CLOSE

Los estacionamientos de lugares como el centro comercial Tucson se encuentran vacios, algo inusual para esta región que cada fin de semana están abarrotados

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Tucson (AZ).- Estacionamientos vacios, negocios cerrados y calles con poco tránsito se han convertido en una nueva modalidad en ciudades fronterizas como Tucson, por las medidas puestas en marcha para prevenir el contagio del coronavirus, que sumadas al cierre parcial de la frontera están paralizando a la ciudad.

Durante un recorrido de Efe por la ciudad de Tucson, en el sur de Arizona, los estacionamientos de lugares como el centro comercial Tucson se encuentran vacios, algo inusual para esta región ya que generalmente cada fin de semana están abarrotados de familias que acuden a hacer sus compras.

Se anticipa un flujo mucho menor en los centros comerciales, especialmente de visitantes mexicanos, después de que este sábado el presidente Donald Trump anunciara un acuerdo con México para “la suspensión del trafico no esencial” en la frontera sur, un esfuerzo coordinado para frenar la expansión de la pandemia.

Aunque Arizona no ha tomado medidas tan severas como California, que ordenó una cuarentena total por el COVID-19, el flujo de personas en las calles ha disminuido considerablemente en las últimas semanas.

Las escuelas públicas están cerradas, al igual que muchos negocios y algunos restaurantes luchan por sobrevivir tomando solo órdenes para llevar.

CLOSE

Subrayan la importancia de limpiar las superficies para evitar contagios ¿Cuánto puede durar el virus en una superficie? Se lo decimos La Voz

Las personas que salen de sus hogares lo hacen para ir a su trabajo o hacer compras indispensables como comida y artículos de primera necesidad.

Los centros de diversión popular entre los jóvenes están también cerrados, lo mismo que los cines.

El cierre parcial de la frontera llega a unas semanas de la celebración del fin de semana de Semana Santa, una de las épocas donde hay un mayor flujo de visitantes mexicanos en esta ciudad.

Es también una de las mejores temporadas en ventas para los negocios en las ciudades fronterizas solamente comparadas con la época de Navidad y de fin de año.

El cierre parcial de la frontera agregado a las medidas preventivas adoptadas por las ciudades y los estados para prevenir el contagio del COVID-19 será un duro golpe para la economía de las ciudades fronterizas.

De acuerdo con estudios hechos por la Universidad de Arizona (UA), el visitante mexicano genera ingresos de 2.500 millones de dólares anualmente en este estado.

CLOSE

Desde una tos seca hasta dolores musculares, entérese cuáles son los síntomas que experimentan los portadores del coronavirus La Voz

Este fin de semana se esperaba que alrededor de 600,000 personas participaran en la Feria Anual de la Cuarta Avenida, que este año celebrará su 50 aniversario, pero fue cancelada debido a las medidas implementadas para combatir el coronavirus.

“No sé si vamos a poder sobrevivir todo esto, mis ventas se han reducido en un 80 %”, dijo hoy a Efe Michael Rogers, dueño de una tienda de artesanías en la Cuarta Avenida.

La calle que este fin de semana debería de haber estado llena a su máxima capacidad de vendedores y familias hoy se encuentra vacía y muchos de los restaurantes en esta calle sólo preparan órdenes para llevar.

Rogers, con uno de los pocos negocios que aún permanecen abiertos, ha tenido que reducir su personal a la mitad y teme que tendrá que cerrar sus puertas si la cuarentena se extiende por más tiempo.

El centro de la ciudad de Tucson, lugar donde cada fin de semana se llevan a cabo festivales y eventos especiales, también se encuentra prácticamente vacío.

Se ven muy pocos autos circulando por las calles, y menos personas caminando por las calles en lo que se considera como “el corazón“ de Tucson.

En los negocios se pueden ver carteles que informan a sus clientes que están cerrados por el COVID-19.

Regina Romero, alcaldesa de esta ciudad, dijo a Efe que están tiendo que tomar serias medidas para evitar el contagio del coronavirus, algo que sin duda ha cambiado la vida diaria de esta ciudad.

“Muchas familias en Tucson, al igual que en el resto del país, están sufriendo los efectos del COVID-19. Lo mejor que podemos hacer es tomar las cosas día tras día y minimizar la interacción para prevenir el contagio”,y salvar vidas, dijo Romero.

María Martínez, residente de Tucson y madre de cuatro, dijo a Efe haber perdido su trabajo el pasado miércoles, después de que la tienda donde trabajaba como cajera cerrara sus puertas.

“Es tan extraño ver las calles tan vacías, la gente tiene miedo, sólo entran a la tienda, compran y se suben rápido a su coches”, indicó.

De acuerdo a las más recientes cifras del Departamento de Salud del estado de Arizona, hasta hoy sábado se han reportado 104 casos de contagios con el COVID-19 y una muerte reportada el sábado.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2020/03/23/tucson-afectada-con-medidas-contra-coronavirus-y-cierre-de-la-frontera/2901158001/