No queda claro de inmediato cómo la declaración de privilegio ejecutivo afectará la percepción de reporte de Mueller

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON, D.C.– La Casa Blanca invocó el privilegio ejecutivo para bloquear la entrega del texto completo de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones, agravando la disputa entre el Congreso y la presidencia de Donald Trump.

La decisión fue anunciada cuando la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes estaba votando para declarar al secretario de Justicia William Barr en desacato legislativo, por negarse a difundir el texto.

El titular de esa comisión, Jerrold Nadler, denunció “el desafío total” del brazo ejecutivo a las solicitudes del Congreso, afirmando que conforman una violación de la constitución. “Cada día nos enteramos de otra maniobra de esta administración para eludir al Congreso, esto es algo sin precedente”, expresó Nadler.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, manifestó que la decisión de declarar privilegio ejecutivo es en respuesta al “flagrante abuso de poder” por parte del representante Nadler.

“Ni la Casa Blanca ni el secretario de Justicia Barr acatarán los pedidos ilegales e irresponsables del titular de la comisión Nadler”, expresó la vocera.

MÁS: Trump dice que Mueller no debería testificar ante Congreso

Nadler declaró el miércoles que la negativa del gobierno a entregar el texto completo del informe Mueller está causando “una crisis constitucional”, lo que no le deja a su comisión otra alternativa que la de declarar a Barr en desacato.

Las negociaciones sobre el tema entre el Congreso y el Departamento de Justicia colapsaron el martes por la noche, ante la exigencia de la comisión de que se le entregue acceso irrestricto al reporte.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, intimó que la decisión de invocar el privilegio ejecutivo tomó por sorpresa a los demócratas luego que fracasaron las negociaciones la noche del martes.

Expresó que si la comisión aprueba declarar en desacato al secretario de Justicia, “el próximo paso” será remitir la declaración al pleno de la cámara baja.

Barr entregó una versión editada del reporte de Mueller el mes pasado, pero los demócratas insisten que se les debe permitir el texto entero, junto con las evidencias usadas, y emitieron una citación para ese fin. El departamento ha rechazado la orden aunque permitió a un puñado de legisladores ver una versión del texto con menos ediciones. Los demócratas insisten que no revisarán esa versión hasta que se les dé el acceso irrestricto.

MÁS: Barr y Mueller intercambian ataques sobre informe en EEUU

No queda claro de inmediato cómo la declaración de privilegio ejecutivo afectará la percepción de reporte de Mueller, ya que el texto ha sido publicado en versión editada. Invocar el privilegio ejecutivo significa que la presidencia se reserva el derecho a negarse a entregar documentos a los tribunales, al Congreso o al público para proteger la confidencialidad de las consultas hechas en el despacho presidencial.

Si la comisión declara a Barr en desacato, sería el primer paso de una prolongada y multifacética batalla judicial entre el brazo legislativo y el brazo ejecutivo.

Trump ha rechazado todos los pedidos de los demócratas desde que fue publicado el mes pasado el reporte de Mueller, pero los demócratas perseveran en sus intentos de averiguar más sobre el contenido del reporte, de convocar a testigos y de obtener documentos personales y financieros del Trump.
 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2019/05/08/donald-trump-reporte-robert-mueller/1141448001/