Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Aseguran que limitar la Avenida Central a un solo carril en ambas direcciones, congestionaría el área y provocaría el cierre de empresas

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Autoridades de Phoenix han anunciado la extensión de la ruta del tren ligero planificada hacia el sur del área metropolitana, como un servicio esencial y ya con retraso, que conectará a la diversa comunidad que existe, con las oportunidades de empleo y educación en el centro de la ciudad y más allá.

Pero en las últimas semanas, más de 3 mil propietarios de negocios, residentes y usuarios del sur de Phoenix, firmaron una petición argumentando que ya no quieren el tren ligero.

Un grupo denominado "4 Lanes or No Train", solicitó al Concejo Municipal que cambie o cancele sus planes sobre el tren ligero, provocando un debate de tres horas en la reunión del miércoles pasado. Se discutió sobre si la ciudad debería avanzar con la extensión de seis millas del tren ligero por la Avenida Central, desde la Calle Jefferson y hasta el Camino Baseline.

La disputa sobre la extensión sur-central han estado vigente desde el 2012, pero varios empresarios dijeron al consejo que recientemente entendieron que incluir el tren ligero, requerirá que la Avenida Central se reduzca a dos carriles vehiculares, uno en cada dirección, a lo largo de todas las seis millas del proyecto.

Valley Metro y el personal de la Ciudad de Phoenix expusieron que no creen que la disminución del carril, afecte negativamente a las empresas a largo plazo e hicieron promesas de programas de asistencia comercial para los propietarios de las tiendas.

Pero a muchos de los residentes y dueños de negocios de esa área, una comunidad diversa de latinos, afroamericanos y gente de bajos ingresos, les preocupa que este sea el comienzo de una repoblación y el final de sus medios de subsistencia.

¿Menos carriles afectarán a las empresas?

Celia Contreras tiene un negocio de polarizado de ventanas, ubicado sobre la Avenida Central y vive en una pequeña casa conectada a su establecimiento.

Delante de la tienda hay un letrero descolorido que dice "Polarizando ventanas desde 1995" y ahora una nueva pancarta que dice "SOUTH PHOENIX 4 LANES O NO TRAIN", con una foto de un tren tachado.

Contreras y sus tres hijos se han lanzado a protestar contra los planes actuales y han buscado el apoyo del vecindario.

Ella comentó que sabe que otras partes de la ciudad han protestado por las extensiones del tren ligero en el pasado, pero esta vez la comunidad no va a retroceder.

"Están viniendo por el camino equivocado", dijo Contreras.

A Contreras le preocupa que quitar dos carriles de tráfico, los lleve a una Avenida Central muy congestionada. “Cuando los conductores se den cuenta de esto”, expuso, “tomarán diferentes rutas y ya no frecuentarán las tiendas de esta avenida”.

Otros propietarios de restaurantes, tiendas minoristas, morgues y otros tipos de negocios muy diversos, compartieron preocupaciones similares con el Consejo de la Ciudad.

Contreras cree que la ciudad quiere que los pequeños negocios a lo largo de la Avenida Central fracasen, cierren y luego vender la tierra a los inversionistas, quienes instalarán apartamentos y condominios como los que se ven en otras áreas sobre la ruta del tren ligero.

"Es ... ¿cómo es la palabra que dicen en inglés?" pensó en voz alta.

Unos minutos más tarde, ella recordó: "Gentrificación" (Proceso mediante el cual la población original de un sector o barrio, generalmente céntrico y popular, es progresivamente desplazada por otra de un nivel adquisitivo mayor).

¿Por qué dos carriles?

Scott Smith, gerente general de Valley Metro, dijo que el plan original era mantener cuatro carriles de circulación en la Avenida Central, pero "simplemente no hay suficiente espacio" aseguró.

Si Valley Metro y Phoenix hubieran decidido avanzar con cuatro carriles, tendrían que haber adquirido una gran cantidad de terrenos de los propietarios de los alrededores. Smith estimó que 80 estructuras se habrían demolido total o parcialmente.

"Muchos de los negocios que están molestos por esto ... están trabajando en edificios que se verían afectados si ampliáramos la calle a cuatro carriles", dijo Smith.

La distribución que Valley Metro está planificando, incluye solamente un carril amplio para vehículos y un carril para bicicletas en ambas direcciones. Algunos personas en la comunidad han argumentado que esto podría mejor dividirse en dos carriles más pequeños, y sin una ruta para bicicletas.

Smith y el Departamento de Transporte de la ciudad dijeron que han considerado esto, pero creen que sería inseguro.

Contreras argumenta que eso es una excusa. Ella dice que su grupo está dispuesto a pagar por un ingeniero independiente para analizar el proyecto y determinar si dos carriles son posibles, sin tomar tierra adicional de los propietarios, siempre y cuando la ciudad reembolse su inversión si el especialista les da la razón.

¿El público fue incluido?

Valley Metro ha estado organizando reuniones públicas sobre la extensión del tren ligero de Sur-Central desde el año 2012. El Concejo Municipal de Phoenix aprobó la configuración de dos carriles durante una reunión pública en el 2014.

Entonces, ¿por qué la comunidad ahora está expresando estas preocupaciones?.

Varios dueños de negocios dicen que nunca fueron informados.

