Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Los propietarios de camiones de comida están dispuestos a sentarse con el representante Kevin Payne y los impulsores del proyecto para hablar de los pros y contras.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Activistas y empresarios alzaron la voz en contra del proyecto de ley HB2636, el cual permitiría a dueños de camiones de comida operar en propiedades privadas, en áreas residenciales en Arizona.

La Asociación de Vendedores de Comida Unión Pochteca, conformada por un grupo de unos 60 dueños de camiones de comida, señalan que tal legislación pondría fin a la armonía y organización que ellos han mantenido por más de 20 años, y que además de omitir regulaciones provocaría una saturación de estos negocios y caos viales en áreas residenciales.

El proyecto de ley, el cual es impulsado por el representante estatal Kevin Payne, ya recibió la aprobación de la cámara baja con 35 votos a favor y 25 en contra, y ahora está siendo evaluado por el senado estatal.

“La enmienda HB2636 pone en peligro 20 años de paz entre los vecindarios, y 20 años en que nosotros hemos estado bajo las regulaciones de la ciudad de Phoenix”, señaló el activista Salvador Reza durante una rueda de prensa a la que también asistieron algunos vendedores de comida.

Agregó que al eliminarse las regulaciones de la agrupación se podrían crear problemas de tráfico, estacionamiento e incluso de crimen en las áreas residenciales.

Bajo la HB 2636, los vendedores deben obtener un acuerdo por escrito del dueño de la propiedad, no atender a "miembros del público en general" y no pueden operar en su propiedad.

La ciudad de Phoenix se ha manifestado en contra de la HB 2636 en la legislatura y no ha sido la única. Durante mucho tiempo, ciudades de Arizona han luchado para regular los negocios de camiones de comida; desde donde estacionarse, hasta los horarios de venta y la distancia mínima entre cada vendedor y los restaurantes establecidos a los alrededores. 

¿Cuáles serían las consecuencias? 

En una carta enviada al Comité de Transporte y Seguridad Pública, la Asociación de Vendedores de Comida Unión Pochteca expresó su descontento, subrayando las consecuencias que dicha legislación podría acarrear. 

Por ejemplo, la HB 2636 eliminaría el requisito de huellas dactilares que las ciudades pueden exigir a empleados de la industria de venta de alimentos.

Relatan que en 2004 una niña de 9 años fue secuestrada y violada por un conductor de un camión de helados en Phoenix. Desde entonces, la ley estatal permite que las ciudades y pueblos requieran huellas dactilares.

“Al eliminar el ‘background check’, pone en peligro a los barrios porque no sabríamos qué antecedentes tiene el vendedor ambulante. Queremos seguir con una imagen limpia en la comunidad y seguir protegiéndola”, puntualizó Aureliano Domínguez, propietario de varios camiones de comida. 

¿Qué piden?

La Unión Pochteca no se opone a una ley estatal que regule a los vendedores de comida por zonas, pero sí a la parte de la legislación de que cualquiera puede ponerse a vender comida en áreas residenciales, lo que según ellos, desencadenaría problemas sociales y conflictos entre los residentes.

Los propietarios de camiones de comida están dispuestos a sentarse con el representante Payne y los impulsores del proyecto para hablar de los pros y los contras, y las consecuencias no intencionales a las que se enfrentan, y que ellos han podido constatar en los últimos 20 años.

“Quisiera hacer hincapié en que no nos oponemos de ninguna manera a que vengan nuevas personas a iniciar sus propios negocios, pero tenemos más de 20 años trabajando con tranquilidad y queremos seguir así. Nos han puesto reglas y las hemos cumplido”, señaló Monserrat Castillo, dueña de los camiones de comida El Sabroso Hot-Dogs. 

TOME EN CUENTA

Ley actual:

  • Las regulaciones son por ciudades y zonas residenciales.
  • Los camiones de comida deben estar solo en zonas comerciales.
  • Debe haber una distancia de un cuarto de milla entre los camiones de comida y restaurantes establecidos. 
  • Los vendores de comida pueden ser sometidos a verificación de antecedentes y huellas dactilares.
  • No hay ninguna ley que prohiba el servicio de comida a domicilio.

Con la HB 2636:

  • Las regulaciones serían a nivel estatal.
  • Los vendedores podrán entrar en zonas residenciales siempre y cuando obtengan un acuerdo por escrito del dueño de la propiedad, no atender a "miembros del público en general" y no operar en su propiedad.
  • Eliminaría el requisito de huellas dactilares.
  • Establece una nueva categoría de vendedores en zonas residenciales.

Nadia Cantú es coordinadora de contenido de lavozarizona.com y TVyMás. Contáctela al 602-444-3802 o nadia.cantu@lavozarizona.com.Sígala en Twitter, nadia_cantu

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2019/03/20/camiones-comida-hb-2636-arizona/3225227002/