SUBSCRIBE NOW

Trump siembra el miedo ante una victoria de Biden al aceptar su candidatura

Trump dijo que Biden es "débil" y que su Presidencia amenazaría la economía, la seguridad, su "modus vivendi" y hasta lo más sagrado: el sueño americano.

EFE
El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, pronuncia su discurso de aceptación en la última noche de la Convención Nacional Republicana en el Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington, DC, Estados Unidos, 27 de agosto de 2020.

Washington, D.C.- El presidente de EE.UU., Donald Trump, utilizó su discurso de aceptación de la candidatura del Partido Republicano a la reelección para sembrar el miedo ante una eventual victoria de su rival demócrata, el exvicepresidente demócrata Joe Biden.

Desde el jardín sur de la Casa Blanca y ante unas 1.000 personas, Trump dijo que Biden es "débil" y que su Presidencia amenazaría la economía, la seguridad, su "modus vivendi" y hasta lo más sagrado: el sueño americano.

"Estas son las elecciones más importantes de la historia de este país (...). Estas elecciones decidirán si salvamos el sueño americano o si permitimos que una agenda socialista demuela nuestro querido destino", dijo el presidente, quien aseguró que Biden llevará a la Casa Blanca un "movimiento represor".

Trump dedicó la mayor parte de su discurso, que duró una hora y 11 minutos, a pintar un panorama desolador en caso de que los demócratas le arrebaten el poder, en las elecciones de noviembre arrinconando a un segundo plato sus planes para un segundo mandato.

Además defendió su controvertida gestión de la pandemia, que en Estados Unidos se ha cobrado ya más de 180.000 vidas y roza los 6 millones de contagios, más que en ningún otro país en el mundo.

"Para salvar tantas vidas como sea posible, nos centramos en la ciencia, los hechos y los datos", afirmó el mandatario, al asegurar que el plan de los demócratas conduciría a "sobredosis, depresión, alcoholismo, suicidios, infartos y devastación económica".

"El plan de Biden no es una solución al virus, sino una rendición", afirmó el presidente, al que introdujo en su discurso, tal y como hizo hace cuatro años, su hija Ivanka Trump.

"Nuestro presidente se niega a renunciar a sus creencias para ganar puntos con la elite política. Para mi padre, ustedes (el pueblo) son la elite. Washington no ha cambiado a Donald Trump, Donald Trump ha cambiado Washington", afirmó la hija favorita del mandatario.

Al tomar la palabra, Trump recibió la candidatura del partido a la reelección: "Con el corazón lleno de gratitud y un optimismo sin límites, acepto profundamente esta nominación para la Presidencia de Estados Unidos".

Tras cancelar debido a la pandemia los escenarios iniciales para pronunciar su discurso, Trump optó por hacerlo en el jardín sur de la Casa Blanca ante alrededor de 1.500 personas, sentadas en sillas juntas y sin apenas mascarillas.