Andrew Wheeler es una amenaza latente para la salud y bienestar de nuestras familias le pedimos a la senadora Sinema que vote NO en su confirmación.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Desde la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump, una de las mayores preocupaciones de los especialistas en el cuidado del planeta, se relacionaba con la relevancia que tendrían los temas ambientales en su periodo presidencial.

Hoy día, la nominación de Andrew Wheeler como encargado de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de forma “oficial”, supone un riesgo enorme para la salud pública de los Estados Unidos y de Arizona.

Recordemos que Wheeler funge como encargado interino de la EPA desde julio del año pasado ante la renuncia del también polémico Scott Pruitt; sin embargo, fue hasta 9 de enero del presente año que el funcionario de estado fue propuesto por el presidente Trump oficialmente para ocupar el cargo de director de la EPA de forma permanente.

El pasado del cabildero Wheeler con los intereses de las grandes compañías que contaminan, no comulga con las necesidades de la agencia más importante en protección al ambiente. Los temas en los que se empeña en eliminar -las salvaguardas ambientales- son de las principales fuentes de contaminación: regulación a las emisiones de automóviles, plantas de energía, la producción de gas y petróleo, entre otros.

Por su parte, Wheeler busca debilitar las regulaciones ya existentes, ha solicitado su anulación o simplemente minimiza su importancia. Por ejemplo, la reducción del mercurio, el arsénico, el plomo, los gases y las partículas de carbono, son controladas mediante las regulaciones que han existido desde el 2011, salvando cerca de 11 mil vidas al año y protegiendo a nuestros niños de daño cerebral. Para el funcionario de la EPA, esto parece no tener importancia.

La regulación a las emisiones por parte de los automóviles representa un cambio dramático para el bolsillo de los ciudadanos norteamericanos, provocando gastos de miles de dólares en combustible en los próximos años y generando además daño ambiental sin precedentes.

Wheleer propone además eliminar el “Plan de Energía Limpia”, con el cual según diversos estudios publicados, se lograrían eliminar mil 600 muertes más cada año. Con respecto al gas metano producido por la explotación petrolera, uno de los mayores precursores del cambio climático, Wheeler se ha empeñado en reducir estas consideraciones para “velar” por los intereses de las compañías de petróleo y gas.

Vale la pena comentar que también ante la normativa aplicada de forma bipartidista para los químicos tóxicos, Wheeler busca debilitar las leyes anulando las revisiones a las sustancias permitidas y debilitar así las revisiones a las nuevas sustancias nocivas.

Sabemos también que la normativa a las centrales eléctricas se ha convertido en un tema aparte, Wheleer incentiva a construir nuevas centrales de contaminación por carbono, lo que representa una mayor contaminación climática. Además, la calidad del aire se ve afectada por su intento en erradicar normativas como el “Plan de Are Limpio”.

Ante la audiencia de la Comisión de Medio Ambiente y Obras Públicas en el Senado -en la cual se evalúa su nominación para ser la cabeza de la agencia- Wheeler dio como excusa el cierre de gobierno actual para contestar preguntas en temas prioritarios de procuración al ambiente y a la salud pública.

Durante esta misma audiencia, Wheeler se negó a responder si el cambio climático es real y un riesgo para nuestras familias.

En Arizona vivimos todos los días los efectos nocivos del cambio climático. Nuestro estado es uno de los 5 estados con las temperaturas más altas agravadas por este fenómeno. Para el 2050 los días de calor extremo se triplicarán de 15 a 50. En la zona en la que vivo (Phoenix) junto con mi esposa, dos hijas y un pequeño en camino, es considerada la octava región con aire contaminado por la Asociación Nacional del Pulmón.

La nominación de Wheeler será votada en próximos días en el pleno del Senado de los Estados Unidos. Queremos pedirle a nuestra nueva Senadora Kyrsten Sinema que anteponga los intereses y el bienestar de nuestras comunidades y familias se oponga a la confirmación de Wheeler.

Senadora Sinema: Esperamos contar con su apoyo, voz y voto en el Senado. La salud y bienestar de quienes la elegimos está en peligro. #StopWheeler

Eduardo Sainz es Director de Mi Familia Vota en Arizona.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/opinion/2019/02/14/andrew-wheeler-epa/2871872002/