"Si hubieran sido directos con nosotros, esto nunca hubiera llegado tan lejos", dijo Larry Cohen, dueño de una Casa de Empeño en la Avenida Central.

Rachel Palopoli, una de las propietarias del establecimiento Planet Recycling, dijo que ha estado asistiendo a reuniones sobre la extensión del tren ligero durante años. Su negocio también está frente a la Avenida Central, pero se encuentra al norte de la Interestatal 17.

Inicialmente ella se opuso al tranvía que pasaría frente a su negocio, pero comentó que los empleados de la ciudad y de Valley Metro le dijeron repetidamente que todos en la ruta hacia el sur, estaban "totalmente subidos en el proyecto" y "no podían esperar" a que llegara ya el tren ligero.

Cuando se enteró recientemente del Grupo "4 Lanes or No Train", se sorprendió y aceptó apoyar su causa.

Smith y el personal de la ciudad dijeron que han hecho extensos contactos con la comunidad, citando a más de 340 reuniones públicas, tocado en más de 2 mil puertas, colocado anuncios publicitarios, enviado comunicados de prensa y muchas cosas más.

Varios propietarios de establecimientos y residentes del sur de Phoenix cuestionaron estos números.

Cohen expuso que ninguna de esas reuniones se llevó a cabo en un entorno individual, que les explicara la disminución del carril y el impacto para los dueños de negocios.

Byron Waldrep, gerente de Pete's Fish and Chips, dijo que en tres días consiguió 600 clientes que firmaron una petición exponiendo que no apoyaban la disminución de los carriles. La mayoría de ellos no había oído hablar de la reducción de la vialidad, expuso.

Larry White, Jr., propietario de Lolo's Chicken and Waffles, recalcó que fue incluido en una lista como miembro del Community Working Group para la extensión del tren ligero, pero que él nunca se ha involucrado y no apoya el proyecto en su forma actual.

Alrededor de una docena de personas le dijeron al concejo que habían escuchado sobre la extensión del tren ligero durante años, incluida la configuración del carril, y lo apoyaban.

Vicki Anderson comentó que posee dos propiedades cerca de la Avenida Central y ha asistido a reuniones públicas sobre el tren ligero desde 2012, a menudo arrastrada por su pequeña hija de 3 años.

Ella se dice a sí misma una "contribuyente educada que apoya mucho al tren ligero”.

"La gente opositora tuvo la cantidad exacta de tiempo que tenía para razonarlo, para oponerse", dijo Anderson. "Y estoy enojada como contribuyente porque todavía estamos debatiendo esto y nos estamos tomando el tiempo, tiempo valioso de otras personas, porque esto fue aprobado para seguir adelante en 2014 ".

Déjà vu

Smith fue anteriormente alcalde de Mesa, donde otra ruta importante, la Calle Main, también se redujo a un carril para vehículos en cada dirección cuando se extendió el tren ligero.

"Siento que estoy viviendo un déjà vu", comentó Smith.

Recordó que muchas empresas temían que la reducción del carril disminuyera el tráfico en el área, pero ese no ha sido el caso.

"En Mesa, hemos visto que los recuentos de tráfico son prácticamente los mismos y, de hecho, han aumentado ligeramente con respecto a los números previos al tren ligero. No hemos ahuyentado el número de automóviles", dijo.

Smith recapituló que durante la construcción y después de la inauguración del tren ligero, Valley Metro y Phoenix ofrecerán programas de asistencia comercial para entrenar a las empresas para adaptarse a los cambios. Además, proporcionarán un mejor mercadeo y señalización durante la construcción.

“Los veremos en la corte”

Smith le expuso al concilio que Valley Metro necesita comenzar la fase de ingeniería de la extensión del tren ligero para este verano, a fin de cumplir con los plazos federales.

Si el consejo comenzara el proceso e intentara diseñar la extensión con cuatro carriles, Valley Metro seguramente no respetaría ese plazo y probablemente perderá cientos de millones de dólares en fondos federales, dijo.

El ayuntamiento votó 5-2 para rechazar la petición ciudadana, pero destinará dólares adicionales para la asistencia comercial.

Varios de los concejales admitieron que la configuración de dos carriles y las inquietudes de la comunidad eran preocupantes, pero el riesgo de perder cientos de millones de dólares en dinero federal y la posibilidad de nunca llevar el tren ligero al sur de Phoenix, era demasiado grande.

El concejal Jim Waring votó a favor del reclamo y desechó la extensión porque tiene una oposición fundamental al tren ligero.

El concejal Michael Nowakowski, quien representa el área y votó por la configuración de dos carriles en 2014, también apoyó la nueva petición. Dijo que apoya al tren ligero, pero ahora no está de acuerdo con la configuración de solamente dos carriles.

Alzo la voz durante la reunión, acusando a los encargados del proyecto de tirar la pelota y no mantener informados a los dueños de negocios.

También advirtió que la falta de participación ciudadana podría llevar a la ciudad a los tribunales y arruinar cualquier posibilidad de llevar el tren ligero al sur de Phoenix.

Cohen le dijo a The Arizona Republic antes de la votación del consejo, que el grupo opositor ya ha consultado con abogados y planea llevar sus preocupaciones al gobierno federal.

"Los veremos en la corte", dijo Cohen.

Traducción: Alfredo García

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2018/04/05/empresarios-oponen-tren-ligero-sur-phoenix/490810002/