CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

"¿Por qué tu familia te llama Chito?" Preguntó mi esposa Rhonda.

Era una pregunta bastante simple que se convirtió rápidamente en una de nuestras frecuentes sesiones de diversidad cultural.

Le expliqué que el primer nombre de mi papá era Lorenzo, pero los amigos y la familia le llamaban "Lencho", una versión chicana. Cuando él me llamó Lorenzo Junior me convertí en Lencho o Lenchito, que derivó en "Chito" y desde entonces mi familia me ha llamado de esa manera.

Agregue a la explicación que la terminación "Ito" significaba "pequeño".

"¡Ah! Ya lo tengo!", dijo Rhonda. Rancho, ranchito; río, rillito.

Poco después de terminar la explicación sobre "Chito", nos encontramos con nuestro amigo Joe Ray, un artista local. Con el compartimos lo que Rhonda acababa de aprender de por qué los miembros de mi familia me llamaban Chito. Posteriormente nos dedicamos a decirle que los apodos también son una parte importante de nuestra cultura.

Entonces recité los apodos de algunos de los miembros de mi familia: Chapo, Speedy, Rocky, Güero, Wella, Nicko y Blanca.

Joe entonces nos dijo cómo obtuvo su apodo "Cisco". Cuando era niño, Joe era de complexión robusta y sabiendo que los latinos suelen dar a sus seres queridos un apodo basado en un rasgo físico, el sabía que tenia que ser inteligente para darse a conocer con otro apodo lejano a ser conocido como "Gordo". Para evitar ser llamado de esa forma, Joe se hizo llamar Cisco en honor al famoso vaquero de televisión.

"Yo soy Cisco", decía mencionaba a cualquiera que quisiera escucharlo. Y asi se fue quedando el nombre para nunca convertirse en gordo. Por cierto, ahora durante sus ensayos sus colegas le llaman "Flaco", pero eso es para otra columna.

Al explorar la cultura de otros, nos encanta cuando nos enteramos de las cosas pequeñas de su vida. Al igual que los apodos, es tanto como apropiarnos de "información privilegiada" en la cultura del otro.

Así que no fue sorprendente cuando Rhonda preguntó si mi familia tenía un apodo para ella. La respuesta fue no.

No tuve el corazón para decirle que si un miembro de la familia no podía recordar su nombre, ella simplemente se convertiría en la "Gringita de Chito".

Rhonda Cagle y Lorenzo Sierra son una pareja profesionista y narran su historia como matrimonio mezclado, bicultural. Obtenga más información en LorenzoandRhonda.com.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/opinion/2014/08/29/columna-cagle-sierra/14816223/