Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La desigualdad económica y el sistema financiero que favorece a los ricos fue el tema principal de la noche durante el evento de campaña de Bernie Sanders el martes en el Centro de Convenciones de Phoenix, pero también tocó un sinnúmero de temas, incluyendo el espinoso tema de la inmigración y las deportaciones.

Según cifras de la campaña, más de 7 mil 300 personas, mayormente jóvenes y de gran diversidad étnica, acudieron a ver al precandidato demócrata en este evento, el cual fue anunciado tan solo un día antes. Sin embargo, autoridades del centro de convenciones contabilizaron a mas de 8 mil 200 asistentes.

Sanders llegó al escenario aproximadamente a las 6:20 p.m. para su discurso que duró casi una hora.

Al inicio de sus declaraciones, el senador de Vermont prometió un fin a la separación de familias a través de las deportaciones. Esa promesa fue una respuesta a la historia de Catherine Figueroa, una adolescente de 16 años nacida en Phoenix, quien había compartido un par de horas antes su historia de cómo sus padres habían sido detenidos durante una redada del alguacil Joe Arpaio cuando tenía solo nueve años, dejándola a ella y a sus hermanos al cuidado de una tía.

Ese mismo tema relució nuevamente más tarde en el discurso, cuando Sanders dijo que su campaña estaba escuchando a las necesidades de la comunidad latina.

"Ellos nos están diciendo que están cansados de vivir en las sombras, nos están diciendo que están cansados de vivir atemorizados y siendo explotados", comentó el senador.

"La función de una reforma migratoria es de unir a las familias y no dividirlas", agregó al anunciar su apoyo por una reforma que incluye una vía a la ciudadanía. Pero aseguró que si el Congreso no actuaba, él como presidente usaría las órdenes ejecutivas para proteger a gran parte de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven en el país. 

Sin embargo, el tema principal fue la reforma del sistema financiero para beneficio de la clase media y de los mas necesitados.

"Tenemos que garantizar a nuestra gente derechos económicos", dijo Sanders. Entre otros beneficios, destacó: subir el sueldo mínimo a 15 dólares la hora, proveer ausencia administrativa pagada para nuevas madres, universidades libres de colegiaturas, y tal vez su posturas más famosas, incrementarle los impuestos a las personas más ricas e incrementar la regulación de Wall Street.

Durante el resto del discurso, Sanders tocó una gran variedad de temas con un respaldo izquierdista, tal como el pago equitativo para mujeres, reformar el sistema judicial, la despenalización de la mariguana, o proveer cuidado de salud universal para el país entero.

El senador también utilizó su discurso para atacar a Donald Trump, el favorito entre los precandidatos republicanos, diciendo que el magnate solo busca dividir con su retórica hostil.

"Donald Trump nunca será presidente porque la gente estadounidense no aceptarán insultos a los mexicanos, a los musulmanes, o a las mujeres", aseguró.

El evento de campaña tomó lugar durante un día de gran importancia para Sanders. Varios estados con gran número de delegados estaban en juego, y su rival, Hillary Clinton, triunfó en las contiendas más importantes.

Al finalizar su discurso, el senador dijo sentirse confiado de su posibilidades de triunfar en Arizona durante las elecciones primarias el 22 de marzo.

"La próxima semana, Arizona tiene una elección muy importante", dijo. "Nosotros ganaremos si la participación electoral es alta, así que hagámosla alta".

Reacción de jóvenes latinos

Una gran mayoría de los asistentes al evento del martes eran jóvenes, y gran parte de ellos eran latinos.

Saharais Zepeda, de 20 años, manejó por cuatro horas desde San Luis para poder asistir al evento de Sanders.

"Bernie es mi rey", dijo Zepeda, quien vino con otras tres personas desde el sur de Arizona. "No importa que el congreso no pase las leyes que él quiera, por que él va a pelear por nosotros. Me gusto mucho que dijo que todos eramos iguales".

Jesús Sandoval fue uno de los tres compañeros que acompañó a Zepeda desde San Luis hasta el centro de Phoenix.

"Yo la verdad no tenía planeado venir porque no tenía 'raite'" el joven de 20 años dijo, diciendo que la manejada había valido la pena. "Me tocó mirarlo en persona y mirar que él en verdaderamente piensa eso y se expresa como me gusta. Me gusta el carácter de él".

Ambos dijeron estar completamente seguros de que votarán por Sanders durante las elecciones primarias de la próxima semana.

Pero el evento también le llamó la atención a Jennifer Valdominos, una adolescente de Phoenix que todavía ni puede votar.

"Sentí que era importante venir porque yo tengo mucha familia que si puede votar y seguramente votarán", dijo Valdominos, quien tiene 14 años. "Quiero asegurarme que tomarán la decisión correcta".

Destacan los latinos

El apoyo entre los latinos para Sanders se reflejó cuando empezaron las presentaciones previas a la llegada del precandidato.

El que Inició fue José Miranda, el director estatal de la campaña de Sanders, animando a los asistentes que llenaron aproximadamente un tercio del salón sur del centro de convenciones.

Le siguió Gilberto Romero, de LUCHA, quien habló sobre su experiencia como inmigrante, y expreso su apoyo en Sanders para luchar por sueldos justos para trabajadores. 

Las presentaciones continuaron con Erika Andiola, soñadora de Arizona quien se incorporó a la campaña de Sanders. Ella habló sobre la lucha que ha liderado en favor de los dreamers para obtener una educación superior, y también dijo sentirse confiada que el senador de Vermont es el indicado para luchar por una reforma migratoria.

Finalizó con Figueroa, la adolescente de 16 años que abogó por el fin a las deportaciones: "Bernie es la que hará ese cambio", aseguró.

Ambiente festivo

Desde temprano, se empezaron a formar largas filas afuera del Centro de Convenciones de Phoenix. Organizadores dijeron que recibieron 10 mil peticiones para poder asistir al acto multitudinario.

Las puertas abrieron aproximadamente a las 2 p.m.. Antes de entrar, los participantes tuvieron que pasar por un sistema de seguridad muy intenso. Además de seguridad por fuera del recinto, el Servicio Secreto que custodia a Bernie Sanders también estuvo revisando las bolsas de las personas, y negando la entrada de artículos prohibidos, e incluso líquidos.

A pesar de faltar pocas horas para la llegada de Sanders al centro de convenciones, la gente estaba muy animada.

Ante la larga espera, muchos de ellos se sentaron en el suelo para esperar el inicio del evento, mientras que otros continuaban de pie, pero hablando muy entusiasmados unos con otros.

Una de las asistentes, Melinda Silva de Phoenix, dijo que se sentía muy contenta de estar presente en el evento.

"El me parece el único candidato genuino que se esta postulando", dijo Silva. "Yo creo de verdad se preocupa por nosotros, y estoy muy emocionada de estar aquí y vivir esta experiencia".

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/03/15/reina-la-emocion-en-evento-de-sanders-en-phoenix/81832240/