La ley dificulta a los inmigrantes el acceso a las licencias de matrimonio, pues cualquier persona que desee contraer matrimonio debe presentar su acta de nacimiento así como una visa no vencida

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

HOUSTON, Texas ---  Organizaciones defensoras de los derechos humanos han denunciado que una ley de Luisiana que obliga a los inmigrantes a presentar un acta de nacimiento para poder casarse es inconstitucional.

Aunque la ley fue aprobada en junio de 2015 con el argumento de que era necesaria para prevenir fraudes matrimoniales, ha cobrado ahora actualidad informativa después de que un diario de Washington expusiera el caso de un hombre enfermo de cáncer que debió viajar a casarse al vecino estado de Alabama.

"En este país la constitución les garantiza a todas las personas el derecho a contraer matrimonio sin tener que demostrar nada sobre su lugar de nacimiento", dijo Marjorie Esman, Directora Ejecutiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en ingles) en Luisiana.

La ley dificulta a los inmigrantes el acceso a las licencias de matrimonio, pues cualquier persona que desee contraer matrimonio debe presentar su acta de nacimiento así como una visa no vencida.

Sin embargo, en el 2008 una corte federal estableció que era inconstitucional negar licencias de matrimonio en base al estado migratorio de los solicitantes.

Pero además esta ley no afecta únicamente a las personas indocumentadas, sino a cualquier inmigrante que por una u otra razón no tiene y no puede conseguir su certificado de nacimiento.

"Para algunas personas esto es pedirles que reproduzcan un documento que no existe. No todos tienen un certificado de nacimiento, no todos nacieron en un lugar donde se provee uno, y algunas veces las personas provienen de sitios donde sus registros han sido destruidos con el tiempo," dijo Esman.

La ley ha cobrado interés publico al conocerse el caso del laosiano Out Xanamane, del que informó The Washington Post.

Xanamane padece un cáncer de hígado y tuvo que manejar siete horas desde Luisiana a Albama para casarse legalmente con su pareja, Marylin Cheng, una estadounidense con la que convive desde hace dos décadas y con la que tienen cuatro hijos.

El laosiano es residente legal y está en el proceso de hacerse ciudadano y aunque se su esposa y él contrajeron matrimonio en una ceremonia budista en 1997, nunca lo hicieron por la corte civil, ya que asumían que la ley los reconocía como un matrimonio de hecho.

Pero no fue así, ya que el estado de Louisiana solo reconoce los matrimonios formales que pasan por el proceso civil.

Xanamane y Cheng se vieron en la necesidad de contraer matrimonio legalmente luego de que el seguro medico de ella, que le cubre también a él, le exigiera prueba de certificado de matrimonio como requisito para continuar cubriendo los gastos médicos de los tratamientos para combatir el cáncer.

La pareja intentó casarse en Luisiana pero fueron rechazados en dos ocasiones por falta del certificado de nacimiento de Xanamane.

Él nunca tubo un certificado de nacimiento ya que nació en su propia casa, por lo que dicho documento no existe.

La directora ejecutiva de ACLU dice que no han escuchado de muchos otros casos, pero advierte que esto puede ser porque las personas simplemente optan por evitarse complicaciones y se casan en otros estados.

Aun así dice estar muy preocupada por esta legislación e invita a cualquier persona que se vea afectada por esta ley y necesite representación legal a contactar a ACLU. EFEUSA

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/10/17/matrimonio-inmigrantes-luisina/92312078/