CLOSE

Mexicanos que acostumbran enviar dinero a sus familias en Mexico, han tenido que dejar de hacerlo afectados por el desempleo en medio del coronavirus

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Maria Pesqueira, quien trabaja como mesera en un restaurante en Mesa, Arizona, suele enviar de 200 a 300 dólares quincenales a sus familiares en México.

Ese dinero es de gran ayuda para su madre y hermana quienes viven en una zona rural en Oaxaca, al sur de México, donde la escasez de trabajo ha sido un problema de muchos años, y más en estos tiempos donde la pandemia ha agravado aún más la situación, al ordenarle a la gente a quedarse en casa.

“Es preocupante la situación por la que estamos pasando aquí (Arizona) por el coronavirus, lo peor es que ni siquiera sabemos cuándo terminará esto”, dijo Pesqueira quien lleva más de un mes sin poder trabajar, y por ende, sin poder enviar dinero a su familia en México.

FORMULARIO: HÁGANOS SUS PREGUNTAS EN ESPAÑOL AQUÍ, ACERCA DEL CORONAVIRUS, NOSOTROS LAS RESPONDEREMOS

“Los pocos ahorros que tenemos los usamos para sobrevivir en estos tiempos en los que se nos acabó el trabajo. Siento feo pero ya lo hable con mi familia en México. En cuanto pase esto volveré a mandarles dinero”.

Así como María, hay miles de inmigrantes en el país que se han visto forzados a pausar sus envíos de dinero a sus comunidades de origen en México debido a la contingencia causada por el coronavirus.

CLOSE

Hay en EEUU centenares de casos, concentrados casi siempre en los barrios más humildes, que están sufriendo de forma desproporcionada el drama de la actual pandemia. La Voz

Según las proyecciones del Banco Mundial, en este 2020 las remesas globales enviadas por los migrantes hacia sus países de origen caerán en un 20% en relación al año anterior, esto a causa de la pérdida de empleos derivados de la pandemia.

Señalan que será hasta el próximo año cuando se logre una recuperación, pero de apenas el 5.6%, lo que mantiene esta situación en incertidumbre.

Más desempleo, menos dinero

Salvador Reza, activista pro-inmigrante y líder del Grupo Tonatierra, una organización que brinda apoyo a inmigrantes indocumentados, en especial a los jornaleros, ha visto cómo la situación de la pandemia ha empeorado el que ellos consigan trabajo en el Valle del Sol.

PODRIA INTERESARLE: Inmigrantes indocumentados con 'luz verde' para ser atendidos por coronavirus en EEUU

"Ellos continúan en las esquinas buscando trabajo para llevar el sustento a sus familias pero por el momento es muy difícil", señaló Reza, "La gente no los busca por miedo al contagio".

Como la gran mayoría de inmigrantes en Estados Unidos, los jornaleros trabajan duro para enviar dinero a sus familias en sus países de origen, algo que en los últimos días se ha visto disminuido por la escasez de trabajo.

Reza anunció que en los próximos días, su grupo y la Red Nacional de Jornaleros de Estados Unidos estarán entregando paquetes de despensa a los jornaleros de Arizona, una ayuda que busca mitigar la situación por la que están atravesando estas personas.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos señala que tan solo en el último mes  han desaparecido 22 millones de empleos, lo que representa una cifra sin precedentes en el país.

MÁS: Trabajadores indocumentados carecen de ayudas en medio de pandemia. Le decimos por qué

Tan solo en México, las remesas enviadas a dicho país en 2019 alcanzaron los 36 mil 048 millones de dólares de acuerdo al Banco Central de México. Dicha cantidad representa un incremento de 7.04 % respecto a la cifra registrada el año anterior.

Las remesas registradas a nivel global en 2019, según el Banco Mundial, sobrepasaron los 700 mil millones de dólares, confirmando que los envíos de dinero desde el extranjero son una parte muy esencial de las economías.

Remesas, fuente vital de desarrollo

Según el informe del Banco Mundial, los estudios muestran que las remesas alivian la pobreza en los países de ingresos bajos y medios, mejoran los resultados nutricionales, se asocian con un mayor gasto en educación y reducen el trabajo infantil.

Una caída en las remesas, detalla, afecta la capacidad de las familias para gastar en estas áreas, ya que una mayor parte de sus finanzas se destinará a resolver la escasez de alimentos y las necesidades inmediatas de medios de vida.

“Las remesas son una fuente vital de ingresos para los países en desarrollo. La recesión económica en curso causada por COVID-19 está afectando gravemente la capacidad de enviar dinero a casa y hace que sea aún más vital que acortemos el tiempo de recuperación para las economías avanzadas ", dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass.

MÁS: Impacta coronavirus la vida de trabajadores latinos en Arizona

“Las remesas ayudan a las familias a pagar alimentos, atención médica y necesidades básicas. A medida que el Grupo del Banco Mundial implementa acciones rápidas y amplias para apoyar a los países, estamos trabajando para mantener abiertos los canales de remesas y salvaguardar el acceso de las comunidades más pobres a estas necesidades más básicas ".

En 2021, el Banco Mundial estima que las remesas se recuperarán y aumentarán en un 5.6 por ciento. Las perspectivas para las remesas siguen siendo tan inciertas como el impacto de COVID-19 en las perspectivas de crecimiento global y en las medidas para frenar la propagación de la enfermedad.

En el pasado, las remesas han sido anticíclicas, donde los trabajadores envían más dinero a sus hogares en tiempos de crisis y dificultades. Esta vez la pandemia ha afectado a todos los países, creando incertidumbres adicionales.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2020/04/24/remesas-mexico-disminuyen-pandemia-coronavirus/2996721001/