SUBSCRIBE NOW

Ocho presuntos sicarios mueren en choque con militares en Nuevo Laredo

El choque con armas de grueso calibre entre los militares y los pistoleros civiles sucedió la noche del jueves.

EFE
En el interior de los vehículos se encontraron varias armas largas. También se informó que otra camioneta con pistoleros logró escapar.

Reynosa, México.- Un enfrentamiento en la ciudad de Nuevo Laredo (frontera con EE.UU.) entre militares y miembros de la Tropa del Infierno, el brazo armado del Cártel del Noreste, dejó como saldo un militar herido de bala y ocho presuntos delincuentes fallecidos, informó este viernes a Efe un portavoz de la Policía mexicana.

"Personal militar solicitó apoyo porque estaban siendo agredidos en Boulevard Luis Donaldo Colosio esquina Paseo Loma Real", precisó la fuente de la Policía estatal del nororiental estado de Tamaulipas.

El choque con armas de grueso calibre entre los militares y los pistoleros civiles sucedió la noche del jueves.

Fue el tercer enfrentamiento a tiros en menos de dos meses entre soldados del Ejército mexicano y los pistoleros de la Tropa del Infierno, que han provocado en total 32 muertos y al menos seis soldados y policías heridos.

"Cuando llegó el apoyo a los soldados, se observó una camioneta con personas abatidas en el interior y armas de fuego", agregó el vocero de la Policía estatal.

Los servicios periciales y los peritos contabilizaron ocho hombres muertos en dos vehículos.

Los hombres muertos llevaban vestimenta militar clonada como si fuera de la Marina Armada de México, organización militar que ya no opera en Nuevo Laredo.

En el interior de los vehículos se encontraron varias armas largas. También se informó que otra camioneta con pistoleros logró escapar.

INVESTIGACIÓN BINACIONAL

Una investigación que se adelanta en Houston, Texas (EE.UU.), por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) documentó que las armas largas que se han decomisado recientemente a la Tropa del Infierno fueron compradas en una armerías de esa ciudad.

Documentos de la Corte Federal de Houston en posesión de Efe precisan que Israel Chapa Jr., un joven que actualmente se encuentra detenido en Houston, admitió ante la AFT haber vendido varias armas a Víctor Camacho, un estadounidense que vive en Brownsville, Texas.

Las armas compradas por Camacho fueron vendidas en Nuevo Laredo a los miembros del Cartel del Noreste, entre ellas dos metralletas Barrett calibre .50 y una de ellas terminó en la balacera registrada en el poblado de Villa Unión, Coahuila, donde fallecieron 24 personas.

El ataque a la Policía de Villa Unión sucedió el 30 de noviembre de 2019 y participaron unos 150 sicarios de la Tropa del Infierno con un saldo de 24 muertos, entre ellos 18 presuntos delincuentes, 2 civiles y 4 policías.

El 2019 fue el año más violento para México desde que se tiene registro con 34.608 homicidios dolosos y 1.012 feminicidios.

En los primeros siete meses del año, el país registró 20.494 homicidios dolosos.