SUBSCRIBE NOW

Refuerzan estrategia en lucha contra Arpaio

Bazta Arpaio es el primer proyecto de People United for Justice, organización que espera inyectar energía a la política local como nunca antes visto en esta generación de activistas latinos.

Laura Gómez
La Voz
  • El grupo Bazta Arpaio está movilizando a cientos de voluntarios contra el Sheriff Joe Arpaio.
  • Es el próximo paso en ejercer el movimiento político de la comunidad inmigrante de Arizona.
  • Es el primer proyecto de People United for Justice, un grupo que persiste la tradición de resistencia.

Son años de lucha los que líderes latinos han tenido que enfrentar para intentar remover al alguacil Joe Arpaio de su cargo.

Manifestantes buscan que Joe Arpaio sea arrestado por desacato criminal de una corte.

Ha sido casi una década de marchas, demandas, conferencias de prensa y denuncias en las redes sociales, que se traducen en los esfuerzos de cientos de hispanos por remover al alguacil del Condado Maricopa.

La persistencia de Arpaio continúa, y de nuevo se postula este 2016.  Pero los críticos del “Sheriff Más Temido de América” dicen que finalmente cosecharán el fruto de esos esfuerzos.  

“Yo creo que vamos a ganar”, dijo el líder Alfredo Gutierrez, quien ha rechazado las prácticas del alguacil de Condado Maricopa por una década.

Según Gutierrez hay “dos fenómenos” que pondrán el punto final al mandato de 23 años de Arpaio.

“Los dos fenómenos son: la corte y todo lo que hemos hecho. El juicio en contra de Arpaio no tenía la visibilidad que tiene hoy. No habíamos llegado al punto de que hay cargos criminales en contra de él”, dijo Gutierrez. “Y el otro es la organización Bazta Arpaio, que es lo mejor organizado que he visto”.

2016 - En Phoenix, cientos de voluntarios celebraron el arranque de una masiva movilización de voluntarios para ir puerta a puerta instando a votantes que no apoyen al Sheriff Joe Arpaio.

Arpaio, de 84 años, irá por su séptimo mandato "mano a mano" contra el demócrata Paul Penzone, ex sargento de la Policía de Phoenix, el 8 de noviembre. En una reciente encuesta realizada por The Arizona Republic y el Instituto Morrison, Penzone le lleva a Arpaio una delantera de 15 puntos.

La campaña del sheriff no respondió el lunes a una solicitud de declaración sobre Bazta Arpaio, pero en el pasado Chad Willems, director de la campaña de reelección de Arpaio, aseguró que el alguacil no va a renunciar y va a ganar otro mandato en la MCSO.

Arpaio fue enjuiciado el martes con cargos criminales por desobedecer intencionalmente las órdenes de juez federal.

Y el grupo que nació en agosto Bazta Arpaio— que combina la palabra ‘basta’ con la abreviación del estado ‘AZ’— está organizando y movilizando a cientos de voluntarios de varias comunidades para animar el voto contra el Sheriff.

Bazta Arpaio es el primer proyecto de People United for Justice (Pueblo Unido por la Justicia), una nueva organización sin fines de lucro pero con designación para tomar posturas políticas y partidistas. Hasta ahora, el grupo no ha respaldado a ningún candidato, ni siquiera al contrincante de Arpaio.

Creado por activistas de la comunidad inmigrante en Arizona, People United for Justice espera inyectar energía a la política local como nunca antes visto en esta generación de activistas latinos.

El sábado 22 de octubre, Bazta Arpaio reunió en Phoenix a más de 500 voluntarios provenientes de Tucson, California, Georgia y New Orleans, entre otras ciudades, para tocar en alrededor de 13 mil puertas de votantes y animarles a que se opongan a Arpaio, según la campaña.

El inmigrante mexicano Tichi Abundes, vistiendo una playera negra de "Bazta Arpaio", formó parte de éste esfuerzo.

Abundes, de 36 años, fue arrestado en el 2013 durante una redada laboral de la MCSO— práctica que líderes y abogados aseguran es inconstitucional.

"Siento que las cosas están cambiando, que la gente ya está más consciente de las cosas que ha hecho Arpaio", dijo Abundes.

Los inmigrantes Tichi Abundes (der.) y Maricruz Ramirez (izq.) hablan con el votante Manuel Enriquez durante una movilización de campo de Bazta Arpaio.

