SUBSCRIBE NOW

México rechaza inspectores laborales de EEUU en T-MEC

Reafirman que su gobierno no aceptará la propuesta de que representantes de EEUU inspeccionen las condiciones laborales en las fábricas mexicanas

AP
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

CIUDAD DE MÉXICO – El canciller mexicano dijo el lunes que no se siente engañado por la inclusión de una cláusula que pide que México tenga agregados laborales de Estados Unidos en el proyecto de ley de un acuerdo comercial que se presentó ante el Congreso estadounidense.

El principal negociador de México del acuerdo de libre comercio entre este país, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) estaba el lunes en Washington para reafirmar que su gobierno no aceptará la propuesta de que representantes de Estados Unidos inspeccionen las condiciones laborales en las fábricas mexicanas. El T-MEC reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El enviado mexicano, Jesús Seade, dijo el domingo que los agregados propuestos para monitorear la reforma laboral de México nunca serán aceptados si son intentos disfrazados para tener inspectores. En lugar de eso, el acuerdo firmado el 10 de diciembre en Ciudad de México solicitaba comités de tres personas para conciliar cualquier disputa, conformados por una persona de México, una de Estados Unidos y una tercera de un tercer país escogido por consentimiento mutuo.

NOTA RELACIONADA:Todo lo que debe saber sobre el nuevo acuerdo comercial T-MEC

Seade estaba por reunirse el lunes con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y legisladores estadounidenses para expresar la “sorpresa y preocupación” de su país respecto a la redacción del proyecto presentado el viernes ante el Congreso estadounidense.

Las bandera de EEUU, México y Canadá se observan en una rueda de prensa relacionada al T-MEC.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, aseguró que el tratado en sí, que fue aprobado por México, permanece “intacto”.

Antes de los comentarios de Ebrard, el presidente Andrés Manuel López Obrador insinuó que la acción de Estados Unidos fue sigilosa. “Eso no se acordó y esto sale de manera clandestina”, señaló López Obrador.

Sin embargo, Ebrard evitó esas palabras y dijo que Washington hacía lo necesario para obtener la aprobación legislativa.

MÁS:México, EE.UU. y Canadá firman el T-MEC con modificaciones de los demócratas

Estados Unidos pudo haber aconsejado a México la inclusión de dicha cláusula, pero la implementación de la legislación es interna en cada país, dijo Ebrard. Incluso si se mantiene, dichos agregados nunca podrán visitar una planta sin autorización del gobierno mexicano, agregó.

Si Estados Unidos no retira la cláusula, Ebrard afirmó que México tampoco consultará con ese país la implementación de la legislación. “Vamos a hacer igual”.