Estoy apoyando a Joe Biden para presidente porque tiene un plan concreto para levantar a nuestras familias y luchar contra la pandemia de COVID-19.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Arizona es uno de los epicentros de la pandemia de COVID-19 como resultado de la falta de liderazgo de la Administración Trump y del gobernador Doug Ducey.

Miles de personas en Arizona han muerto, aún más se han enfermado, y muchos están sin trabajo. La comunidad latina de Arizona ha sido la más afectada. Nuestras familias enfrentan una crisis de salud, combinada con una crisis económica que ha devastado a nuestros trabajadores y pequeños negocios.

En lugar de trabajar para reabrir el país de manera segura, Donald Trump está tuiteando sobre teorías locas de conspiración, gritándole a los medios por cubrir el virus y, lo que es peor, ignorando a los científicos y médicos que intentan mantenernos a salvo.

Él no está haciendo nada para ayudar a nuestras familias a mantenerse saludables o volver a trabajar. Necesitamos desesperadamente un presidente nuevo que logre resultados en estos asuntos que son tan importantes para nuestra comunidad.

Estoy apoyando a Joe Biden para presidente porque tiene un plan concreto para levantar a nuestras familias y luchar contra la pandemia de COVID-19.

El vicepresidente Biden lanzó recientemente el plan para “Reconstruir Mejor”, que creará empleos bien pagados que nuestras familias en la clase media necesitan y reconstruirá nuestra infraestructura de una manera sostenible que nos ayude a combatir el cambio climático.

Durante la última recesión, como vicepresidente de Barack Obama, Joe Biden lideró nuestra recuperación. Él sabe cómo lograr resultados.

En 2008, cuando los bancos de Wall Street dejaron a millones de estadounidenses desempleados y luchando por pagar sus hipotecas, el presidente Obama recurrió a Joe Biden para ayudar a aprobar y luego supervisar la Ley de Recuperación, el mayor plan de recuperación económica en la historia de la nación.

Con la Ley de Recuperación, la Administración Obama-Biden creó y salvó millones de empleos, y su trabajo condujo a 75 meses ininterrumpidos de crecimiento laboral para finales de la administración.

También comprende la importancia de garantizar el acceso a un cuidado de salud asequible y de alta calidad. Joe Biden luchó para que nuestras familias trabajadoras tengan cobertura con un seguro de salud asequible y de alta calidad bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio redujo la cantidad de estadounidenses sin seguro a 20 millones al concluir la administración Obama-Biden y prohibió a las compañías de seguros negar la cobertura debido a condiciones preexistentes.

De acuerdo a un estudio, la tasa de personas sin seguro para los adultos hispanos disminuyó de 40.2 por ciento a 24.9 por ciento entre 2013 y 2018, mientras que la brecha entre los adultos blancos sin seguro.

No podría haber más en juego para los latinos y para la gente de Arizona, particularmente para las comunidades fronterizas donde las políticas anti-inmigrantes draconianas de Trump, la construcción del muro fronterizo y la pandemia han creado una combinación mortal.

Mientras que los equipos de construcción del muro fronterizo continúan construyéndolo, las pequeñas comunidades fronterizas se enfrentan a un brote potencial, a pesar de que no tienen la infraestructura de salud pública para enfrentarlo.

Mientras que los receptores de DACA están en la primera línea luchando contra el COVID-19 como médicos, enfermeras y socorristas; La administración Trump sigue empeñada en rescindir sus protecciones legales.

Mientras que los inmigrantes trabajan en el campo cosechando los alimentos que comemos en nuestra mesa y manteniendo nuestra economía a flote durante estos tiempos inciertos, Trump los convierte en chivos expiatorios, los llama delincuentes e intenta prohibir la entrada de más inmigrantes a los Estados Unidos. 

El enfoque de Trump y Ducey nos ha fallado. Durante demasiado tiempo nuestras comunidades han tenido carreteras, puentes e infraestructura en los que se ha malgastado el dinero, son ineficientes y están deteriorados.

Las carreteras en malas condiciones de nuestra nación retrasan nuestros viajes al trabajo y perjudican a nuestros negocios locales. Las escuelas viejas, con tuberías de hace décadas y poca ventilación, hacen que el ambiente de aprendizaje de nuestros hijos sea aún más difícil y potencialmente dañino en la pandemia actual.

Muchos de nuestros vecindarios no tienen internet de alta velocidad, lo que está perjudicando a nuestros estudiantes y trabajadores remotos. Estos desafíos son el resultado de décadas de inversión insuficiente por los republicanos que han controlado nuestro estado y Donald Trump lo ha empeorado aún más.

El plan para “Reconstruir Mejor” de Biden tiene las inversiones necesarias para ayudar a nuestro estado a recuperarse.

Al reconstruir nuestras comunidades con infraestructura renovable, modernizar nuestros hogares, edificios comerciales y escuelas, y crear millones de empleos de energía limpia, Biden tiene una visión para nuestro país y estado que es inclusiva. Esta visión de futuro creará un camino hacia la clase media para las familias latinas.

Durante demasiado tiempo, el insatisfactorio status quo ha frenado a nuestra comunidad. Ahora, durante la peor crisis económica y de salud de nuestra vida, estamos viviendo las consecuencias.

Estoy apoyando a Joe Biden para presidente porque necesitamos detener la devastación y reconstruir nuestro estado con un plan que apoye a las familias latinas.

El representante Raúl M. Grijalva, demócrata por Arizona, es presidente del Comité de la Cámara sobre Recursos Naturales. Sígalo en Twitter: @RepRaulGrijalva

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/opinion/2020/07/29/raul-grijalva-necesitamos-un-nuevo-presidente/5538124002/