre de 2020).

El “Día Naranja” busca movilizar a la opinión pública y a los gobiernos para emprender acciones concretas con el fin de promover y fomentar la cultura de la no violencia. 

Este año es único. Incluso antes del brote de COVID-19, la violencia contra las mujeres y las niñas había alcanzado proporciones pandémicas. En 2019, 243 millones de mujeres y niñas sufrieron maltrato por parte de sus compañeros sentimentales en todo el mundo y menos del 40% de las mujeres que sufren violencia lo denuncian o solicitan ayuda.

Asimismo, paralelamente a la implementación de medidas de confinamiento por parte de los países para detener la propagación del coronavirus, la violencia contra las mujeres y niñas, especialmente en el ámbito privado, se incrementó. Sin posibilidad de acudir a la escuela y sin empleo, los cierres de escuelas y las dificultades económicas han empobrecido a las mujeres y las niñas, haciéndolas más vulnerables a la explotación, el maltrato, el matrimonio forzado y el acoso.

¿Qué podemos hacer como comunidad para combatir este problema? Estas son algunas ideas que puedes consultar más ampliamente en la página de ONU Mujeres (https://www.unwomen.org/es/news/stories/2020/11/compilation-take-action-to-help-end-violence-against-women): escucha y cree a las sobrevivientes; enseña a la próxima generación y aprende de ella; exige respuestas y servicios adecuados para las sobrevivientes; conoce los indicios del maltrato y aprende cómo puedes ayudar; inicia una conversación sobre este tema.

Te invitamos a sumarte al llamado de la no violencia contra las mujeres y contribuir a construir un mundo libre de discriminación, desigualdad y actos de violencia hacia mujeres y niñas.

El Departamento de Protección y Asuntos Legales ofrece orientación y apoyo a víctimas de violencia de manera permanente, comunícate al teléfono (602) 242.73.98 ext. 241 o al Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM) (520) 623 7874 (disponible todos los días las 24 horas).

MÁS DEL COLUMNISTA: