SUBSCRIBE NOW

Expertos coinciden en colaborar a largo plazo a favor de menores inmigrantes

EFE
Varios expertos y autoridades coincidieron en la necesidad de poner en marcha un plan de apoyo a largo plazo "en colaboración" ante la crisis de los inmigrantes menores centroamericanos que cruzan solos la frontera sur del país.

Washington, DC.- Varios expertos y autoridades coincidieron en la necesidad de poner en marcha un plan de apoyo a largo plazo "en colaboración" ante la crisis de los inmigrantes menores centroamericanos que cruzan solos la frontera sur del país.


El panel, convocado hoy en Washington por el Hispanic Heritage Foundation (HHF), abordó la crisis humanitaria y la violencia que sacude Centroamérica impulsando la emigración de cerca de 63.000 jóvenes en los últimos diez meses, la mayoría procedentes de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Con el fin de promover soluciones a largo plazo, el presidente del HHF, Antonio Tijerino, dijo que al tratarse de una situación humanitaria grave, "todos podemos contribuir para ayudar" ante especialistas en las áreas de salud, educación, servicios legales y ayuda humanitaria, además de autoridades locales.

Asimismo, Tijerino de origen nicaragüense, enfatizó que "el desencadenante principal de la emigración de los menores es la violencia en sus países de origen", no así la pobreza, que a pesar de ser un factor importante en los inmigrantes no es definitivo.

Como ejemplo citó el caso de Nicaragua, el país más pobre del continente después de Haití, cuya gente no se ve obligada a emigrar tanto como la de su vecino Honduras, que con 8,5 millones de habitantes tiene una media de más de 15 asesinatos diarios.

En este sentido, la analista del Centro Pew de Investigación Ana González hizo referencia a la relación directa entre la violencia y las altas tasas de emigración de adolescentes procedentes de la ciudad hondureña de San Pedro Sula, la segunda mayor del país y que soporta el índice de homicidios más elevado del mundo.

Igualmente, González apuntó que a pesar de que las cifras de menores que llegaron solos se redujo notablemente en julio, hasta los 5.508 casos, frente a los más de 10.000 de mayo y junio, según el Departamento de Seguridad Nacional, la llegada de las "unidades familiares" sigue siendo elevada.

El volumen de los menores no acompañados en los primeros diez meses de 2014 ha duplicado la cifra de 2013, y en el caso de las "unidades familiares", que consisten en uno o los dos padres con uno o más hijos, se ha multiplicado respecto al año pasado, añadió.

Durante su intervención, Patricia, una madre salvadoreña que llegó recientemente junto con sus dos hijos huyendo de la violencia en su país, dijo que decidió venir porque "amenazaron con matar a sus niños".

"Fui víctima de maltrato físico y psicológico por parte de mi marido, que tenía sus amigos en la pandilla", precisó.

Poco después de separarse, relató, fue víctima de una extorsión: "Me dieron quince días para entregar una cantidad de dinero que no tenía, de lo contrario matarían a mis hijos".

Patricia decidió dejar Ahuachapán, una localidad junto a la frontera con Guatemala, "confiando en poder quedarse en Estados Unidos, para que mis hijos estudien, crezcan sanos y fuera de peligro".

Por su parte, la analista Tiffany Nelms, de la asociación USCRI, que aboga por los derechos de los refugiados y de los inmigrantes, dijo que tras el verano "extremadamente caliente en el desierto de Arizona", se espera que "el número de menores vuelva a aumentar a partir de septiembre".

Tijerino dijo sentirse orgulloso de la respuesta abrumadora a favor de ayudar a los menores centroamericanos por parte de la comunidad hispana, y destacó la labor del centro de acogida de la monja Norma Pimentel con su centro de acogida en McAllen (Texas), que ha cobijado hasta la fecha a más de 6.000 personas.

"Estamos más unidos que nunca y dispuestos a darles la bienvenida", agregó.

Las instituciones locales jugarán un papel crucial ante el incremento de menores que se espera se incorporen a las escuelas públicas tras reunirse con sus familias, a la espera de que sus procesos judiciales se resuelvan, manifestó Nancy Navarro, miembro del consejo del condado de Montgomery (Maryland).

Por eso mismo, "la colaboración entre las asociaciones que trabajan a favor de los inmigrantes con las instituciones de enseñanza y los centros de salud será clave para hacer frente a este reto", agregó Navarro.