Cada mes el Gobierno federal paga a la empresa Boeing alrededor de 60 mil dólares por la renta del hangar en Victorville, California

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO -- El avión presidencial lleva 190 días parado en un hangar de California, Estados Unidos, sin avanzar en su venta.

Sin embargo, cada mes, el Gobierno federal debe pagar a la empresa Boeing alrededor de 60 mil dólares --un millón 200 mil pesos-- por la renta del hangar en Victorville, además de los servicios especiales por mantenimiento, y otros 34 millones de pesos por la deuda que tiene con Banobras por la compra de la aeronave.

Es decir, en seis meses los mexicanos han desembolsado 235 millones 525 mil pesos para pagar el pasivo a Banobras y 7 millones 200 mil pesos por tenerlo estacionado fuera del país.

El 3 de diciembre de 2018, el José María Morelos salió de México con la promesa del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que sería vendido.

NOTA RELACIONADA: Presume AMLO ahorros por huachicol y venta de aeronaves

En abril pasado, López Obrador afirmó que existían 14 interesados en la compra, pero la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) no ha informado cuántos se inscribieron en el proceso, el cual cerró el 3 de mayo.

El 1 de mayo, esa oficina de la ONU contrató a la empresa Morten Beyer & Agnew para hacer un nuevo avalúo, el cual costó al erario 9 mil 259 dólares (185 mil 180 pesos).

Pero no se ha informado si la ONU cobraría por el servicio de compra-venta.

El Gobierno federal ha sido poco claro sobre el proceso de venta del avión presidencial. Boeing informó a un medio de comunicación mexicano que la renta de su hangar en California tiene un costo anual de 720 mil dólares, sin contar con servicios extraordinarios como lavado, revisión mecánica, arreglo de desperfectos, combustible y movilidad de la aeronave.

Por ejemplo, sólo en su traslado cobraron 54 mil dólares, poco más de un millón de pesos.

En 2012, Banobras compró a Boeing el avión en 2 mil 952 millones de pesos, y se lo vendió a la Secretaría de la Defensa Nacional en unos 5 mil 213 millones de pesos a un plazo de 15 años.

A junio, de acuerdo con el programa de pagos del Banco, faltan por pagar 2 mil 150 millones de pesos, pues aunque cada año se destinan alrededor de 400 mil pesos en el presupuesto federal, la mayoría de los recursos se han ido a intereses.

¿Y el contrato?

Banobras no ha seguido al pie de la letra lo que establece el contrato con la Secretaría de Hacienda y la Sedena, pues en el documento se afirma que el avión fue comprado exclusivamente para transportar al Presidente de la República, de lo contrario ameritaría el "vencimiento anticipado" del convenio.

Ese banco gubernamental, indica el texto, podrá exigir el pago total del saldo insoluto del arrendamiento financiero, más cualquier otro accesorio distinto de interés o cargas financieras.

"En caso de que cualquiera de las partes decida dar por terminado anticipadamente el presente contrato, dicha parte será responsable de cubrir todos los gastos presentes o futuros, directos o indirectos", indica la cláusula vigésimo tercera del convenio.

Sin embargo, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, aseguró hace unos meses que primero venderán y después pagarán la totalidad de la deuda.

Presidencia de la República no ha explicado por qué en su presupuesto de 2019 mantiene una partida de 236 millones de pesos para la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales, área que  se hacía cargo del mantenimiento y operación del TP01 y otras 19 aeronaves que estaban a disposición del Ejecutivo hasta diciembre de 2018.

En tanto, el hangar presidencial ubicado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuya construcción costó casi mil millones de pesos, está en desuso.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/mexico/2019/06/13/avion-presidencial-mexicano-renta-hangar/1447796001/