SUBSCRIBE NOW

Mentira, que confabulé con rusos: Sessions

Aseguró que nunca mantuvo conversaciones con los rusos sobre "ningún tipo de interferencia" en las elecciones

Agencia Reforma
Jeff Sessions, fiscal general de Estados Unidos.
  • Sessions se reunió con funcionarios del Departamento de Justicia, incluidos funcionarios de ética de alto nivel.
  • Sessions retrató su recusación como resultado de su papel en la campaña de Trump.
  • Negó que esa condición signifique que no puede ejercer una política de mano dura en el manejo del FBI.

WASHINGTON, D.C.- El Fiscal General estadounidense, Jeff Sessions, abrió su testimonio ante el Comité de Inteligencia del Senado con una feroz defensa.

El Secretario aseguró que nunca mantuvo conversaciones con los rusos sobre "ningún tipo de interferencia" en las elecciones y manifestó su irritación porque se le quiera acusar de cualquier otra implicación.

"La sugerencia de que participé en cualquier colusión, de que yo era consciente de cualquier colusión con el Gobierno ruso para lastimar a este país, al que he servido con honor por 35 años, o para socavar la integridad de nuestros procesos democráticos, es una terrible y detestable mentira", indicó, refiriéndose a sus antiguos colegas en el Senado, con quienes, resaltó, trabajó durante 20 años.

NOTA RELACIONADA:Sessions testificará en Senado en una audiencia pública sobre la trama rusa

Sessions, quien sirvió como asesor de campaña de Trump, contó que el día después de jurar como Fiscal General, el 9 de febrero pasado, se reunió con funcionarios del Departamento de Justicia, incluidos funcionarios de ética de alto nivel.

Del 10 de febrero al 2 de marzo, el día en que Sessions anunció formalmente que se recusaría de la pesquisa del FBI sobre la injerencia rusa en la elección, Sessions dijo que no era consciente de ningún detalle de la investigación en curso sobre la injerencia rusa en la elección.

Aseguró que no fue informado de ningún detalle de la investigación ni accedió a ninguna información sobre la misma incluso antes de que se recusara del caso.

Sessions retrató su recusación como resultado de su papel en la campaña de Trump, en lugar de porque alguien pudiera pensar que hubo una interacción inapropiada con rusos.

"(...) Es importante decir, me recusé no porque hubiera hecho algo malo durante la campaña, sino por regulaciones del Departamento de Justicia (...) lo requerían. Esa regulación establece, en efecto, que los empleados del departamento no pueden participar en pesquisas de una campaña en la que hayan servido como asesores.

MÁS:Comey marca el camino de un posible 'impeachment' a Trump

El fiscal, sin embargo, negó que esa condición signifique que no puede ejercer una política de mano dura en el manejo del FBI.

"Francamente, es absurdo sugerir que mi recusamiento de una investigación en específico me inhabilitaría de manejar el Departamento de Justicia.

"Me recusé de cualquier investigación de la campaña de Trump, pero no de defender mi honor de acusaciones groseras y falsas.

También negó rotundamente recordar cualquier interacción con funcionarios rusos el año pasado en el hotel Mayflower, como sugirió el ex director del FBI, James Comey, en su audiencia en el Senado la semana pasada.

Sessions contó, en cambio, que sí asistió a una recepción con dos docenas de personas, junto con su personal y el Presidente Donald Trump.

Aseguró que no recuerda ninguna interacción con ningún funcionario ruso en el hotel.

"Asistí a una recepción con mi personal, estuvo presente Trump y otras personas. Pero sí recuerdo otras conversaciones que tuve antes de esa recepción. Yo no recuerdo otras reuniones o haber hablado con el Embajador ruso.

Pero sí asistí a una recepción, una reunión en la que sí estaba el Embajador ruso. Pero es un tema aparte a la injerencia rusa en las elecciones pasadas", relató.

Sessions rebatió asimismo la acusación de que mintió en su audiencia de confirmación al ocultar sus encuentros con el Embajador ruso.