SUBSCRIBE NOW

Arpaio dice estar cumpliendo con la orden del juez para evitar perfil racial

EFE


El esfuerzo de difusión se produce justo un año después de que un juez federal determinó que la oficina de Arpaio violó los derechos constitucionales de miles de latinos y varios meses después de implementara ordenes específicas para impedir la discriminación en el futuro.

Phoenix, AZ- El alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, aseguró a un juez federal en un informe que está cumpliendo con las reformas ordenadas a su departamento para evitar practicas de perfil racial, aunque activistas consideran que los cambios deben de ser visibles en las calles y no solo en papel.

En el informe de 25 páginas presentado el pasado 8 de agosto por los abogados de la Oficina del Aguacil del Condado de Maricopa (MCSO) al juez federal Murray Snow, y al que tuvo acceso Efe, se indica que el departamento policiaco está llevando a cabo cambios en su estructura y explicando los pasos que están tomando para corregir problemas internos.

El reporte, que cubre el periodo del 1 de enero al 30 de junio de 2014, tiene el propósito de demostrar que la oficina de Arpaio tiene todas las intenciones de cumplir con las órdenes de Snow.

El juez federal dictaminó el año pasado que MCSO cometió prácticas de perfil racial en contra de conductores hispanos durante sus operativos, en un veredicto que fue el resultado de una demanda entablada por un grupo de residentes hispanos representados por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Desde octubre de 2013, MCSO ha llevado a cabo auditorías e inspecciones internas para cumplir con uno de los primordiales requisitos ordenados por la corte, llevar un detallado registro de las detenciones por infracciones de tráfico que realizan sus oficiales.

La agencia policiaca aseguró que ya se está documentado el 95 % de las detenciones y que esperan cumplir con la totalidad para la fecha ordenada por la corte.

Activistas como Lydia Guzmán, directora del comité de inmigración de la Liga de Ciudadanos Americanos Unidos (LULAC) en Arizona, considera que este es un paso primer paso para reformar esta agencia de policía, la cual en, su opinión, ha actuado durante años bajo total impunidad.

"Me interesa el punto donde indican que este año han recibido más quejas del publico que el año pasado, lo consideran como una indicación de una mayor comunicación con la comunidad, pero la manera en que yo lo veo es que esto es una indicación de que el pueblo está resentido y ahora ya no tiene miedo de levantar su voz y quejarse", aseguro Guzmán hoy a Efe.

En el reporte, MCSO indica que trabaja en un sistema para poder ofrecer reportes mensuales, trimestrales y anuales sobre las cifras de detenciones de tráfico, tal y como pidió el juez.

También aseguran que se han enfocado en el entrenamiento de sus agentes sobre conducta personal, reglas y procedimientos a seguir.

Sin embargo, Guzmán se mostró escéptica a este respecto, pues, a su parecer, "será muy difícil volver a entrenar a estos oficiales, que por años han sido 'adoctrinados' con malas costumbres".

Indicó que, aunque sobre el papel se asegura que ya no hay detenciones de tráfico por perfil racial, siguen recibiendo quejas por parte de miembros de la comunidad hispana de abusos verbales y comentarios "racistas" en su contra.

"Este tono va a ser muy difícil de 'borrarlo', aunque exista una orden de un juez federal, y esto, en gran parte, es debido a las acciones del propio alguacil Arpaio", puntualizó.

MCSO asegura estar trabajando además en evitar que sus oficiales usen como base las características físicas de una persona o la posibilidad de que se encuentren de manera ilegal en el país como causa para ser detenidos.

De acuerdo al reporte entregado a la corte, cualquier agente de MCSO que aplique el perfil racial para una detención podría enfrentar una sanción de hasta 40 horas de suspensión de su trabajo o incluso ser despedido.

También dijeron haber cumplido con la orden de que todo el personal recibiera y leyera una copia de la orden emitida por el juez Snow.

MCSO aseguran estar trabajando para mejorar las relaciones con la comunidad hispana, quienes pueden llamar a un número gratuito para hacer sus denuncias.

"Estamos viendo un cambio, pero este cambio se debe de ver en las calles, nuestra comunidad debe de ser tratada con respecto y dignidad", pidió la activista.

Se espera que el próximo mes de septiembre el observador independiente nombrado para la corte para seguir de cerca el progreso de MCSO entregué su propio reporte.