Cuando el líquido ingresa al oído puede provocar una infección llamada otitis externa o también conocida como "oído de nadador"

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

                         

GUADALAJARA, Jalisco -- El agua podría provocarte un dolor "insoportable".

Cuando el líquido ingresa al oído puede provocar una infección llamada otitis externa o también conocida como "oído de nadador".

 "La combinación de la alberca o la playa, ingresa agua, y además, si tengo la costumbre de rascarme el oído o ingresar objetos externos, ocasiona que a las 24 o 48 horas ya tenga un fuerte dolor", explicó el otorrinolaringólogo del IMSS Jalisco, Roberto Fierro Rizo.

 La infección, agregó el galeno, avanza de manera rápida y el dolor provocado es tan fuerte que puede incapacitar a la persona.

 "No duermen, es un dolor muy importante que se puede prevenir evitando que entre agua al oído".

 El especialista explicó que la infección, provocada por bacterias, se da en el conducto auditivo externo, que abarca desde el tímpano hasta la cabeza.

LE PUEDE INTERESAR: Advierten sobre remedio para dentición dirigido a niños

 "Se origina por acumulación de agua que se queda en el oído después de nadar, toda vez que la humedad favorece la colonización y proliferación de bacterias", detalló.

 De no atenderse, los síntomas van en aumento y pasan de la comezón en el canal auditivo hasta fiebre y sordera.

 "En casos más severos puede haber dolor intenso que abarca la cara, el cuello, obstrucción total del canal auditivo, inflamación de ganglios linfáticos y aumento en la temperatura".

MÁS: Lanzan genérico anti VIH

 Ante esto, dijo, es necesario acudir a urgencias para manejar la sintomatología y recibir el tratamiento adecuado con antibióticos.

 Fierro Rizo recomendó el uso de tapones para evitar el paso del agua, secar bien el oído y no introducir objetos extraños.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2018/07/20/evite-el-oido-de-nadador/810180002/