SUBSCRIBE NOW

Kamala Harris aumenta las esperanzas entre latinos de ser 'tomados en cuenta'

Harris, de 55 años, hija de padre jamaicano y madre india, ha hecho historia al ser elegida por el virtual candidato demócrata Joe Biden como compañero de fórmula presidencial.

EFE
Imagen tomada de la transmisión en vivo de Biden Harris muestra a la senadora de California Kamala Harris hablando después de ser presentada como candidata a vicepresidenta de los EE. UU en Wilmington, Delaware, EE. UU., 12 de agosto de 2020.

Los Ángeles, CA.- La elección de Kamala Harris como aspirante a la Vicepresidencia junto al candidato Joe Biden en el "ticket" del Partido Demócrata ha sido bien recibida por organizaciones a favor de los indocumentados, quienes ven más plausible una reforma migratoria en vista de la relación estrecha que la senadora ha construido con los hispanos tras llegar a la Cámara Alta.

“Harris ha demostrado ser una gran aliada en temas de inmigración, ella ha estado personalmente abogando en los aeropuertos, en los centros de detención en la frontera”, dijo a Efe Angélica Salas, directora del Fondo de Acción de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA).

“También ha estado luchando por acceso a la vivienda de las minorías y sobre la justicia racial” agregó la activista.

Harris, de 55 años, hija de padre jamaicano y madre india, ha hecho historia al ser elegida por el virtual candidato demócrata Joe Biden como compañero de fórmula presidencial. Es la primera mujer de color y de raíces inmigrantes que aspira a la Vicepresidencia de EE.UU.

La que fue la primera fiscal general en la historia de California cuenta además con una buena aceptación entre los latinos, en especial en su estado de origen.

Una reciente encuesta de Latino Decisions encontró que el 59 % de los votantes latinos en estados clave dijeron que estarían entusiasmados de que Harris fuera la compañera de fórmula de Biden, y el 52 % de los latinos dijo que la selección de Harris los haría más propensos a votar por Biden.

La senadora, nacida en Oakland (California), y donde ha hecho gran trecho de su carrera política, obtuvo un gran apoyo del electorado latino en 2010 y 2014. Incluso en 2016 venció a la congresista hispana Loretta Sánchez en la contienda por el escaño en el Senado en Washington, y lo hizo con el apoyo de los votantes latinos del Estado Dorado.

Querida por los latinos de California

En este sentido, Salas destaca que la cercanía de Harris a los latinos, especialmente en California, quedó en evidencia cuando seleccionó la sede de CHIRLA para hacer su primera aparición pública tras ser elegida senadora.

“Siempre se ha notado sincera y dispuesta a escuchar y conectar con la gente más humilde y menos favorecida. Aquí muchas de nuestras trabajadoras indocumentadas le llaman por su nombre, sin ponerle el título de senadora porque le tienen cariño, y la ven cercana”, ahondó Salas.

La directora de la Unión de Trabajadores del Campo (UFW), Teresa Romero, resaltó en un comunicado que Harris lideró la lucha por la igualdad de trato y la protección de los trabajadores agrícolas al redactar el proyecto de ley federal actual que les proporciona el pago de horas extras después de ocho horas al día.

Como fiscal general de California presionó al entonces gobernador Jerry Brown para que firmara en 2016 la histórica ley que proporciona horas extras escalonadas y fortalece las reglas estatales que previenen las muertes y enfermedades de los trabajadores por el calor extremo, norma que convirtió a California en el estado pionero en defensa de los campesinos.

Harris ganó el apoyo de la reconocida activista Dolores Huerta en su aspiración presidencial, que declinó en diciembre del año pasado.

El reto más allá del estado dorado

Sin embargo, expertos como el profesor de Historia y Estudios Latinos en Pomona College, Miguel Tinker Salas, advirtió que Harris aún tiene un largo camino por recorrer para ganar terreno entre los hispanos de estados como Florida, Texas y Arizona.

“No es muy conocida fuera de California. Un ejemplo es su campaña como precandidata presidencial, no logró distinguirse, y no tomó un verdadero impulso incluso dentro de los latinos”, dijo a Efe el catedrático.

El ala más progresista del partido además no ha cesado sus ataques contra la californiana desde que en su tiempo de fiscal fue especialmente dura en su persecución de crímenes menores, que afectan especialmente a las comunidades de color, entre ellos los latinos.

Aunque tendrá que lidiar con esta imagen, el historiador advierte que su posición como fiscal es una fortaleza frente a la campaña de reelección de Donald Trump, que actualmente destaca su lema “Ley y Orden”.

"En ese sentido Trump no puede atacarla", matiza Tinker Salas.

Por su parte la directora de CHIRLA advierte que es necesario ahondar en el trabajo de Harris como procurador general ya que ella ayudó a abrir la puerta para que se aprobaran en California las leyes santuario, que limitan la colaboración de la policía con las autoridades de inmigración.

“Fue Kamala Harris como procuradora la que envío una carta a los departamentos de policía diciéndoles que los “detainers” (ordenes para retener inmigrantes) no era una obligación a cumplir, que era una discreción”, señala Salas. "Ese paso comenzó a abrir el debate sobre este tema, algo que otros demócratas se habían negado a hacer", añadió.

Latino Decisions dijo que “la selección de Harris es una oportunidad para que Biden capitalice el voto latino y movilice a los votantes latinos jóvenes”.

Por su parte, la presidenta de la organización nacional Voto Latino, María Teresa Kumar, resaltó en un comunicado que la elección de Biden "indica su visión para el futuro que ya ha nacido y una comprensión de que la fortaleza de este país está en nuestra diversidad, un marcado contraste con el nacionalista blanco que habita actualmente en la Casa Blanca".

Tinker Salas matiza que este es un buen momento para que el electorado latino se haga escuchar y pueda negociar su apoyo.

“Esta elección aún no está ganada por los demócratas, es hora que realmente la campaña tenga en cuenta al electorado latino, y que este pueda cobrar su factura de apoyo después de las elecciones”, señaló.