CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

READ IN ENGLISH

Arizona está reabriendo su economía lentamente, pero los hospitales en el estado continúan atendiendo a pacientes gravemente enfermos de COVID-19 y sus proveedores que se preparan para otro aumento en los contagios.

Los líderes de la salud no solo se están preparando para una prolongación del COVID-19 en Arizona y un posible aumento de la enfermedad en otoño e invierno, sino que además se están organizando para el 2021.

A menos que se obtenga una vacuna pronto, podrían aparecer más enfermedades relacionadas con el virus la próxima primavera.

"Mi preocupación es que la gente pueda pensar que debido a que el estado se está abriendo, que el virus se ha ido. El virus todavía está aquí", aseguró la Dra. Marjorie Bessel, directora clínica del hospital Banner Health, que es el sistema de salud más grande del estado. .

"En este momento, tenemos más de 400 personas hospitalizadas en nuestro sistema que son positivas a COVID o están bajo sospecha. Tenemos 100 personas conectadas a ventiladores en esa misma categoría ... La amenaza de la pandemia no desaparecerá sustancialmente por un buen tiempo". "

Hasta el martes pasado, el total de casos identificados en Arizona aumentó a 14,566, y su conteo de muertes conocidas es de 704.

Ha  792 personas hospitalizadas por sospecha o confirmación del COVID-19 en todo el estado y ese número no ha disminuido.

En dos ocasiones la semana pasada, el número de hospitalizaciones en Arizona rompió la marca de las 800, el número más alto desde que el estado comenzó a informar públicamente de personas internadas el 9 de abril.

Algunos epidemiólogos dicen que el calor del verano podría disminuir, aunque no detener la propagación del virus, solo para que tenga un regreso en el otoño.

Algunas predicciones muestran una primera ola prolongada de la enfermedad, otras muestran una oleada secundaria.

"Hay mucha incertidumbre sobre lo que sucederá. Todavía no estamos al margen de esto", expuso el Dr. Keith Frey, director médico de Dignity Health en Arizona, organismo que opera seis hospitales en el estado.

"El peor de los casos sería que todavía tuviéramos mucho COVID-19 y que el próximo año también tengamos una temporada muy fuerte de gripe", dijo. "Eso puede llegar a consumir algunos de los mismos recursos de tratamiento".

A medida que más residentes vuelven a la vida normal, podría haber un aumento en las hospitalizaciones en un mes o dos "si no se practican comportamientos seguros", reseña un artículo de opinión en esta semana, firmado por los directores médicos de los ocho principales sistemas hospitalarios de Arizona .

"Habrá un aumento en los casos debido al distanciamiento social más relajado", comentó Felicia Goodrum, viróloga del Departamento de Inmunobiología de la Universidad de Arizona (UA). "Va a ser interesante ver cómo responde el estado al ver ese pico".

Esto es lo que sabemos sobre una llamada "segunda ola" del COVID-19 en Arizona.

Sistema estatal para el COVID-19 permanezca vigente durante un año

Arizona tiene una línea de atención en todo el estado, que tiene como objetivo distribuir de manera uniforme a los pacientes enfermos con el COVID-19 a sus hospitales, para que ninguna entidad individual se vea abrumada con los casos y para asegurar que equipos como ventiladores y camas de cuidados intensivos, estén disponibles para quienes lo necesiten.

Eso significa que nosocomios y sistemas hospitalarios rivales por todo el estado, que normalmente compiten entre sí, comparten los pacientes.

La línea de emergencia se ha implementado desde el 21 de abril y se financió para que dure un año, aseguraron tanto Frey, quien trabajó en el desarrollo del sistema con el estado y otros líderes de salud de Arizona.

"Esto funcionará durante semanas o meses para superar esta particular versión estacional de COVID-19", dijo Frey. "Dependiendo del momento y la distribución de una vacuna en algún momento de 2021, podríamos tener otra ronda de contagios este próximo invierno y primavera".

Es posible que la línea de distribución de los enfermos quede inactiva durante un período y se reactive dependiendo de los casos, señaló.

Segunda ola podría coincidir con temporada de gripe

CLOSE

Desde una tos seca hasta dolores musculares, entérese cuáles son los síntomas que experimentan los portadores del coronavirus La Voz

Una temporada de COVID-19 y la gripe podría ser "terrible", aseguró Goodrum de la UA.

"Son dos patógenos respiratorios realmente muy malos", comentó. "La temporada de gripe regular mató a aproximadamente al .1 por ciento de las personas infectadas y el COVID está matando al menos al .2 por ciento, así que aproximadamente es el doble. Realmente es como una gripe severa. Y por supuesto, no tenemos inmunidad al COVID. Ni siquiera tenemos antivirales listos ... ... además de que hay mucho del COVID que aún no conocemos".

Una afluencia de pacientes enfermos de gripe típica  y el virus sincitial respiratorio, durante los últimos meses de otoño e invierno, podría llegar al mismo tiempo que los hospitales están tratando a una segunda ola de pacientes enfermos con el COVID-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2 virus, señaló Bessel de Banner Health.

