SUBSCRIBE NOW

Jovencito que sobrevivió la inundación de Payson encuentra al hombre que le salvó la vida

Solo sabe que se llamaba 'Kelly', y que éste lo rescató cuando la corriente lo separó de su familia

Yihyun Jeong
The Republic | azcentral.com | La Voz
El niño Acis Raiden García anda en busca del buen samaritano que le salvó la vida.
  • Raiden, su padre Julio García, su mamá Esthela Atondo y su hermanita de 1 año Marina García fueron los únicos sobrevivientes de la tragedia
  • El chico le explicó a su mamá cómo nadaba lo más fuerte que podía, pero las olas seguían sumergiéndolo
  • Un hombre escuchó su pequeña pero poderosa voz y maniobró a través de las rocas para llegar al niño

Gracias al poder de los medios sociales el niño que sobrevivió el mortal deslave que le quito la vida a nueve de sus familiares pudo agradecerle al buen samaritano quien le salvó la vida.

Acis Raiden Garcia, de 8 años, se encontraba en una misión para encontrar al hombre quien lo rescató del agua cuando una “ola negra” se vio por Ellison Creek el sábado cuando se encontraba jugando con su familia.

Kelly.

Era el único nombre que el niño, quien todos llaman Raiden, sabía de su héroe.

El recordaba que el hombre tenía una grande barba blanca y cabello gris.

Recordó como el hombre lo distrajo mientras imitaba al actor Arnold Schwarzenengger para mantenerlo calmado y distraído de lo que le sucedió al resto de su familia.

El quería agradecerle al hombre. Y su madre también. Tasha Baker, está aliviada de tener a su hijo salvo en casa.

El martes en la tarde, Baker compartió la descripción de “Kelly” en los medios sociales pidiendo que por favor la ayudaran a conectarse con el “ángel” de su hijo.

En menos de dos horas Baker y Raiden lo encontraron.

El miércoles en la tarde, Baker publicó una actualización en Facebook.

“Hicimos lo que nos propusimos y eso fue encontrar Kelly reconectarnos con él”, escribió Baker. “Gracias a todos los que hicieron todo en su poder para asegurarse que nos reconectáramos con este magnífico hombre”.

Baker le dijo al Arizona Republic que le dejó un mensaje de voz en el teléfono a Kelly en la mañana, y más tarde durante el día le regresó la llamada.

“Nos fue bien”, expresó. “Estaban felices de hablarse nuevamente”.

Los dos no hablaron en “Arnish” el lenguaje que inventaron hablando como Arnold Schwarzenengger mientras esperaban al equipo de rescatistas.

Eso tendrá que esperar hasta que se reúnan en persona.

Baker se encontraba contenta de la oportunidad para expresar su gratitud al hombre que le ayudó a rescatar a su hijo. Kelly estará fuera de la ciudad pero planearán algo para reunirse pronto.

De acuerdo con la cuñada de Kelly, él se encuentra recuperándose de los trágicos eventos que ocurrieron durante el fin de semana.

Él se encontraba en en la zona con su familia, incluyendo sus dos hijos. Ellos pudieron encontrar un lugar salvo antes de que escuchará los gritos de ayuda de Raiden.

Kelly ayudó al pequeño niño antes de que se lo llevara la fuerte corriente.

“Aún se encuentra sacudido por las posibilidades del 'hubiera'", comentó su cuñada al Arizona Republic.

El diario no ha publicado el apellido de Kelly o de su familia porque él aún no ha decidido hacerlo público.
Inclusive antes de que la historia se volviera viral en los medios sociales, la familia de Kelly sabía sobre lo que sucedió, explicó su cuñada.

“Kelly es padre de familia, hizo lo que tenía que hacer” y agregó “nadie se sorprendió de saber que fue él el valiente”.

Ella comentó que su familia vio el artículo publicado por el Arizona Republic donde dice que el niño quería encontrar a Kelly para agradecerle por salvarle la vida. Ellos rápidamente compartieron la noticia con Kelly, quien no estaba seguro de qué hacer.

“Él no es el tipo de persona que quiere atención de esto. Él lo hizo porque es lo que el hace”, dijo la cuñada.

Asimismo, agregó que Kelly únicamente contactaría a Raiden si eso significaba algo para el niño. Que él no buscaba que lo convirtieran en un héroe.

