LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

TUCSON, Arizona-- Las mujeres inmigrantes en la ciudad de Tucson (Arizona) son vulnerables a sufrir abusos laborales, recibir pagos inferiores al salario minio y explotación, sobre todo si no cuentan con un estatus migratorio, denunciaron investigadores de la Universidad de Arizona.

"Estas historias reflejan los relatos que continuamente escuchamos y queremos que la comunidad y nuestro gobierno se dé cuenta de lo que está pasando y tomen acción", dijo a Efe Nina Rabin, profesora asociada de derecho de la Universidad de Arizona (UA).

Rabin es coautora del reporte "Fuera de las sombras: las condiciones laborales de las mujeres trabajadoras inmigrantes en Tucson a plena luz" y que fue divulgado anoche durante una presentación pública.

El informe está basado en un año de investigación de campo entre abril de 2012 y marzo de 2013, periodo durante el que los autores entrevistaron a 90 mujeres trabajadoras y 29 funcionarios y líderes comunitarios.

"Descubrimos que historias repetitivas de abuso, explotación y la falta de pago de salarios justos", explicó Rabin sobre las mujeres encuestadas, de las cuales el 82 % eran de origen mexicano.

El informe señaló que, de las mujeres entrevistadas, el 58 % de ellas cuenta con permiso de trabajo, el 91 % tiene hijos y el 94 % contribuye financieramente a su hogar.

De un grupo de 70 trabajadoras que recibían pago por cada hora de trabajo, una de cada diez reportaron ganar por debajo del salario mínimo.

Así le sucedió a Adelina López, de 24 años y quien trabajaba en una tienda de raspados.

"La persona que me contrató sabía que no tenía 'papeles' para trabajar y me dijo que no había problema", dijo López a Efe.

Aunque por el ley el salario mínimo que debe de recibir cualquier empleado en Arizona actualmente es de 7,90 dólares la hora, López solo recibía 7 dólares por su trabajo.

Después el pago comenzó a ser cada vez menos frecuente hasta que la deuda llego a ser de 900 dólares.

"Por desgracia esto pasa con mucha frecuencia y muchas mujeres tienen miedo de denunciar estos abusos debido a su estatus migratorio", dijo la joven.

Las mujeres que fueron entrevistadas reportaron ser obligadas a trabajar bajo constante presión.

En algunos hoteles las obligan a limpiar una habitación en 15 minutos, mientras que trabajadoras en tortillerías dijeron que debían completar 18 bandejas de tortillas por hora.

"Creo que este estudio refleja lo que las mujeres inmigrantes viven en general, no solo en Arizona, sino en todo el país", dijo Rabin.

Por su parte, cuidadoras de ancianos describieron condiciones de vida en las que estaban en servicio casi las 24 horas del día, pero solo reciben compensación por una fracción de su trabajo.

Las mujeres sin permiso de trabajo son particularmente vulnerables, ya que reportaron ganancias en promedio mucho más bajas que otras.

Otro problema que detectó el reporte es la falta de conocimiento sobre sus derechos que tienen estas mujeres, ya que el 78 % de las encuestadas ni siquiera sabía cuál es el salario mínimo.

A esto hay que sumarle que apenas el 60 % desconocía cómo se deben de contabilizar y calcular el pago de horas extras de trabajo.

Como parte del reporte, los investigadores recomiendan a nivel estatal enmendar la ley sobre el salario mínimo para que incluya todos los empleadores, pues Arizona es uno de los ocho estados de EE.UU. que limitan la cobertura de las leyes laborales relacionadas con salarios y leyes antidiscriminatorias a negocios con menos de quince empleados.

Los autores del estudio también sugieren la promulgación a nivel estatal de una carta de derechos de trabajadoras domésticas, tal y como ha ocurrido en otros estados.

A nivel federal, recalcaron la urgente necesidad de una reforma migratoria que dé visibilidad a los trabajadores indocumentados y los proteja de la explotación y el abuso laboral.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/noticias/2014/09/16/mujeres-inmigrantes-arizona/15733703/