A medida que el cierre de gobierno se prolonga, los tribunales de inmigración rechazan a miles de inmigrantes a diario, lo que se suma a los largos atrasos en los juzgados

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

René Chávez, un inmigrante de 42 años originario de Durango, México, tenía previsto presentarse el viernes pasado en el Tribunal de Inmigración de Phoenix para una audiencia sobre su caso de deportación, a las 8:30 de la mañana.

Pero cuando llegó minutos antes, Chávez se sorprendió al encontrar cerradas las puertas de vidrio de dichas oficinas.

Al igual que muchos inmigrantes con casos pendientes, Chávez no había escuchado que la mayoría de los tribunales de inmigración estarían cerrados debido al cierre de gobierno.

Según los expertos, a medida que el cierre entra en su tercera semana, los tribunales de inmigración en Phoenix y en todo el país rechazan a miles de inmigrantes a diario, lo que se suma a los largos atrasos en los juzgados de migración porque ahora habrá que reprogramar los casos cancelados.

NOTA RELACIONADA: EEUU: Cuestionan cuidado de agencia a niños migrantes

Lo más grave, no hay una resolución a la vista para el cierre del gobierno. El viernes pasado, el presidente Donald Trump aseguró que estaba preparado para permitir que el gobierno permanezca cerrado durante meses, o incluso años, hasta que los demócratas acepten liberar los 5 mil millones de dólares en fondos de la administración para un muro fronterizo.

Retrasos en los tribunales causan dificultades 'mentales'

Para algunos inmigrantes, los retrasos crean dificultades adicionales, expone Jeremy McKinney, un abogado de inmigración en Greensboro, Carolina del Norte, y miembro del comité ejecutivo de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración.

"Son mentales y emocionales. Ni siquiera puedo describir la ansiedad que se crea cuando uno se enfrenta a una posible deportación de este país. Esa ansiedad ahora se está prolongando sin una buena razón", asegura McKinney.

MÁS: Solicitantes de asilo en EEUU podrán permanecer en México

Además, la evidencia que podría ser útil para combatir los casos de deportación puede cambiar o "volverse menos trascendente con el tiempo", lo que socava las posibilidades de los inmigrantes de luchar contra sus casos de deportación o de obtener un estatus legal para permanecer en los Estados Unidos, indicó.

Por otro lado, el cierre del gobierno también está teniendo el efecto de ganarles más tiempo en los Estados Unidos a los inmigrantes que el mismo gobierno está tratando de deportar, lo que es una buena noticia para aquellos inmigrantes que pueden permanecer por un periodo más largo.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

El cierre da tiempo a los inmigrantes que enfrentan la deportación

Pero los retrasos adicionales van en contra de los esfuerzos del gobierno de Trump para combatir a los inmigrantes ilegales en el país, o aquellos que su gestión cree que están presentando solicitudes de asilo fraudulentas.

Según la administración de Trump, el atraso de las cortes de inmigración ha aumentado a más de 809 mil casos a finales de noviembre, en comparación con los 629 mil al final del año fiscal 2017, según los datos del gobierno recopilados por el Centro de intercambio de registros de transacciones de Syracuse University.

MÁS: Demócratas elevarán presión a Trump por cierre del gobierno

"Lo que lleva a la última ironía, y es que esta administración ha declarado que su misión es hacer que los casos de remoción se muevan más rápido a través del sistema y, sin embargo, cada movimiento que han tomado desde que llegó al poder en enero de 2017 ha frustrado esa misión ", afirma McKinney.

La justificación de Trump para permitir que el gobierno cierre parcialmente hasta que el Congreso provea fondos para un muro fronterizo, se basa en gran parte en el número sin precedentes de familias migrantes, en su mayoría de América Central, que llegan a la frontera sur. Piden asilo ya sea en los cruces fronterizos oficiales o después de cruzar ilegalmente y entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Han aumentado los atrasos en las cortes

Según la administración de Trump, los atrasos en las cortes de inmigración han aumentado a más de 809 mil casos a finales de noviembre, en comparación con los 629 mil al final del año fiscal 2017, según datos del gobierno recopilados por el Centro de intercambio de registros de transacciones de Syracuse University.

De acuerdo con una declaración de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración del Departamento de Justicia, que supervisa los tribunales de inmigración, los jueces asignados a escuchar los casos de inmigrantes detenidos no han sido suspendidos como parte de la medida del gobierno.

MÁS: Trump dice que el cierre del Gobierno es una estrategia electoral demócrata

Eso significa que la corte de inmigración dentro del Centro de Detención de Eloy continúa funcionando de manera normal. Además, los casos que involucran a menores con audiencias los viernes en el Tribunal de Inmigración de Phoenix, también continúan siendo retardados.

Pero la gran mayoría de los casos de inmigración han quedado en suspenso.

Esto se debe a los 809 mil casos de inmigración pendientes, menos del seis por ciento, o cerca de 44 mil que involucran a inmigrantes actualmente detenidos. El 94 por ciento restante de los casos de inmigración han sido congelados, expuso McKinney.

"La gran mayoría de los casos de deportación pendientes se congelan actualmente en el preciso momento en el que tenemos un retraso sin precedentes en nuestros tribunales", dijo McKinney.

En Phoenix, las cortes se atrasaron hasta 2021

El 1 de octubre, en el inicio del nuevo año fiscal, la administración de Trump instituyó nuevas cuotas para los jueces de inmigración con el objetivo de eliminar grandes atrasos y deportar a las personas más rápidamente.

Pero el cierre del gobierno "parece muy contradictorio" con estos objetivos, "en términos de que la administración de Trump desea acelerar el proceso y el asunto es que con tantas personas en el sistema de tribunales de inmigración y este cierre, simplemente se está aumentando el retraso", expuso Alma Montes De Oca. , una abogada de inmigración de Phoenix.

En Phoenix, los tribunales de inmigración ya tienen un retraso hasta 2021, señaló Randall Rowberry, un abogado de inmigración de Mesa.

Eso significa que los casos que deben ser reprogramados debido al cierre del gobierno podrían comprar tiempo a algunos inmigrantes que enfrentan la deportación, hasta por varios años más en los Estados Unidos, apuntó.

Algunos inmigrantes que podrían haber recibido asilo o estatus legal durante el cierre, ahora tendrán que esperar seis meses o más para que se reprogramen sus audiencias finales, dijo.

Durante ese tiempo, los permisos de trabajo otorgados mientras que sus casos de inmigración estaban pendientes podrían expirar, o los jóvenes que también podrían haber calificado para el estatus legal pueden cumplir los 21 años, lo que hace que ya no sean elegibles, dijo.

Chávez, el inmigrante de México, expuso que se sintió aliviado cuando descubrió que los tribunales de inmigración estaban cerrados durante el cierre del gobierno.

Explicó que ha vivido ilegalmente en los Estados Unidos durante 18 años. Su caso de deportación ya se ha prolongado por cerca de tres años, comentó. Mientras tanto, ha podido obtener un permiso de trabajo.

Durante una audiencia anterior, un juez de inmigración le había otorgado más tiempo para encontrar un abogado que lo ayudara a luchar contra el intento del gobierno de deportarlo a México.

Pero Chávez aseguró que aún no había reunido el dinero para contratar a un abogado.

La demora significaba que tendría más tiempo para recaudar la cantidad necesaria para contratar a un licenciado, expresó.

"Para mí, es bueno", finalizó Chávez.

Traducción: Alfredo García

 

 

 

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2019/01/08/cierre-gobierno-casos-inmigracion/2515658002/