CLOSE

Las infracciones serán las mismas que la ciudad impone en otras faltas: variarán entre $150 y $2,500 dólares, según sea el caso

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

READ IN ENGLISH

Cientos de pichones postrados en techos cercanos. Excrementos que cubren los patios de los vecinos. Parques comunitarios cubiertos de aves.

Estas fueron solo algunas de las escenas descritas por los residentes de Phoenix que dicen que sus vecinos ‘ya ni la amuelan’ y se ponen a alimentar a los pichones, atrayendo a los enfadosos pájaros a sus barrios.

Los residentes se presentaron ante el Consejo Municipal de Phoenix el miércoles para presionarlos a votar por una nueva ordenanza que prohíba a la gente en áreas residenciales alimentar las aves silvestres, en este caso pichones. El Consejo escuchó la solicitud y otorgó su voto a favor.

Antes de la decisión del consejo, la Ciudad de Phoenix solo regulaba la posesión de los pichones, no su alimentación.

En gran número, estas aves pueden portar enfermedades. Sus excrementos contienen ácido y pueden dañar la pintura de los vehículos, y desprenden un olor desagradable.

"Una vez que los atraes con comida es muy difícil deshacerte de ellos", dijo la concejal Thelda Williams a principios de este año.

¿Cómo funcionaría la ordenanza?

La ciudad hará cumplir la nueva ordenanza si recibe quejas firmadas de tres vecinos, en hogares separados.

"(El requisito de tres quejas) reduciría la posibilidad de que los vecinos utilicen esto como una herramienta de acoso entre ellos", dijo el Director de Servicios de Vecindario, Spencer Self, en una reunión del subcomité.

Las multas por alimentar a los pichones serán las mismas que la ciudad impone por otras infracciones: una multa mínima de $150 con un límite máximo de $2,500. Un infractor puede ser acusado civil o penalmente.

El verano pasado, la ciudad de Tempe agregó la alimentación de aves silvestres como un crimen "molesto", lo que motivó a los residentes de Phoenix a pedir regulaciones similares.

Williams dijo que un residente le envió fotos ‘terroríficas’ de un techo de su vecindario repleto de pichones, lo que la impulsó a trabajar en la ordenanza.

"No quiero impedir que la gente alimente aves silvestres, pero esto qe vemos en la foto es desagradable, es algo que no quisiera verlo a diario", dijo Williams en la reunión.

Williams dijo que ha hablado con el residente quejoso, que cree que el problema de los pichones en su vecindario es el resultado de que un vecino suyo los alimenta.

Williams dijo que el residente le dijo que tenía excrementos de palomas por toda la casa y el patio, todos los días.

"Creo que es un problema de salud además de ser una molestia", dijo Williams.

Traducción: Javier Arce

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2019/06/06/phoenix-prohibe-alimentar-pichones/1367735001/