Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Como un testimonio del milagro que obró San Charbel en Phoenix, y a raíz del interés mundial que ha despertado el santo libanés en la ciudad, se anunció que ya se colocó la primera piedra para iniciar la construcción de una capilla que será un santuario en honor al monje libanés.

El pastor de origen libanés, Wissam Akiki, quien dirige la Iglesia Católica Maronita San José en Phoenix, ubicada en 5406 E. Virginia Ave. Informó que miles de personas han visitado las reliquias del santo, por ser muy milagroso.

Mencionó que el primer milagro que quedó registrado ocurrió el 18 de enero del 2016, cuando le devolvió la vista a una creyente de Phoenix, Dafne Gutiérrez.

“Vino y se confesó conmigo, le dije que hiciera oración y tuviera fe, luego le hice la señal de la cruz en la frente y los ojos, y luego el santo Charbel hizo el milagro, para beneficio de sus tres hijos”, comentó el padre.

Ahora, visiblemente emocionado, el religioso muestra el sitio donde  se pretende iniciar con la construcción del santuario, el que tendrá forma de una media luna y en medio estará una estatua de gran tamaño al santo católico maronita libanés.

“Aquí está la primera piedra donde irá la gran escultura”, comentó, mientras señalaba la parte donde se colocó la primera piedra, en un terreno que queda frente a la Iglesia San José.

Dijo que el 9 de octubre del 2016 se llevará a cabo una ceremonia donde le van a dedicar el altar, debido que en esa fecha, pero en 1977, el Papa Pablo VI presidió la canonización del Beato Charbel y fue cuando se convirtió en un santo para la iglesia universal.

Invitan a donar para la nueva capilla

Dijo que se están aceptando donaciones de las personas interesadas en contribuir con la noble causa. Los interesados pueden comunicarse a la iglesia al 602-667-3280.

“La meta es recaudar 85 mil dólares para la construcción y arquitectura de la capilla, misma que estará abierta las 24 horas para cualquier persona que desee venir a rezar o prender una veladora”, expresó.

Dejan fragmento del cuerpo de San Charbel en Phoenix

Las reliquias completas del santo estuvieron del 15 al 17 de enero del 2016 en la Iglesia de San José, donde miles de personas acudieron a las liturgias, círculos de oración y veneración a este santo.

Recordó el religioso que el tráfico era lento porque se hacían largas filas para poder visitar al santo.

En vista de la gran devoción de los feligreses hacia el santo, se decidió dejar un pedazo de las reliquias de San Charbel, para que los creyentes siguieran visitando la iglesia, y pidiendo por sus necesidades.

Sobre el altar rodeado de flores se encuentra un árbol de hierro, y en la parte de en medio un fragmento muy pequeño de la mano del santo, lo que quedó como testimonio de su visita a Phoenix.

La visita inédita del santo a Phoenix

En un viaje inédito, el cuerpo de San Charbel Makhlouf dejó por primera vez el monasterio en el Líbano para ser trasladado a Phoenix.

La Parroquia de San José acogió sus reliquias que dejaron por primera vez el monasterio en el Líbano que las resguarda para ser trasladadas a Phoenix.

Sobre la historia de San Charbel

De acuerdo a los datos históricos dados a conocer mediante un comunicado, unos meses después de su muerte una luz brillante fue vista en torno a su tumba, por lo que se abrió su ataúd para encontrar su cuerpo intacto, de ahí en adelante muchos milagros se atribuyen por la intercesión de San Charbel.

El 5 de diciembre de 1965, el Papa Pablo VI presidió la beatificación del Padre Charbel a la conclusión del Concilio Vaticano II.

El Papa dijo: "Un ermitaño de Monte Líbano está inscrito en el número de los bienaventurados. Un nuevo miembro eminente de santidad monástica tiene con su ejemplo y su intercesión enriquecido a todo el pueblo cristiano. Puede que nos haga comprender, en un mundo en gran medida fascinado por la riqueza y la comodidad, el valor primordial de la pobreza, la penitencia y el ascetismo, para liberar el alma en su ascenso a Dios", indica el documento.

El 9 de octubre de 1977, el Papa Pablo VI presidió la canonización del Beato Charbel.

El comunicado indica que San Charbel se convirtió en un santo para la Iglesia Universal.

Por qué el santo de los listones

Esta devoción es típicamente mexicana e inició en la Catedral Maronita de México, ubicada en el centro histórico. Un día una fiel angustiada por su enfermedad pasó a orar para pedir la misericordia de Dios  y encontrándose con San Charbel, le pide su ayuda.

Para que no se le fuera olvidar su petición al Santo, decide dejárselo escrito, pero cuando busca en sus cosas solo encuentra un rollo de listón que acababa de comprar. Le corta un pedazo y es allí donde le escribe sus peticiones. Pasados algunos días regresa agradecida porque Dios le había sanado por la intercesión de San Charbel

Y en gratitud le deja otro listón. En unos días el número de listones se acrecentó y hoy esta devoción ha rebasado las fronteras.

NOTA RELACIONADA: Visitarán Phoenix las reliquias de San Charbel

El uso de los listones

De acuerdo a información de la Diócesis Maronita de México el listón tiene un uso doble. Primero, como petición, es decir en el listón se escriben las necesidades a San Charbel para que las tenga presente y no las olvide.

Segundo, como gratitud después de recibir las bendiciones de Dios le agradecen con un listón blanco. Para más información puede ir al sitio www.sancharbel.org.

NOTA RELACIONADASe queda San Charbel por siempre en Phoenix

Sobre los colores

Todos los colores, excepto el blanco son para pedir, y el blanco para dar gracias.

  • Azul: Para la fuerza, protección y voluntad divina.
  • Dorado: Para pedir iluminación: amor por los seres queridos y por la paz mundial.
  • Rosa: Para el amor y reconciliaciones.
  • Verde: Peticiones para trabajo, para la concentración, curación mental, esperanza, fe.
  • Rojo: Para pedir provisiones: dinero, trabajo y situaciones difíciles de solucionar en cuestiones de dinero o de negocios.
  • Violeta: Para la misericordia, perdón, cambios, meditación, purificación, transmutación.
  • Amarillo: Para la paz, equilibrio, sabiduría, fuerza mental e intuición.
  • Morado: Para limpiar la energía de vibraciones negativas, brujerías, envidias y cosas malas.
  • Blanco: para agradecer los favores concedidos.

Fuente: Diócesis Maronita de México

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/08/09/anuncian-santuario-para-san-charbel-en-phoenix/88490078/