Cuando Baker y su hijo comenzaron la búsqueda, Baker esperaba que eso le ayudara a su hijo a distraerse de la tragedia familiar “por lo menos un momento”.

Y así fue, comentó Baker el miércoles por la tarde.

“Ayudo a mi hijo a pasar los últimos días y ahora solo queremos pasar tiempo juntos mientras esperamos que encuentren a su tío y podamos velar al resto de la familia”.

Cómo es que sobrevivió

Raiden todavía está tratando de entender lo que sucedió cuando él y su familia acudieron a Ellison Creek, el sábado pasado. Una "ola negra" se abrió paso por donde todos estaban chapoteando, en un día caluroso en el que celebraban el cumpleaños de su tía.

La Oficina del Alguacil del condado de Gila dijo que el niño al que llaman "Raiden", su padre, Julio García de 29 años de edad, su mamá Esthela Atondo de 28 años (Madrasta de Raiden) , y su hermanita de 1 año, Marina García , fueron los únicos que sobrevivieron. Su tío, Héctor Miguel Garnica de 27 años, sigue desaparecido.

"Le dijimos a Raiden lo que le pasó a los demás", dijo la madre del niño Tasha Baker a The Arizona Republic, el martes por la noche. "Lo tomó muy mal, sólo quería que lo dejaran sólo".

Baker dijo que ella y su novio han luchado desde entonces para acercarse y hablar con Raiden sobre la tragedia. Pero al comentar poco a poco sobre lo que había ocurrido, encontraron algo que el muchacho recordaba con gusto; a un hombre llamado "Kelly".

"Estaba solo"

El chico dice que solamente recuerda ese nombre y que es lo único que ahora no puede olvidar, comentó Baker.

Kelly lo salvó de las aguas turbulentas cuando Raiden se separó de su familia.

García, Atondo y la pequeña lograron quedarse juntos durante el caos aferrándose a una rama para mantenerse a flote, el padre sujetando a su hija, dijo Baker.

Explicó que la supervivencia "Fue sólo cuestión de suerte". "Pero Raiden fue incluso más afortunado porque tenía a Kelly".

NOTA RELACIONADA:Anuncian eventos de recaudación de fondos para ayudar a familiares de las víctimas de Payson, AZ

Haciendo memoria sobre los acontecimientos con su madre, el muchacho le dijo: "El agua nos golpeó, y yo contenía el aliento."

Ese día, una fuerte tormenta cayó cerca a unas 8 millas río arriba a lo largo de Ellison Creek. El agua rápidamente inundó el estrecho cañón donde la familia estaba disfrutando de un refrescante chapuzón.

El agua, que los oficiales han descrito como "una ola negra de 6 pies de alto y 40 pies de ancho", se trasladó a una velocidad de 45 mph, arrastrando árboles, piedras, y restos de cenizas y hollín proveniente de la quemazón del Highline. El incendio forestal ocurrió a principios de este verano.

El chico le explicó a su mamá cómo nadaba lo más fuerte que podía, pero las olas seguían sumergiéndolo. Dijo que no podía ver nada.

Afortunadamente, fue arrastrado a una zona donde el agua no estaba corriendo tan rápido, y fue capaz de agarrarse de un tronco, recordó.

A partir de ahí, el jovencito comenta que gritó lo más fuerte que pudo para pedir ayuda. Que no podía ver a nadie, solamente agua oscura y muchos escombros.

Un hombre que había llegado al terreno más alto antes de que el agua se precipitase a través del cañón, escuchó su pequeña pero poderosa voz y maniobró a través de las rocas para llegar al niño.

Héctor Garnica de 27 años, aún desaparecido en la tragedia de Payson, junto a su hijo Danny de 7 años.

Mientras tanto, Raiden trató de subirse al tronco y sobre una roca que estaba apoyada contra él, pero se resbaló, explicó Baker de lo que le contó su hijo.

"Él ...", la madre hizo una pausa mientras respiraba profundamente. Cayó de nuevo en el agua y volvió a luchar, estaba sólo.

Pero entonces apareció Kelly, le dijo Raiden a su mamá. Jaló a Raiden a una zona más segura en el arroyo.

"Estaba allí para salvarlo, estaba en ese lugar para mi hijo", expresó Baker.

El muchacho no podía ser totalmente sacado del río, pero estaba a salvo. El hombre decidió entonces distraerlo hasta que llegara la ayuda.

