10 ideas para resolver la crisis de contaminación en la frontera de EEUU y México

¿Qué pasos podrían dar las agencias gubernamentales de México y Estados Unidos para reducir la contaminación en la frontera? Aquí hay 10 ideas

Share This Story
Correo electrónico
Comment

¿Qué medidas podrían tomar las agencias gubernamentales mexicanas y estadounidenses para reducir la contaminación en la frontera?

En docenas de entrevistas con expertos, residentes y activistas, surgieron ideas para abordar la contaminación del aire y el agua, y el acelerado tiradero de basura ilegal. Algunas de las ideas se relacionan con toda la frontera que comparten ambos países. Otras son específicas a la situación en la ciudades de Mexicali y Calexico.

Aquí se presentan diez ideas para resolver los problemas de la contaminación de la franja divisoria, que van desde un mejor monitoreo de la contaminación del aire, hasta más fondos para las redes de alcantarillado deterioradas:

1. Mejor monitoreo: Los expertos opinan que para una ciudad de su tamaño, Mexicali necesita muchos más monitores de la calidad del aire. La Secretaría de Protección al Ambiente de Baja California carece de equipos móviles de análisis atmosférico para medir las emisiones de las fábricas. El gobierno estatal tiene sólo cuatro estaciones de monitoreo del aire operando en todo Mexicali. Justo al norte de la ciudad, en el Condado Imperial, el cual está escasamente poblado, hay cinco estaciones de monitoreo de aire operadas por el Distrito Local de Control de Contaminación del Aire, más 40 dispositivos de observación en una red establecida por el grupo sin fines de lucro denominado Comité Cívico del Valle.

2. Más fondos para las agencias reguladoras: Las agencias ambientales mexicanas carecen de fondos suficientes y no cuentan con el personal necesario, tanto a nivel federal como estatal. La agencia ambiental de Baja California, por ejemplo, tiene sólo cuatro inspectores para todo Mexicali, y su presupuesto es minúsculo en comparación con otras agencias estatales.

3. Más datos, más transparencia: La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México publica datos sobre las emisiones de contaminación declaradas por una minoría de plantas industriales que están reguladas por el gobierno federal. Sin embargo, ninguna información específica de contaminación está disponible públicamente sobre las compañías reguladas por el estado en Baja California. En muchos casos, poca o ninguna información sobre los productos químicos que las fábricas están utilizando y la contaminación que están liberando al aire y al agua, es conocida en los registros públicos. Los habitantes de Mexicali también carecen de información completa sobre las medidas para el cumplimiento de las regulaciones ambientales que realiza el gobierno, incluyendo los datos de violaciones en determinadas fábricas, multas emitidas y cualquier acción correctiva implementada para esas compañías.

4. Inspección de las descargas de contaminación: Los reguladores ambientales en México podrían mejorar la supervisión, preparando un estudio exhaustivo de todas las descargas de aguas residuales de las plantas industriales. Esto implicaría no sólo la información que las mismas industrias presentan, sino también inspecciones por parte de los reguladores para garantizar que las empresas cumplan lo establecido. Un enfoque similar podría ayudar a mejorar la supervisión de las emisiones atmosféricas de las fábricas. Los reguladores estatales de Mexicali dicen que han alentado a las empresas a adoptar prácticas de "autorregulación", las cuales incluyen la recopilación de datos y la contratación de un consultor para preparar estudios, que se envían al gobierno para demostrar el cumplimiento de las normas. Pero como lo expresó la profesora mexicana Luz María Ortega Villa, “no funciona la autorregulación”. El consultor estadounidense sobre la calidad del agua, Robert Bowcock, estuvo de acuerdo en que es importante que los supervisores mexicanos se encarguen de verificar y garantizar que las empresas cumplan con las normas. "Autoregularse es un juego peligroso", indicó.

5. Combatir la corrupción: Algunos residentes de Mexicali dicen que combatir la corrupción es vital para cualquier esfuerzo de reducir la contaminación. Dicen que la corrupción puede ser una de las razones por las que más contaminadores no enfrentan multas y sanciones, y sugieren mayores esfuerzos para eliminar la corrupción en las agencias estatales y locales. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo una campaña con la promesa de acabar con la corrupción. Una forma en que la nueva administración planea combatir la corrupción entre los oficiales de policía, por ejemplo, es ofreciéndoles salarios más altos. Los analistas políticos también han sugerido que los esfuerzos para castigar los actos de corrupción serán críticos para una estrategia efectiva.

6. Fortalecimiento de los estándares ambientales: El recientemente firmado Acuerdo Comercial Estados-Unidos-México-Canadá, que aún no ha sido aprobado por el Congreso de Estados Unidos y las Legislaturas de México y Canadá, podría incluir medidas ambientales más estrictas, incluida la obligación de que México haga cumplir plenamente sus regulaciones sobre la contaminación.

7. Reducir otras fuentes de contaminación: No toda la contaminación en la región fronteriza proviene de fábricas. También ayudarían otras estrategias para reducir la contaminación del aire, como pavimentar más caminos de tierra, reformar el ineficaz sistema de control del smog y mejorar la vigilancia policial para detener la quema ilegal de basura y de campos agrícolas.

8. Más fondos de los gobiernos de Estados Unidos y México: Un estudio reciente encontró que el sistema de alcantarillado sobrecargado y deteriorado de Mexicali necesita aproximadamente 80 millones de dólares en mejoras. Más fondos, tanto del gobierno mexicano como del estadounidense, podrían ayudar a prevenir derrames de aguas residuales sin tratar, que contaminan cada vez más al Río Nuevo. El financiamiento del gobierno de los Estados Unidos para el Fondo de Infraestructura Ambiental Fronteriza, que apoya la elaboración de proyectos para el agua y las aguas residuales en ambos lados de la frontera, ha disminuido durante la última década. La disminución ha dejado una falta de recursos para las mejoras necesarias de los sistemas de alcantarillado a lo largo de la frontera. El aumento de la financiación de los Estados Unidos para este programa a través del Banco de Desarrollo de América del Norte ayudaría a los esfuerzos conjuntos de los países para limpiar la contaminación en el agua. El programa requiere una ajuste dólar por dólar por parte del gobierno mexicano para proyectos en México, asegurando que ambos gobiernos compartan los costos.

9. Invertir en la limpieza del Río Nuevo: Los funcionarios de California planean construir un proyecto que consiste en canalizar el Río Nuevo en una tubería subterránea y desviarlo del vecindario fronterizo de Calexico, donde la gente ha soportado la pestilencia por décadas. Si se construye este proyecto rápidamente, eso ayudaría a reducir los malos olores en este vecindario. Sin embargo, una limpieza profunda del río requeriría un esfuerzo mayor y más fondos.

10. Más investigación: Los efectos de la contaminación en Mexicali y Calexico sobre la salud no han sido bien estudiados. La investigación epidemiológica a nivel de la ciudad y los vecindarios proporcionaría más información sobre cómo la contaminación está afectando la salud de las personas, lo que a su vez ayudaría con las decisiones locales sobre las políticas para reducir la contaminación.

LEA LA SERIE COMPLETA: CIUDADES ENVENENADAS, FRONTERA MORTAL

¿Tiene alguna idea que compartir sobre la contaminación en la frontera de Estados Unidos y México o posibles soluciones? Únase a la conversación tuiteando su mensaje con la etiqueta @MyDesert. También puede enviar un correo electrónico a letters@desertsun.com, mencionando "Contaminación de la frontera".

Share This Story
Correo electrónico
Comment