En este momento el reloj marca la hora para que el Congreso pase una solución para evitar las deportaciones de cientos de miles de jóvenes Dreamers

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

En la Biblia, el libro de Éxodos nos cuenta la historia de la partida de los judíos de Egipto quienes huían de la esclavitud, así la Biblia nos enseña que no debemos oprimir a los extraños, porque, así como ellos y como todos los migrantes, nosotros también fuimos extraños en tierra ajena. 

Esta es una lección que se puede aplicar hoy en día. En este momento el reloj marca la hora para que el Congreso pase una solución para evitar las deportaciones de cientos de miles de jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran solo niños. 

Por medio del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en Ingles), aproximadamente 28,000 jóvenes migrantes en Arizona y cerca de 800,000 jóvenes a nivel nacional fueron otorgados con un permiso temporal por el gobierno estadounidense en el 2012 para permanecer un nuestro país sin peligro de ser deportados. Estos jóvenes han hecho todo lo que se les ha pedido incluyendo una verificación de antecedentes personales y pagar su registro, entre otras cosas. 

En septiembre, el presidente anunció la terminación del programa DACA y ha puesto en riesgo las vidas de los jóvenes Soñadores. Cada día que pasa sin tener una solución legislativa permanente, cerca de 122 Soñadores pierden su protección de deportación. 

La terminación inminente de este programa está dispersando miedo y dolor entre millones de familias migrantes en nuestro país. Castigar a los jóvenes DACA quienes aportan contribuciones tangibles y significantes para nuestra nación no es solo cruel, si no impráctico. 

Aprobar el DREAM Act no solo ayudaría a los jóvenes Soñadores, pero también a nuestra economía. En Arizona, los jóvenes Sonadores contribuyen más de $1.3 millones de millones anualmente al Producto Interno Bruto del estado, de acuerdo con un estudio del Center for American Progress. Muchos Soñadores son dueños de propiedades y negocios. Algunos han empezado sus propias familias. Cada día que el gobierno se tarda está forzando a cientos de miles de jóvenes a poner su educación, sus carreras, y sus propios Sueños Americanos en riesgo. 

Poniendo al lado las enseñanzas de la Santa Biblia, nuestra brújula moral debe guiar la manera en la cual tratamos a los inmigrantes. Como nosotros, como hijos de Dios, ellos tambien merecen ser tratados con humanidad, dignidad, y respeto. 

Por eso es que el Congreso debe aprobar la legislación propuesta que se conoce como el DREAM Act. Esta medida tiene el apoyo extenso de la mayoría de Americanos. Algunos miembros del Congreso quieren incrementar la mano dura en la aplicación de las leyes migratorias en los Estados Unidos, mientras que otros quieren conectar esta legislación a la construcción masiva de un muro – quieren hacer todos estos cambios aun cuando el gobierno federal anuncia números históricos bajos en el cruce de inmigrantes en nuestra frontera. 

Algunas de las ideas propuestas por los legisladores puedes ser legitimas, pero el Congreso debe de tomar esas acciones separadas y como parte del proceso de una reforma a la ley de migración. Hoy, la amenaza de deportaciones de los jóvenes con DACA en una crisis la cual requiere una atención inmediata y libre de las negociaciones a puerta cerrada que vemos cada día en la capital de nuestro país. 

Los sonadores tienes raíces muy profundas en nuestra comunidad, y ahora se están preguntando, “¿vale la pena pagar los costos de la Universidad para terminar mi carrera? ¿Debería buscar un mejor trabajo, comprar un automóvil o una casa si mi permiso de DACA se va a terminar? 

Si hacemos a un lado el impacto a la economía, el argumento moral para el DREAM Act es aún más convencedor: los Soñadores de Arizona fueron traídos a este país cundo eran solo unos niños, ahora ellos se han graduado de la universidad o son estudiantes en escuela secundaria o Universidad y han pasado verificaciones de sus antecedentes personales. Esa es la razón por la cual las encuestas independientes demuestran el apoyo del público para el DREAM Act. 

Ya es hora de pasar el DREAM Act y poner atención a la exhortación Bíblica que nos dice que debemos amar y no oprimir a los inmigrantes que viven entre nosotros, porque como ellos, nosotros también hemos sido extraños en tierra ajena.

El Reverendísimo Eduardo Alanis Nevares es el Obispo Auxiliar de la Diócesis Católica de Phoenix. Petra Falcon es la directora ejecutivo de Promise Arizona.

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/opinion/2017/12/21/los-sonadores-merecen-paz-y-tranquilidad-en-esta-epoca-navidena/973529001/