CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Desde su despenalización en los EE.UU. en 1973 el aborto ya ha cobrado la vida de más de 57 mil niños en el país.La pagina numberofabortions.com lleva un conteo actualizado, y cada día la cifra total aumenta.Para quienes defienden la dignidad de todo ser humano -desde su concepción hasta su muerte natural- conseguir revertir la desastrosa decisión de la corte suprema en el caso Roe vs. Wade es la gran victoria que se espera algún día conseguir.Sin embargo, en esa lucha diaria por defender la vida de los más inocentes, Dios nos suele dar pequeñas victorias que nos alientan a seguir adelante.

De eso se trata la ley SB1318 recientemente promulgada por el gobernador Ducey.Apenas se ha hablado de ella en los medios de comunicación en español, pero los defensores del aborto están que arden de cólera, y ya amenazan con incluso demandar al gobierno.Entre estos por supuesto sobre sale la poderosísima Planned Parenthood Federation of America, mejor conocido en su vecindario local como "Planned Parenthood".Esta organización ha sido responsable por matar a mas bebes en el vientre de su madre que ninguna otra clínica u organización médica en el país.

Pocos líderes políticos entienden y defienden el valor y la dignidad de cada ser humano, como el gobernador de Arizona, quien considera que no es moralmente correcto y contradice los deseos de los ciudadanos arizonenses la financiación del aborto con fondos del gobierno "y no será diferente en Arizona, donde siempre nos hemos opuesto a subvencionar ese tipo de intervenciones, con dinero público".Tal vez ese fue el regalo que Dios le envió a Arizona por Semana Santa. Tal vez sea solo una pequeña victoria.Pero gracias a la promulgación de la ley SB 1318, las clínicas abortistas en Arizona tendrán que dar a conocer a sus "clientes" que pueden revertir los efectos del aborto inducido por drogas -como la llamada Plan B.Y lo que es mejor, esta ley prohíbe la compra de planes de salud que incluyan la cobertura de aborto.

Ante los ojos de Dios, todo ser humano es valioso, aquellos con discapacidades, aquellos que son indocumentados, aquellos que han cometido un crimen, aquellos que sufren debido a una enfermedad terminal, y también aquellos que han sido concebidos por medio de una violación o del incesto.Nadie, nadie, más que Dios tiene el derecho de quitarle a otro, eso que solo Dios puede dar: la vida.La SB1318 representa solo una pequeña victoria para la defensa de la vida, todavía hay mucho camino que recorrer, y muchas vendas que quitar de los ojos.

Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/opinion/2015/04/06/arizona-un-estado-pro-vida/25368849/