SUBSCRIBE NOW

EU nombra a un nuevo enviado especial para Siria

EFE
El Cónsul General de EU en Jerusalem, Daniel Rubinstein, fue nombrado nuevo enviado especial para Siria.

WASHINGTON, D.C.-- El secretario de Estado, John Kerry, anunció hoy el nombramiento de un nuevo enviado especial para Siria, que se encargará de dialogar directamente con la oposición de ese país e impulsar los esfuerzos de Washington para provocar la salida negociada del presidente Bachar al Asad.

Daniel Rubinstein, un diplomático de carrera con experiencia en las misiones estadounidenses en Damasco, Jerusalén, Amán, Bagdad, Tel Aviv o Túnez, reemplazará al exembajador estadounidense en Siria Robert Ford, que abandonó esa misión a finales de febrero.

"Esta posición es tan importante como complicada", dijo Kerry en un comunicado, en el que describió a Rubinstein como "uno de los mayores expertos en Oriente Medio del Gobierno" estadounidense.

Rubinstein, que ostentará el cargo de enviado especial y no de embajador como tal, será el principal interlocutor estadounidense de la oposición congregada en el Consejo Nacional Sirio (CNS) y viajará a la región a finales de este mes "para empezar sus consultas", indicó Kerry.

"No puede negarse el difícil reto que Siria representa para cualquier diplomático. Estamos entrando en el cuarto año de un sangriento y brutal conflicto que ha desatado el caos en el país, su pueblo y la región", admitió el jefe de la diplomacia estadounidense.

"El consejo y el liderazgo del enviado especial Rubinstein serán cruciales a medida que redoblamos nuestros esfuerzos para apoyar a la oposición moderada, respaldamos a nuestros aliados, contrarrestamos el alza del extremismo que nos amenaza a todos y enfrentamos la devastadora crisis humanitaria y su impacto en los estados vecinos", agregó Kerry.

Siria acaba de entrar en el cuarto año de una guerra que ha dejado más de 140.000 muertos sin perspectivas de que ninguno de los dos bandos se imponga por la vía militar y, por tanto, con un oscuro panorama para la población.

A finales de enero comenzó la conferencia de Ginebra 2, en la por primera vez se sentaron en una mesa de negociación miembros del régimen y de la oposición, representados estos últimos por la CNFROS, una coalición de la que forma parte el CNS.

No obstante, la segunda ronda de la reunión terminó el 15 de febrero sin que se llegara a acuerdos entre las partes.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió el viernes a Estados Unidos y a Rusia a dar un nuevo impulso a las negociaciones de Ginebra, que se han complicado a raíz de las tensiones surgidas entre Washington y Moscú por la crisis en Ucrania.