Los manifestantes portaban carteles con una fotografía con el rostro de Elena Rodríguez, y otros en los que se podía leer textos como "Alto a los abusos con la migra"

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MIAMI -- El agente de la Patrulla Fronteriza Lonnie Swartz, que en octubre de 2012 dio muerte por la espalda a un joven de 16 años que se encontraba en el lado mexicano del muro, fue declarado "no culpable" de cargos de asesinato en segundo grado por un jurado en la corte federal en Tucson, Arizona.

El jurado no pudo llegar a un veredicto en cargos menores de homicidio u homicidio involuntario.

"Es muy deprimente que con evidencia tan clara de que esto fue un asesinato, la ley de los Estados Unidos permita que un oficial pueda matar a una persona sin enfrentar consecuencias, esto a pesar de tener tantas pruebas como fueron vídeos, fotografías y testigos especializados", dijo a Efe Richard Boren, representante de la Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza, con base en Tucson.Boren indicó que desafortunadamente mucha gente "simpatiza" con la Patrulla Fronteriza cuando argumentan que se estaban defendiendo y que temían por su vida al ser atacados con piedras, como sucedió en este caso.

"Es una gran injusticia, el joven recibió 10 tiros por la espalda y aun así dijeron que (el militar) era inocente", enfatizó el activista.

La familia de José Antonio Elena Rodríguez, el joven de 16 años de edad que fue muerto el 10 de octubre del 2012 por el agente fronterizo Lonnie Swartz, quien disparó en varias ocasiones a través de la valla fronteriza entre Nogales (Arizona) y Nogales (Sonora, México), no ofreció declaraciones al salir de la corte esta tarde en Tucson.

Swartz tampoco ofreció algún comentario al final y salió acompañado de sus abogados.

Sin embargo, varias decenas de personas situadas en la vía pública frente al edificio mostraron su indignación por el veredicto.

NOTA RELACIONADA: Agente Lonnie Swartz fue declarado no culpable de matar a adolescente a través de la cerca fronteriza

Los manifestantes portaban carteles con una fotografía con el rostro de Elena Rodríguez, y otros en los que se podía leer textos como "Alto a los abusos con la migra", "Nuestra frontera no es una zona de guerra" y "Exigimos que se haga juicio penal para los asesinos".

Extendieron una tela de color negro para representar el muro fronterizo y pusieron 16 velas, como símbolo de cada uno de los disparos emitidos por el agente.

Algunos de los manifestantes, como la activista Isabel García, directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, no pudieron contener las lágrimas.

"Fue el peor veredicto que podíamos haber tenido", dijo García a Efe.

La activista explicó que la fiscalía tiene la opción de presentar nuevamente el caso en contra del agente, pero solo por los cargos menores y ya no por el cargo mayor de asesinato en segundo grado.

El juicio, que anteriormente fue suspendido hasta en siete ocasiones, significó la primera vez que un agente de la Patrulla Fronteriza enfrentaba cargos criminales por una muerte ocurrida del lado mexicano del muro.

El juicio contra Swartz comenzó a finales del mes pasado y duró tres semanas, para luego el jurado deliberar durante cinco días.

En declaraciones a Efe, previas al veredicto, Araceli Rodríguez, madre de José Antonio Elena Rodríguez, dijo que si el jurado declaraba 'no culpable' a Swartz, estaría siendo "cómplice de un asesinato".

"Las pruebas las tienen, se presentaron 28 testigos, no sé qué es lo que el jurado quiere ver, todo estuvo muy claro, han sido muchos años esperando por justicia", sostuvo entonces.

El tiroteo se produjo alrededor de las 11:30 de la noche del 10 de octubre del 2012, cuando los agentes de policía en Nogales y agentes de la Patrulla Fronteriza respondieron a una llamada sobre una sospechosa actividad cerca del muro fronterizo por cruce de contrabando.

Los reportes iniciales de la Patrulla Fronteriza indican que los agentes vieron a dos personas abandonar una carga de drogas y correr hacia México. Posteriormente, éstos les lanzaron piedras desde el lado mexicano a lo que obligó a los agentes, según el informe, reaccionar con disparos.

El informe de la autopsia indica que Elena Rodríguez recibió diez impactos de bala, todos por la espalda.

Testigos del hecho afirmaron que el joven caminaba por la calle que limita con el muro fronterizo de más de 30 pies de alto.

El nombre del agente fronterizo, que disparó su arma en 16 ocasiones y durante 34 segundos a través del muro en Nogales, Arizona, no fue hecho público hasta 2 años después del tiroteo, cuando el juez de distrito Raner C. Collins ordenó darlo a conocer en noviembre de 2014.

El agente Swartz, quien había sido transferido a labores administrativas mientras duró el juicio, se declaró no culpable durante una audiencia en octubre último en la corte federal de Tucson.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2018/04/24/califican-de-deprimente-veredicto-por-muerte-de-mexicano-jose-antonio-elena/546133002/