"Mientras esperábamos Kelly y yo hablamos 'Arnish' ", recordó Baker que le contó su hijo, mientras conducían a Flagstaff después de que lo dieron de alta de un hospital de Payson.

"Arnish", fue un lenguaje que inventaron Raiden y Kelly, hablando como Arnold Schwarzenegger, explicó el muchacho a su madre.

Raiden había sabido apenas quién era Schwarzenegger y cree que eso fue "impresionante", comentó Baker.

"Kelly hizo un trabajo increíble manteniendo a mi hijo distraído y no enfocado en todo lo que estaba pasando", aseguró.

Ahora, ella y su hijo quieren encontrar a Kelly.

"Quiero agradecerle en persona por ayudar a mi hijo de la manera en que lo hizo", dijo Baker. "(Raiden) también quiere darle las gracias".

La Oficina del Alguacil no ha respondido a una petición de comentario sobre el rescate del niño.

Buscando ayuda a través de las redes sociales

La intención de encontrar al misterioso buen samaritano ayudaría al niño a adaptarse y mantener su mente fuera de la tragedia familiar ", al menos por un momento", comentó Baker.

Ella y Raiden esperan conectarse con el hombre a través de las redes sociales. Después de unos cuantos mensajes en línea con la descripción de Kelly - un hombre de raza blanca de piel bronceada, de mediana edad y de pelo y barba entrecano - la solicitud ha sido ampliamente compartida.

MÁS:Una fiesta que se convirtió en tragedia para una familia latina en Payson, Arizona

"Una cantidad abrumadora de gente está tratando de ayudarnos, están llegando a todos en la comunidad", dijo Baker. "Creo que todo el mundo está buscando algo de bondad para aferrarse a todo eso".

Un correo electrónico en particular ya llevó a Baker a conocer a un médico que trató a su hijo en el Banner Payson Medical Center, donde Raiden y sus familiares sobrevivientes fueron tratados por hipotermia.

El doctor se acercó a Baker, diciéndole que su hijo era "un individuo increíble" y había actuado con calma y madurez mientras estaba siendo evaluado, dijo Baker.

La familia planea ir al hospital la próxima semana, comentó, para llevar algo para el personal que se encargó de ellos.

"Quiero expresar mi gratitud. Yo no estaba allí, y no pretendo ni siquiera entender lo que mi hijo, su padre y toda su familia pasaron", dijo Baker. "Estoy tan agradecida con las personas que hicieron el proceso mucho más fácil para mi hijo."

Baker comentó que el padre de Raiden y el resto de su familia permanecen en el área de Payson, en espera de noticias sobre Héctor Garnica. La esposa de Héctor, María Raya-García, de 27 años, y sus tres hijos, Emily Garnica, 3; Mia Garnica, 5; Y Daniel Garnica, de 7 años, murieron en el desbordamiento.

También fallecieron:

  • Maribel Raya-García, de 24 años, hermana de María Raya.
  • La hija de Maribel, Erica Raya-García, 2.
  • Javier Raya-García, de 19 años, hermano de María y Maribel.
  • Selia García Castenada, de 57 años, madre de María, Maribel y Javier.
  • Jonathan León, de 13 años, nieto de Selia García.

María Raya-García había sido amiga de Baker desde la preparatoria, le dijo a The Republic.

Baker recordó que cuando se cambió a una escuela donde los estudiantes hablaban predominantemente en español, se sentía como una extraña. Raya, sin embargo, se hizo amiga de ella de inmediato y siempre la invitaba después de la escuela.

Allí es donde Baker conoció a García - el padre de Raiden - y Raya "la hizo de cupido", dijo.

"Ella era una alma increíble y era amigable todo el tiempo", dijo afligida Baker. “Siempre quiso a mi hijo”.

MÁS:Familiares de las víctimas del deslave en Payson celebraría otro cumpleaños este domingo, ya fue cancelado

"Realmente espero que encuentren al tío de Raiden pronto, porque esto está arrastrando a todos ellos en el proceso... lo hace más difícil, necesitan cerrarlo, necesitan algo de paz", clamó.

Cualquier persona con alguna información sobre "Kelly" se le pide que contacte al reportero en yjeong@arizonarepublic.com, para ayudar a conectarlo con Baker y Raiden.

Siga al reportero en Twitter @yihyun_jeong.

Traducción: Alfredo García