SUBSCRIBE NOW

Activistas de Arizona piden a Obama "acciones concretas" en vez de "promesas"

EFE
Erika Andiola, activista de Arizona.

TUCSON, Arizona-- Activistas que luchan por una reforma migratoria a favor de inmigrantes indocumentados aseguraron hoy estar cansados de las "promesas" de Obama y piden "acciones más concretas".

Representantes del movimiento que lucha contra la deportación de indocumentados pidieron acciones aún más contundentes al presidente Barack Obama, quien ayer se comprometió a revisar la política de deportaciones con el fin de aplicar la ley de una forma "más humana".

"El presidente Obama insiste que él no puede hacer más para detener las deportaciones. Nosotros, como personas que somos afectadas y con nuestras familias en peligro de la deportación, no podemos aceptar un 'no puedo'", señaló hoy a Efe Erika Andiola, activista reconocida a nivel nacional por su trabajo con los "sonadores" y que actualmente está luchando para frenar la deportación de su madre.

El presidente Obama se reunió ayer con miembros del Caucus Hispano del Congreso y se comprometió a conversar con el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para efectuar un "inventario" de las prácticas actuales en materia de inmigración y ver cómo se pueden aplicar de forma "más humana", dentro del marco legal.

"Nosotros sabemos que el presidente Obama tiene el poder para ampliar la acción diferida, para nuestras familias, nuestros hermanos, nuestros padres, el tiene el poder. No importa lo que él nos diga, nosotros debemos de seguir presionando", enfatizó Dulce Matuz, directora de la Coalición del Acta Sueño en Arizona.

Matuz, que se mostró poco satisfecha con las palabras de Obama, dijo no comprender porque el mandatario no ha tomado una postura más fuerte, en especial tras saberse que este año no se aprobará la reforma migratoria.

"Estamos cansados de que los políticos jueguen con nuestras vidas, que nuevamente quieran usar el tema migratorio para ganar votos durante las próximas elecciones presidenciales, mientras tanto nuestras familias siguen sufriendo y siendo deportadas", aseguró Matuz.

Las activistas aseguraron que continuarán luchando y que el próximo mes de abril llevaran a cabo una movilización frente de la Casa Blanca, la cual incluye una huelga de hambre y donde participarán varias personas de Arizona.