CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

El 10 y 11 de abril se celebrará en Panamá la Séptima Cumbre de las Américas, encuentro que por primera vez en su historia reunirá a los 35 países del hemisferio. La Cumbre de las Américas fue creada con el objetivo de generar una agenda común para hacer frente a las necesidades del continente.

La I Cumbre se realizó en Miami, Florida, en 1994 y fue institucionalizada en Santiago de Chile en 1998, tras la adopción del Plan de Acción de las Américas. A partir de entonces, los encuentros subsiguientes en Quebec, Canadá (2001), Mar del Plata, Argentina (2005), Puerto España, Trinidad y Tobago (2009), y Cartagena de Indias, Colombia (2012), han buscado fomentar el diálogo político y la acción conjunta en temas de interés mutuo.

Sin embargo, un gran ausente en estos encuentros fue Cuba, que a pesar de la firme oposición de México, fue suspendido en 1962 de la Organización de Estados Americanos, no siendo convocado en consecuencia a las cumbres.

Hoy la situación es distinta. Los países del hemisferio nos asumimos diversos y reconocemos heterogéneos, pero también valoramos el diálogo respetuoso como medio para dirimir nuestras diferencias y la forma de maximizar nuestras coincidencias, generando espacios concretos de cooperación. A Panamá acudirán por primera vez, al más alto nivel, los 35 países de la región, Cuba incluido, marcando un parteaguas que abre la oportunidad de construir un hemisferio verdaderamente incluyente, en paz y próspero.

El lema del encuentro será "Prosperidad con equidad: el desafío de la cooperación en las Américas". El diálogo entre mandatarios buscará identificar áreas de colaboración en ocho ejes temáticos: salud, educación, migración, energía, medio ambiente, desarrollo sustentable, gobernabilidad democrática y participación ciudadana. Estos temas muestran que en nuestro hemisferio tenemos muchos puntos de encuentro, que se expresan en metas comunes y se reflejan en aspiraciones y demandas de nuestros ciudadanos. Por encima de visiones particulares o caminos específicos para alcanzar estos propósitos, es posible hacer que prevalezca el objetivo superior de construir un hemisferio de paz y prosperidad, basado en el diálogo y el respeto al derecho internacional.

México participa en esta Séptima Cumbre de las Américas con gran optimismo y esperanza en que todos los países del hemisferio aprovechemos la coyuntura histórica para construir juntos la agenda de cooperación ambiciosa y eficaz que reclaman con toda justicia nuestras sociedades. Nuestros ciudadanos esperan de este encuentro resultados y no confrontación, acuerdo y no desavenencia.

En esta cumbre México hará énfasis en que el hemisferio debe priorizar la cooperación dirigida a acciones que se traduzcan en mejoras concretas en las oportunidades y la calidad de vida de los ciudadanos del continente. Eso es lo que demandan nuestras poblaciones y los gobiernos debemos estar a la altura de los retos.

Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/opinion/2015/04/10/columna-consul-de-mexico/25603745/