LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La noche del martes, cuando parecía inevitable que Donald Trump se convertiría en el próximo presidente de los Estados Unidos, Pablo Julián Zepeda se negó a aceptarlo.

Fue hasta la mañana siguiente, cuando se confirmó la victoria del republicano que el joven residente de Phoenix dijo sentirse devastado.

En Arizona, 46 mil 276 personas son beneficiarias de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés) y han recibido alivio de deportación y un permiso de trabajo. Aunque el programa siempre ha sido temporal, la realidad de que desaparezca está cercana bajo una administración liderada por Trump.

"Me da miedo que lo pueda perder a cualquier momento, porque me siento privilegiado en el sentido de que pude conseguir un permiso de trabajo que me permite hacer lo que cualquier otro ciudadano americano puede hacer", dijo Zepeda.

La elección de Trump ha generado muchas preguntas y pocas respuestas para el futuro de inmigrantes como Zepeda.

Como candidato, el ahora presidente-electo prometió revocar DACA, y crear una fuerza especial para deportar a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estiman que residen en el país.

Pero muchos de los detalles específicos aún quedan por aclararse, dejando a recipientes de DACA con gran temor por el futuro.

"Personalmente, me da temor de que mucha gente dejará de aplicar, me da temor que se van a dar por vencidos", declaró Cynthia Domenzain Mejía, quien tiene DACA.

Ella es una organizadora con Trans Queer Pueblo, un grupo comunitario basado en Phoenix que ayuda inmigrantes indocumentados de la comunidad LGBT.

A través de su trabajo, Domenzain ayuda a otros inmigrantes a completar su solicitud de DACA, y detalló que en los últimos meses de la contienda presidencial recibió muchas preguntas de solicitantes sobre el futuro del programa, pero no tiene respuestas.

"Para ser honesta, quiero mantener la cabeza en alto y pensar que si les ayudamos a las personas a que empiecen el proceso, tal vez Trump llegando a la presidencia tenga un ligero cambio", explicó. "Al ver como estamos contribuyendo a la economía americana, como hemos estado contribuyendo con impuestos".

Listos para luchar

Con unas gafas de sol que escondieron su mirada, la dreamer Abril Gallardo dijo el miércoles en la mañana estar en “shock”.

“No sé todavía cómo reaccionar”, dijo la inmigrante mexicana y organizadora comunitaria.

¿Y el cuál es el plan?

“Organizarse”, respondió Adriana Garcia Maximiliano, de 24 años. Esa fue la receta que funcionó para vencer al Alguacil Joe Arpaio en las pasadas elecciones.

“Espero ver que esto energice a la gente, y que se unan al movimiento”, dijo Garcia Maximiliano.

Mitzi Castro, co fundadora de No Hay Sueño Diferido, está de acuerdo. Aunque aún no digiere la realidad completa, anticipa que lo que se viene será una lucha cuesta arriba, pero vencerá si hay unidad.

“Me tengo que preparar para la lucha de manera espiritual, mental y física”, dijo Castro. “Va a estar bien cabrón. Este es el momento. Ya se vio que todos juntos podemos hacer el cambio, es importante sacar ese guerrero y guerrera que llevamos dentro”.

‘Trump tiene el poder, pero nosotros la fuerza’

En el centro de Phoenix, Maricruz Ramírez se limpió las lágrimas de su cara y a pesar de la incertidumbre que enfrenta, trató de sonreír.

Ella es indocumentada, pero se preocupa más por lo que le puede pasar a sus hijos quienes tienen DACA.

“Donald Trump ha traspasado odio a la gente, y tengo miedo de que como mis hijos tienen DACA sean intimidados por ese tipo de personas”, dijo Ramírez.

Pero aunque la noticia ha sido difícil de procesar, ella está segura de sí misma.

“Es difícil asimilarlo, teníamos el sueño de sentirnos como en casa, pero me siento capaz y con fuerza para seguir luchando. Trump tiene el poder pero nosotros tenemos la fuerza”, dijo Ramírez. “Lo que no te mata, te fortalece y con eso no hay quien te pare”.

Por su parte, Domenzain convocó una reunión de emergencia el miércoles donde miembros y simpatizantes de Trans Queer Pueblo como Zepeda crearon un plan de acción.

Incluye un énfasis en diseminar información importante a la comunidad, crear espacios seguros, y desarrollar fuertes lazos con otras comunidades que podrían verse afectadas por una presidencia Trump.

"Me hace sentir más tranquilo que nuestra comunidad se va a unir, y vamos surgir y luchar en contra de una supremacía blanca y todo el odio que este presidente traerá a nuestras comunidades", concluyó Zepeda.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/11/09/daca-trump-lucha-arizona/93552308/