SUBSCRIBE NOW

Andrés Manuel López Obrador reitera que no interpondrá denuncia contra Peña Nieto

Insistió en que será el pueblo quien decida si debe investigarse a los expresidentes en la consulta que se realizará en 2021.

EFE
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su rueda de prensa diaria hoy, en el Palacio Nacional de Ciudad de México (México).

México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este viernes que no interpondrá ninguna denuncia contra Enrique Peña Nieto, por presuntamente utilizar parte de los recursos que obtuvo mediante sobornos para pagar campañas en su contra.

"No vamos a meter ninguna denuncia contra expresidentes. Vamos a esperar que la Fiscalía termine de reunir los expedientes y sean ellos quienes determinen si hay culpables o no", dijo el mandatario.

En su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, aseguró que su postura sigue siendo que no haya "persecución, venganzas políticas, que se aplique la ley con rigor, con escrúpulos, que no se fabriquen delitos y al mismo tiempo que no haya impunidad".

Insistió en que será el pueblo quien decida si debe investigarse a los expresidentes en la consulta que se realizará en 2021.

De acuerdo con información publicada este viernes por el diario El Universal, el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, hoy enjuiciado por corrupción, acusó al expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) de utilizar los sobornos de Odebrecht en la campaña presidencial de 2012 para desprestigiar a López Obrador y a la candidata del conservador Partido Acción Nacional (PAN) Josefina Vázquez Mota.

Lozoya abundó en su declaración que el entonces coordinador de campaña, Luis Videgaray (quien posteriormente fue ministro y mano derecha de Peña Nieto) ordenó pagar a asesores y analistas políticos, quienes debían entregarle directamente el resultado de su trabajo.

Además, el diario Reforma publicó esta semana que la Fiscalía General de la República (FGR) denunció al expresidente Peña Nieto por el delito de traición a la patria, al haber ordenado pagos por más de 121 millones de pesos (5,89 millones de dólares) que habrían sido repartidos a miembros clave del Congreso para que los legisladores aprobaran la reforma energética, que abrió el sector a la iniciativa privada tras décadas de monopolio estatal.

Al respecto, el presidente dijo que él no podría detener ningún proceso de la FGR ya que es un organismo "autónomo".

Reiteró que su Gobierno siempre respetará la máxima de "al margen de la ley nada, por encima se la ley, nadie".

"Se va a impartir justicia sin tendencias, ni consignas. Es un caso muy relevante porque está implicando a altos funcionarios, y es además. Es un tema electoral también porque se sostiene que este dinero, que fueron sobornos, se utilizó para campañas", lamentó.

Expresó que se están viviendo tiempos "interesantes", y aseguró que por primera vez no existe una consigna del presidente. "Por primera vez no hay consigna del presidente, ni a favor ni en contra de nadie"

Del mismo modo, afirmó que sea cual sea la decisión de las autoridades, tanto el pueblo como las personas acusadas deben estar tranquilas porque se aplicará la ley con rigor.

"La Fiscalía como órgano autónomo tiene por primera vez un fiscal recto e íntegro, incapaz de actuar de manera indebida, eso debe de dar seguridad incluso a los implicados porque se impartirá justicia sin sesgos", sentenció.