LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

TUCSON, Arizona.- El olor a perro caliente estilo Sonora es habitual en numerosos restaurantes y puestos callejeros de Arizona, que aporta el toque mexicano a esta popular receta de comida rápida de la clase trabajadora estadounidense.

En las afueras de un local a un lado de la carretera, un empleado dispone en una plancha unas 50 salchichas cubiertas con tocino, conocidas como perro caliente sonorense, que cruzó la frontera para regresar mejor vestido y con más sabor.

"El hot dog estilo sonora es una fusión de tradiciones y sabores, una expresión cultural que no se originó en México sino que llegó a través de Estados Unidos", dijo Benjamín Galaz, propietario de BK Carne Asada y Hot Dog Sonorense donde desde 1994 promueven este platillo mexicoamericano.

Al perro caliente estilo Sonora "se le agrega fríjoles, cebolla asada, tomate, salsa, chile güerito y le damos el toque latino", agregó quien consideró que esta comida se originó en ciudad Obregón en el sur del estado fronterizo mexicano.

"Lo regresamos mejorado. Hemos mantenido la misma receta, la calidad y la constancia", detalló.

En menos de dos minutos Galaz prepara un perro caliente sonorense.

Primero toma un pan perro, como le llaman, porque es diferente al que se consigue en los supermercados, ya que está cerrado por ambos lados. Después de colocar la salchicha envuelta en tocino, agrega fríjoles cocidos, cebolla asada, cebolla fresca, tomate, mayonesa y salsa de jalapeño.

Repetición automática
Mostrar Miniaturas
Mostrar Subtítulos

Con los años el perro caliente estilo Sonora se ha convertido en una industria creciente en el sur de Arizona, especialmente en el sur de Tucson donde reside la mayor población mexicana de la ciudad.

En el área están establecidos más de cincuenta puestos donde se vende el "hot dog sonorense", y donde está uno de los pioneros de estos negocios, Ruiz Hot-Dogs ubicado en la Sexta Avenida.

A él le siguieron Daniel Contreras, conocido como "El Güero Canelo", quien abrió su primer restaurante en 1993 y ahora tiene tres establecimientos en Tucson.

Un año más tarde abrió Benjamín Galaz y su esposa Kariela su primera carreta de perros calientes.

"Todo surgió porque mi esposa quería comer carne asada y yo hot dogs auténticos y como vivimos a 45 millas de la línea (fronteriza) pues teníamos que cruzar. Entonces fue el 20 de octubre de 1993 que empezamos en una carreta vendiendo carne asada y la gente llegaba preguntando por hot dogs. Así empezó todo", contó Contreras.

Originario de Magdalena, Sonora, desde donde emigró en 1979, Contreras, trabajó durante 13 años de fontanero, lava platos, técnico en refrigeración y en construcción, entre otros trabajos. Hoy es reconocido como un exitoso empresario emprendedor en Tucson.

Galaz y Contreras iniciaron sus negocios en puestos callejeros, con unas carretas que tenían una plancha de gas donde asaban la salchicha, las cuales todavía conservan en sus restaurantes.

Hace cuatro años fueron invitados a participar en el concurso "Man vs Food" del canal estadounidense Travel Channel para dar a conocer el sabor del perro caliente sonorense.

Y aunque el premio lo obtuvo Galaz, Contreras señaló que esto los puso en los ojos del mundo porque a su negocio llegan clientes de Europa y de todas las ciudades de Estados Unidos en busca del sabor mexicano de los perros calientes.

Y era cierto, mientras Contreras estaba sentado en una de las mesas del Güero Canelo en la Oracle, un cliente se acercó para saludarlo y le comentó que venía de Colorado porque escuchó hablar de su popular "hot dog sonorense". El hombre le dijo que su hijo quería probar "el sammy".

El "sammy" es un perro caliente con doble salchicha envuelta en tocino dentro del mismo pan.

"Para nuestro 'hot dog sonorense' yo hago mi propio pan, le pongo mi dulcecito, y no es frío como en otras partes, le ponemos su winnie con su tocino, el fríjol cocido, la cebolla cocida, la cebolla fresca, tomate y arriba lo decoramos con la salsa de jalapeño molida, mostaza y mayonesa que son el amor del hot dog", explicó Contreras.

Galaz tiene dos restaurantes de perros calientes, uno en la 12 Avenida, en el sur de la ciudad y otro en el centro, y explicó que tiene planificado, a corto plazo, abrir cinco restaurantes en las áreas circunvecinas de Tucson, así como desarrollar franquicias.

A su vez, Contreras dijo que abrirá a principios del 2015 su primer restaurante en el oeste de Phoenix para continuar sus planes de expansión de cinco años con la mira en Las Vegas, Yuma y Santa Fe.

Ambos negocios de perros calientes garantizan entre 70 y 90 empleos y sus dueños afirman que para lograr su crecimiento se han reinventado agregando más opciones de comida mexicana para sus clientes como carne asada, quesadillas, tortas y caramelos.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/10/22/hot-dog-sonorense/17725881/