Una nueva herramienta para la comunidad

La misión de People United for Justice es abogar por la reforma del sistema de justicia penal y presionar por responsabilidad dentro de agencias policiacas, dijo Carlos Garcia, miembro de la junta directiva de ese grupo.

Para cumplir esa meta se debe primero desbancar a Arpaio, explicó Garcia.

“Arpaio simboliza lo peor de un agente de policía, lo peor de una persona anti inmigrante entonces no podemos empezar estos asuntos sin poder quitar el cáncer más grande que hay en estos asuntos, “dijo Garcia. “No podemos llegar a nuestras metas sin primero sacar a este señor”.

2010 - Los líderes Lydia Guzman (izq.) Danny Ortega (centro) y Carlos Garcia (der.) denuncian durante una conferencia de prensa al Alguacil Joe Arpaio por colocar obstáculos en una investigación sobre violaciones a derechos civiles en sus cárceles.

Garcia se inició en el activismo en el 2007, cuando Arpaio empleó una mano dura contra los jornaleros en el condado.

En 2008, Alejandra Gomez, miembro de la junta de People United for Justice, se involucró para protestar las redadas migratorias de la MCSO.

En 2010, Viridiana Hernandez, también miembro de la junta, empezó a públicamente protestar y criticar la SB 1070 catalogada como la ley más rígida contra los indocumentados en el país.

Garcia, de Puente, Hernandez del Centro para el Liderazgo de los Vecindarios (CNL, en inglés) y Gomez, de LUCHA, aseguran que las organizaciones comunitarias que surgieron hace unos años ya están listas para tomar el próximo paso y ejercer el movimiento político de la comunidad inmigrante de Arizona.

“Lo que hicimos en esos 10 años fue defendernos para poder crear una base, poder levantar los asuntos y poder poner en la lupa nacional e internacional lo que está pasando en Arizona”, dijo Garcia. “Pero ahora sale la necesidad de usar el poder que hemos creado, de una manera diferente, quizás más ofensiva, de poder empujar por leyes o de poder directamente ir contra candidatos que nos afectan como Arpaio”.

Además, con los cambios demográficos, en el cual hijos de inmigrantes y otros latinos ya hacen parte del bloque votante en Arizona, People United for Justice será una nueva herramienta para activarlos.

Persiste la tradición de resistencia

Hernandez, de 25 años, ve a la comunidad inmigrante más fuerte.

“Nuestra comunidad ha agarrado más valor, y nos hicimos más fuerte que nunca”, dijo Hernandez. “(People United for Justice) es la próxima evolución al trabajo que ha estado pasando en Arizona. Queremos exigir que las personas se hagan responsables y rindan cuentas”.

2016 - Viridiana Hernandez, con una playera insignia de la campaña Bazta Arpaio, anima una protesta contra el Sheriff del Condado Maricopa.

Añadió que la campaña Bazta Arpaio no sólo está tocando en las puertas de miembros latinos, pero también afroamericanos y otras minorías con bajos índices de participación electoral.

“Estamos hablando con personas a las que nadie nunca les habla. Estamos activando un nuevo grupo de votantes que nadie ha activado”, dijo Hernandez.

Repitió el slogan que Bazta Arpaio está usando: “Parando el reinado de Arpaio, y poniéndole alto al levantamiento de Trump”.

Gomez, quien trabajó en campañas anteriores Joe’s Gotta Go (Joe se tiene que ir) y Adiós Arpaio para sacar al alguacil, apuntó a los factores que impulsan al grupo Bazta Arpaio.

“Lo que veo esta vez es que nuestro electorado ha crecido demasiado, en esta campaña hay una unión entre la acción directa y hacer campaña política, y esos dos unidos han creado mucha energía entre la comunidad para involucrarse”, dijo Gomez. “Tenemos víctimas de la campaña de Arpaio que ahora son parte la campaña, y  chicos y grandes trabajando unidos con una meta de sacar a este hombre”.

Bazta Arpaio y People United For Justice son, según Gutierrez, parte de una lucha que han librado los mexicanos en Arizona por más de un siglo, desde que México perdió este territorio en la Guerra México – Estados Unidos.

“Esto es parte de una tradición muy larga de defender los derechos civiles de los mexicanos. En la generación mía era el movimiento chicano, la de mi padre por los sindicatos. Yo he estado metido en esta lucha por mucho más de 50 años, y no espero parar pronto”, puntualizó Gutierrez.

Contacte a la reportera: laura.gomez@lavozarizona.com

Twitter:@Laura_GomezRod

Teléfono: 602-405-1286