La firma de la orden ejecutiva de Trump pretende acabar con las críticas a nivel nacional e internacional que ha recibido el Gobierno.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Los Ángeles, CA.- El exdirector de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) John Sandweg recomendó la liberación bajo supervisión electrónica de los padres que fueron separados de sus hijos por la Administración Trump para agilizar la reunificación con los menores.

"Tienen que reunir a estos niños con sus padres lo más rápido posible, antes de que el daño sea mayor, e incluso que la separación sea permanente", advirtió Sandweg en entrevista a Efe después de que el presidente Donald Trump adelantara que firmaría una medida para suspender la separación de familias.

Posteriormente, el republicano firmó una orden ejecutiva que permitirá que los niños que cruzan la frontera junto a sus padres se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo dilatado, según explicó a Efe una fuente de la Casa Blanca.

MÁS: Reacciones en Latinoamérica: Medidas de Trump son crueles e inhumnanas

Esta decisión pretende acabar con las críticas a nivel nacional e internacional que ha recibido el Gobierno por separar a los menores que ingresaron junto a su familia por la frontera sur desde que hace seis semanas anunció el inicio de su política de "tolerancia cero" con los indocumentados.

El exdirector de la agencia de control migratorio explicó que los diferentes procesos legales a los que se enfrentan los al menos 2.342 niños inmigrantes que han sido apartados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según cifras oficiales, les podría mantener separados por meses e incluso años.

MÁS: Papa respeta posturas de obispos contra política migratoria de EEUU

Muchos de estos cabezas de familia podrían ser deportados y sus hijos permanecer en Estados Unidos mientras se define su situación migratoria, explicó.

Como ejemplo de las trabas burocráticas a las que se enfrenta el actual Gobierno, el abogado explicó que los niños separados de sus padres actualmente están bajo la supervisión de la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

"Esto es un caos, la separación permanente (entre padres e hijos) puede pasar", aseguró Sandweg, que se desempeñó como director interino de ICE bajo la Administración Obama de 2013-2014.

La actual situación es tan preocupante que incluso los niños que permanezcan en el sistema de crianza durante largos períodos de tiempo corren el riesgo pasar a custodia del estado y finalmente ser adoptados, indicó.

"Esta es la razón por la que la unidad familiar fue fundamental para la Administración Obama, siempre nos preocupamos porque los niños migrantes no se quedaran atrás", dijo.

NOTA RELACIONADA: Separación de familias migrantes divide a republicanos

Sandweg, que conoce los centros de detención en donde la Casa Blanca quiere mantenerles recluidos durante un largo periodo de tiempo, advierte que estos lugares no son lugar para los niños y que el mejor camino para el actual Gobierno es dejar en libertad a estas familias bajo libertad supervisada o con brazaletes electrónicos.

"Al final del día no necesitamos tener detenidos a estas personas con sus hijos, el 99,6% de los inmigrantes puestos en libertad supervisada se presentan en corte", insistió.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

El presidente defendió su política de "cero tolerancia" y su objetivo de tener una "frontera poderosa", pero para el exdirector de ICE la insistencia del Gobierno de mantener a las familias, después de ser reunificadas, en los centros de detención o incluso en campamentos en bases militares acarreará nuevos problemas.

"El trabajo de la Patrulla Fronteriza y del ICE terminará viéndose afectado por estas decisiones", advirtió.

La administración de Trump también podría enfrentar problemas legales al mantener detenidas a estas familias por tiempo prolongado, pues desafiaría el acuerdo judicial conocido como "Flores" que establece que los menores detenidos en la frontera solo pueden ser privados de libertad durante un máximo de 20 días.

Aunque el Gobierno se escudó al asegurar que cumplía las normas establecidas al separar a las familias, Sandweg reiteró que no existe ninguna ley que obligue a esta práctica.

"Esperemos que esto se haya terminado, porque realmente no ha ayudado a la seguridad de la frontera y sí ha hecho un gran daño a la imagen del país y a miles de niños. Tienen que actuar lo más pronto posible", concluyó Sandweg.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2018/06/20/donald-trump-reunificacion-familias-separadas-inmigracion/719897002/