SUBSCRIBE NOW
OPINIÓN

Después de 33 años en Washington, John McCain ha cambiado muchas veces

Dolores Huerta
Dolores Huerta

Durante sus 33 años en Washington, John McCain se ha desvivido para dejarnos saber que es un “incomformista” y que “habla directamente.” Pero eso no es verdad. En realidad, McCain es tan sólo un camaleón político a quien le importa más salvar su carrera política que hacer lo correcto para las familias latinas. El dirá que está con nosotros, pero eso sólo lo dice si tiene algo que ganar políticamente.

McCain no es el líder que dice ser.

Nuestras familias necesitan un líder consistente – alguien que siempre luchará por nosotros, no sólo cuando sea políticamente conveniente. No necesitamos gestos vacíos y retórica de doble cara, necesitamos soluciones. Vidas y familias están en juego.

Por esta razón es irrecusable que nos haya dicho que apoya una reforma migratoria integral, pero se desentendió del esfuerzo en 2007, 2010, y nuevamente este año. O cuando nos dijo que apoyaba el DREAM Act hace cerca ya de 15 años, pero votó en contra del DREAM Act en el 2010. Ha dicho que está con nuestra comunidad, pero también ha dicho “que ya terminen ese maldito muro” y hasta apoya a Donald Trump para ser presidente.

Mi Espacio

Recientemente ha sido pillado representando sus posturas en inmigración y otros temas importantes para las familias latinas de diferente manera en inglés y en español. De hecho, hasta tiene un nuevo comercial en la televisión en español en el que se le alaba como líder pero no menciona nada sobre su “maldito muro” o su apoyo a Trump o cualquiera de sus votos y acciones vergonzosas como el apoyo a la SB 1070.

Es por esto que activistas latinos están trabajando arduamente por todo Arizona para registrar y motivar a la comunidad a votar. Tenemos la oportunidad de demostrarle a McCain que no vamos a tolerar a un político que dice una cosa en nuestra cara y nos traiciona a nuestras espaldas.

Ya no más.

Es tiempo de que Arizona y las familias latinas tengan a una aliada en el Senado de EE.UU, y es por eso que estoy endosando a Ann Kirkpatrick. Simplemente ya no se puede confiar en John McCain, pero Ann Kirkpatrick ha apoyado nuestra lucha por una reforma migratoria integral desde el primer día, y nunca se ha echado para atrás o nos ha dicho que esperemos por una elección más. A ella le importa el futuro de cada comunidad, en cada año, en cualquier idioma.

John McCain dice lo que él piensa que queremos escuchar, pero Ann Kirkpatrick está escuchándonos, así que hagamos que nuestras voces se hagan escuchar. John McCain está con Trump, pero Ann Kirkpatrick siempre ha estado de nuestro lado y ahora es tiempo de que los Arizonenses estemos de su lado. Este noviembre, la elección es clara: Ann Kirkpatrick para el Senado de los EE.UU.