SUBSCRIBE NOW

Empleadas latinas encuentran cámara de vídeo en el baño

EFE
Las trabajadoras de la empresa Mentor Media aseguraron que siguen siendo humilladas por el personal masculino.

Los Ángeles, EU.- Las empleadas de una compañía en Ontario (California), en su mayoría latinas, exigieron respeto y justicia a sus empleadores, después de descubrir una cámara que las grabó mientras utilizaban el baño de la compañía.

Aunque ya existe una demanda en curso, las trabajadoras de la empresa Mentor Media aseguraron que siguen siendo humilladas por el personal masculino que vio las imágenes.

"Hay un 'email' donde ellos se burlan del vídeo, dicen estas son las bonitas, las preferidas, y estas dan asco", aseguró a Efe Yara Martínez.

La pesadilla de estas trabajadoras comenzó el pasado 30 de abril cuando una de ellas vio que del lavamanos se desprendió un objeto que estaba pegado con cinta adhesiva a la tubería. El baño, que es utilizado por hombres y mujeres, no tiene ninguna división entre el lavamanos y el inodoro.

"Al parecer, los supervisores miraban los vídeos diariamente y en ocasiones hicieron comentarios directos sobre las empleadas, el tipo de ropa interior que utilizaban, el color e inclusive la tela de lo que las afectadas vestían", explicó a Efe Fernando J. Bernheim, abogado que representa a las cuarenta afectadas.

El disgusto de las empleadas aumentó cuando, supuestamente, los supervisores trataron de minimizar la gravedad del hecho y no contactaron a la Policía y, además, mostraron el contenido de las grabaciones a gran parte del personal masculino.

Según Bernheim, los empleadores tomaron represalias contra las trabajadoras y no denunciaran los abusos.

"Te pones a pensar, estuvieron viendo todo lo que hacía, mis necesidades, da coraje entrar a la compañía y mirar a los hombres y no saber quiénes exactamente son los responsables", aseguró a Efe Blanca Padrón, otra de las víctimas.

Las trabajadoras presentaron una demanda civil en contra de la compañía Mentor Media, donde el 90 % de los empleados son mujeres.

La querella alega que existió invasión a la privacidad, supervisión negligente, represalias contra las mujeres y discriminación de género.

"Nosotros queremos darle a entender a otras compañías que deben de proteger a sus empleadas, que esto no es aceptable; demostrar que esto no es apropiado y que los empleadores deben ser más conscientes en proteger los derechos de la mujer", aseguró Benrheim