Arellano, de 32 años, trabaja como Director Estatal del Partido Nacional Republicano, además de ser el Director de Iniciativas Hispanas para el Partido Republicano de Arizona.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Sergio Arellano es un latino oriundo de Tucson, hijo que padres mexicanos que cruzaron la frontera sin papeles, y es republicano. Por ser militante de este partido, ha sido llamado por otros latinos como “perdido” y “vendido”.

Arellano, de 32 años, trabaja como Director Estatal del Partido Nacional Republicano, además de ser el Director de Iniciativas Hispanas para el Partido Republicano de Arizona.

“Es raro involucrarte en una comunidad que en su mayoría es liberal porque te ven como una anomalía”, dijo Arellano hablando de la comunidad del sur de Arizona que es tradicionalmente de demócrata.

Arellano comentó que también su afiliación sorprende a sus copartidarios.

“Incluso el republicano no ha visto mucha participación latina”, agregó.

Arellano se encarga de derrumbar el “estigma” que tiene el Partido Republicano en la comunidad latina.

Dijo que no es un grupo del “anglo, viejo, y millonario”. Cree que la cobertura mediática ha pintado al partido republicano como antiimigrante y antilatino.

“Eso no es verdad”, aseguró. “Creo que el partido republicano tiene razón en sus temas pero necesitan una mejor manera de comunicarlo”. Agregó, “Muchos somos sí a la vida, a los pequeños negocios, muchos queremos ser empresarios y no tener que depender del gobierno”.

Compartir los valores del Partido Republicano es gran parte de su trabajo, pero no la más importante. Impulsar el involucramiento político de la comunidad latina en el estado es su vocación.

“Lo que busco es que aprendas y que te eduques y que votes por la persona que mejor representa tus valores. Con que seas parte del proceso, con que salgas a votar estoy feliz”, dijo.

Cree en el poder del voto latino y busca fomentar líderes latinos para que se incursionen en la política junto al Partido Republicano de Arizona.

Creciendo en Tucson, su padre tenía un puesto en un tianguis. A los 5 años, cuenta Arellano, él aprendió a vender, regatear y revender.

“Tu te lo imaginas, yo lo vendí”, dijo Arellano entre risas. Es un líder comunitario que cae bien, habla con sinceridad y es bromista.

Recuerda con claridad una enseñanza que le impartió su padre, “Mijito, siempre hay maneras de ganarte la vida”.

A los 17 años, en abril del 2001, fue reclutado para el frente de infantería del Ejército. Lo que pensó iba ser una experiencia interesante en tiempos de paz, cambió por completo con el impredecible e irreversible atentado terrorista del 11 de septiembre.

Entrenó por dos años, y en el septiembre del 2003 fue a combatir en Iraq.

Es una experiencia que “no se te va”, dijo.

“Todavía puedo oler en el aire el olor a muerte, a sangre, el humo… es una experiencia inolvidable”, contó.

En total, estuvo 10 años con el Ejército y en dos giras en Iraq.

Fue difícil regresar y reajustarse a la vida fuera de la guerra, pero con el apoyo de amigos, dijo, logró superarlo. Encontró un empleo en el Departamento de Veteranos, trabajando para el Programa Wounded Warrior. Fue así que conoció a la congresista demócrata Gabby Giffords de Tucson quien lo motivó a involucrarse en la política.

“Ella me enseñó qué significa ser un representante de la gente,” recuerda Arellano. “Me dio el interés de decir, ‘algún día quiero seguir sus pasos, quiero involucrarme para ayudar a la gente’”.

Trabajó como director de iniciativas hispanas en las campañas de los legisladores Martha McSally y el Frank Antenori, militante del Tea Party.

En su tiempo libre, Arellano todavía disfruta comprar y revender y atiende seguido a las subastas de carros. Aspira con empezar su propio negocio, y está abierto a lanzarse como candidato para la legislatura de Arizona o tal vez el Congreso.

“[Pero] no quiero ser otra estadística de otra persona que entró en la política y que lo cambió”, recalcó.

Cinco palabras que te describen

Chistoso, alegre, enfocado, optimista y ambicioso

¿Qué consejo tienes para alguien que le gustaría seguir tus pasos?

Involucrarte es el primer paso. Involúcrate, expresa un interés en aprender. Ser genuino, nunca perder tu forma de ser. Y si tienes una meta no te distraigas, hay muchas distracciones en la política que pueden jalarte de donde quieres llegar algún día.

Y vuela derecho, en este juego las mismas personas con las que vas interactuando cuando vas subiendo, son las mismas que te encuentras cuando vas de bajada. Y si no tratas a tu prójimo con respeto y sinceridad no esperes el mismo trato de regreso.

En la política la persona que trabaja para ti un año puede ser la persona que está encargada de tu futuro el otro año. No hagas enemigos donde no tienes que hacerlos.

¿Qué significa para ti ser latino en Arizona?

Ser latino significa ser parte de una demografía que ha contribuido muchísimo a este estado. Hemos tenido un gobernador hispano. Es un orgullo ser parte de un estado tan joven y tan nuevo como es Arizona, porque hay muchísimo que el latino puede aportar todavía, yo creo que hoy en este momento el involucramiento latino va a formar lo que significa ser un arizonense. Venimos de una raza trabajadora, orgullosa y con principios y valores familiares.

CONÓZCALO

Sergio Arellano

  • Tiene 32 años
  • Nació en Tucson
  • Estuvo en el ejército por 10 años
  • Es padre de 4 hijos
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2016/03/14/sergio-arellano/81760570/