SUBSCRIBE NOW

Arranca en México el Instituto de Salud y Bienestar; reemplazará al Seguro Popular

El nuevo organismo pretende otorgar servicios de salud gratuitos y de calidad a 69 millones de mexicanas y mexicanos que no cuentan con seguridad social

Agencia Reforma
INSABI dará atención médica a la población sin seguridad social.

CIUDAD DE MÉXICO -- Este primero de enero inició funciones el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y desapareció de manera oficial el Seguro Popular.

Con un presupuesto adicional de 40 mil millones de pesos, el nuevo organismo pretende otorgar servicios de salud gratuitos y de calidad a 69 millones de mexicanas y mexicanos que no cuentan con seguridad social, afirmó Juan Antonio Ferrer Aguilar, quien será designado titular del Insabi.

La atención de los pacientes del Seguro Popular, destacó, no será interrumpida en ningún momento y que se seguirán atendiendo las enfermedades que generan gastos catastróficos, como el cáncer o el VIH, pero ahora serán financiadas con el recién creado Fondo de Salud para el Bienestar.

 Con la puesta en marcha del Insabi, sostuvo, comienza en México la recuperación del sentido público del Sector Salud, que estaba siendo desmantelado y privatizado.

 "Hoy es un día histórico para México. Ahora la salud pública, y sobre todo la salud de los más desfavorecidos, ya nunca más será para lucro o negocio de nadie. La salud pública de las mexicanas y los mexicanos tiene ahora en el Insabi a su principal promotor y defensor", expuso en un video informativo.

 A través del Insabi, afirmó el funcionario, habrá atención para todos los padecimientos, así como medicamentos gratuitos y demás insumos para quienes lo necesiten.

INSABI basificará a trabajadores y aumentará el personal sanitario para contar con más médicos, enfermeras y especialistas

Ferrer Aguilar dijo que iniciará un nuevo esquema de colaboración con las entidades federativas que, entre otras cosas, evitará la duplicidad o dispersión de plazas; permitirá lograr ahorros, y dará oportunidad a invertir mejor los recursos para la infraestructura médica.

 "Paso a paso iremos cumpliendo todos estos objetivos, actuando siempre con austeridad, con transparencia y sin permitir la corrupción. ¡Cero corrupción es la premisa!", aseveró.

 El director reiteró que desde hoy las personas sin seguridad social ya no necesitan afiliarse ni pagar cuotas para recibir atención médica y fármacos gratuitos, pues sólo deben presentar credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), Clave Única de Registro de Población (CURP) o acta de nacimiento para tener acceso a sus derechos en materia de salud.

Para lograr sus objetivos, aseveró, el Insabi recuperará gradualmente clínicas, centros de salud y hospitales que están en el abandono; basificará a trabajadores y aumentará el personal sanitario para contar con más médicos, enfermeras y especialistas.

 También se aprovechará la experiencia de quienes laboraban bajo el Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS).

En todo momento, añadió, se cuidará que no falten medicamentos y equipamiento de última generación y se actuará bajo el modelo de Atención Primaria en Salud, el cual se fortalecerá con énfasis en la prevención de enfermedades y la promoción de la salud.

 Ferrer Aguilar recordó que el nuevo instituto se creó a iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador y actuará bajo la rectoría de la Secretaría de Salud con criterios de universalidad, igualdad e inclusión.