"Una de las cosas que, por supuesto, está ahora en nuestra pantalla de radar, es la temporada de otoño / invierno", expuso.

Si la segunda oleada de enfermedad llegara con COVID y creara un "incremento en la parte alta de la ola" durante la temporada de gripe, sería un gran estrés para el sistema de atención médica.

Una de las formas de prevenir ese escenario es alentar al público a vacunarse temprano contra la gripe, dijo Bessel.

Banner Health está trabajando con el Departamento de Servicios de Salud de Arizona en llevar la información, que Bessel espera que sea amplia y consistente, dijo.

"Las personas no siempre piensan en la temporada de gripe hasta ya más tarde, a veces posponen la vacuna", señaló. "Vamos a hacer un gran esfuerzo más temprano, para que la gente se aplique la vacuna contra la influenza".

'Un acto de equilibrio al reabrir el estado'

Predecir una segunda ola es una conjetura porque gran parte de ella dependerá del comportamiento humano. Pero una cuidadosa medida de distanciamiento social no significa necesariamente cerrar la economía.

Muchos expertos en atención médica dicen que es necesario equilibrar la lucha por la atención médica con los conflictos económicos, porque una recesión financiera puede conducir a malos resultados de salud, que van más allá del costo del COVID-19.

"Las personas pierden sus empleos, pierden su seguro de salud y eso tiene un efecto negativo en su salud y, por lo tanto, en la salud de nuestras comunidades", expuso Bessel. "Es un acto de equilibrio al reabrir el estado".

Al mismo tiempo, es importante que las personas mantengan medidas como el distanciamiento físico, el lavado frecuente de manos, el quedarse en casa cuando se está enfermo y el usar un cubre boca, dicen los expertos. ¿Por cuánto tiempo? Nadie sabe. Pero por ahora, es lo que los arizonenses deberían estar haciendo, apuntó la Dra. Tara Ostrom, directora médica asociada de OptumCare Primary Care en Arizona.

"El uso de mascarillas o cubrebocas, es una muestra de compromiso entre todos y con ello protegemos a las personas cuya salud puede no ser tan buena como la de uno", dijo. "No todos se sienten cómodos haciendo eso, pero es un acto de compasión hacia las personas mayores, hacia ese paciente con parálisis cerebral ...".

No hay forma de saber si alguno de nosotros podría estar infectado y no mostrar síntomas. Es por eso que necesitamos proteger a los demás, dijo Ostrom.

"En Arizona, tenemos cada vez más casos. En general, no tenemos una cura y no tenemos una vacuna", señaló. "No estaremos bien si la gente no usa cubrebocas de tela, si se reúnen en grandes multitudes, si no hay distanciamiento social ... Se esperaría un aumento significativo de casos".

En el futuro, no solo los arizonenses deben continuar siguiendo medidas de higiene seguras, incluido el distanciamiento social, dijo Goodrum de la UA.

"Este mosaico de gente que tenemos de los estados haciendo lo que les corresponde, funcionará mientras la población no viaje y, por supuesto, eso no se mantendrá por mucho tiempo", puntualizó.

"¿Qué sucederá cuando las personas comiencen a viajar entre estados y, peor aún, internacionalmente? Va a ser interesante ver lo que suceda entonces. Por eso necesitamos una respuesta federal y realmente no la tenemos".

No se están haciendo suficientes pruebas

Estados Unidos en su conjunto, ha estado por detrás de muchos otros países en su nivel de realización de pruebas y Arizona sigue estando por debajo del nivel de pruebas nacionales: el 3.61 por ciento de los estadounidenses se había hecho la prueba hasta el martes pasado, según la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud del Condado y la Ciudad. En Arizona, el 2.3 por ciento de la población ha sido evaluada, así mostraron los datos de la asociación.

La Kaiser Family Foundation, hasta el martes colocó a Arizona en el lugar 49 de los 50 estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico, por su número de pruebas por cada mil habitantes. El número de Arizona es 21.5. El promedio nacional es 36.1, con el estado de Rhode Island liderando la lista en 108.9.

"El problema es que todavía no estamos haciendo suficientes pruebas para abordar realmente esto de la manera en que normalmente abordaríamos este tipo de crisis de salud pública, que sería con una gran cantidad de pruebas y rastreo de contactos", expuso Goodrum de la UA.

"Sin eso, no tenemos datos ... Para restablecer nuestra vida normal, se querrá ver una caída sostenida en los casos durante dos semanas. Y eso no ha sucedido".

Vacuna o tratamiento efectivo, punto de inflexión para prevenir futuras olas de contagios

Una vacuna o un tratamiento significativo cambiará la trayectoria del COVID-19, pero aún no llegamos allí, dijo Bessel.

"No vamos a conseguir llegar allí por muchos meses", dijo. "Podemos ver una disminución en el total de casos, a medida que avanzemos en el verano. Quizás con el calor y los arizonenses haciendo lo correcto, ciertamente podemos tratar de reducir la carga del virus".

Traducción Alfredo García

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2020/05/20/coronavirus-en-arizona-viene-la-segunda-ola-de-covid-19/5232250002/