El comentario va dirigido a zanjar la polémica que ha generado la defensa del presidente hacia un exfuncionario acusado de maltratar a sus dos exmujeres

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

WASHINGTON -- La Casa Blanca aseguró hoy que el presidente, Donald Trump, "apoya a las víctimas de violencia doméstica", en un intento de zanjar la polémica que ha generado su defensa de un exfuncionario acusado de maltratar a sus dos exmujeres.

"El presidente se toma muy en serio la violencia doméstica", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en su conferencia de prensa diaria.

"El presidente apoya a las víctimas de violencia doméstica por encima de todo lo demás, pero cree que todo el mundo debería ser tratado de forma justa y con debido proceso", añadió.

La portavoz aseguró que había hablado con Trump y él le había "expresado directamente ese mensaje" de apoyo a las víctimas de violencia doméstica, que contrasta con las declaraciones que el presidente ha hecho a la prensa y en Twitter.

No obstante, Sanders subrayó que, para Trump, "una mera acusación no debería ser el factor determinante para (declarar culpable a) cualquier individuo", y cree que "debe seguirse un debido proceso".

"No está posicionándose a favor de unos ni de otros", afirmó la portavoz.

Sanders trataba así de contener el revuelo que ha causado la respuesta de Trump al caso de Rob Porter, que la semana pasada abandonó su cargo como secretario de personal de la Casa Blanca después de que sus dos exesposas lo acusaran de maltratarlas física y psicológicamente.

El viernes, en sus primeras declaraciones sobre el asunto, Trump pidió a la prensa que recordara que Porter "dice que es inocente".

"Le deseamos lo mejor, ha trabajado muy duro. Nos enteramos de esto hace poco y me sorprendió, pero ciertamente le deseo lo mejor y es un momento duro para él", dijo Trump, quien no hizo ninguna mención a las mujeres supuestamente maltratadas por el exfuncionario ni a la fotografía en la que una de ellas aparece con el ojo morado.

Horas después, otro funcionario de la Casa Blanca, el redactor de discursos David Sorensen, también abandonó su puesto después de que su exmujer lo acusara de haberla maltratado física y emocionalmente durante sus dos años y medio de matrimonio.

Tanto Porter como Sorensen han negado las acusaciones, y el sábado, Trump pareció ponerse del lado de ellos dos y de otros hombres acusados de maltrato en el país.

"La vida de la gente está siendo destrozada y destruida por simples acusaciones. Algunas son verdaderas y otras son falsas. Algunas son viejas y otras nuevas. No hay recuperación posible para alguien que ha sido acusado falsamente: su vida y su carrera se van. ¿Es que ya no existe el debido proceso?", escribió en Twitter.

Los casos de Porter y Sorensen han puesto de relieve la dificultad de la Casa Blanca para responder al movimiento "Me Too" de denuncias de acoso sexual, dado que el propio Trump ha sido acusado por al menos 16 mujeres de propasarse con ellas en el pasado, unas alegaciones que su equipo siempre ha tachado de falsas. 

Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2018/02/12/trump-contra-violencia-domestica-porter/331184002/