Para el especialista es fundamental que el Gobierno saliente actúe responsablemente y deje toda la información necesaria para evaluar ese riesgo.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque México tiene una cobertura de vacunación contra sarampión superior al 85 por ciento, la desigualdad de ésta en los estados, el registro deficiente de inmunización y los 4 mil casos en Venezuela elevan el riesgo de un brote, advirtió Hugo López-Gatell, experto en enfermedades infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública.

Para el especialista es fundamental que el Gobierno saliente actúe responsablemente y deje toda la información necesaria para evaluar ese riesgo, así como que el próximo Gobierno elabore un mapa de riesgo.

MÁS: Humo de incendios causa riesgos a la salud en oeste de EU

"El sarampión es una de las enfermedades infecciosas más transmisibles. Cuanto más transmisible es una enfermedad, más alta se requiere que sea la cobertura para lograr evitar un brote.

"En 2015, la OPS-OMS hizo una evaluación técnica del programa de vacunación (en el País) y encontró que existían señales de que el registro de cobertura de vacunación en realidad no era tan confiable. Algunas estimaciones sugieren que podríamos estar por arriba de 85 por ciento, pero por debajo de 95 por ciento", explicó.

Cobertura desigual

Además, alertó sobre la cobertura desigual, pues hay zonas del País, sobre todo en la región sur, con bajas coberturas.

López-Gatell dijo que la presencia de un brote revelaría una falla sostenida del sistema de salud pública.

Por otra parte, Miguel Betancourt, vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, afirmó que se sabe que las coberturas de vacunación son más bajas de lo que está reportado con los datos parciales y preliminares que se generan actualmente, con base en el desarrollo de la cartilla electrónica de vacunación.

Por ejemplo, con base en el millón y medio de niños que ya forman parte de la plataforma, se ha encontrado que la cobertura de vacunación contra sarampión en esa población es de 75 por ciento; en tanto que sólo 60 por ciento los menores tiene las dos dosis correspondientes.

Betancourt indicó que la falta de certeza sobre la cobertura de vacunación se debe a que el País carece de un sistema nominal de información.

MÁS: Especialista advierte de daños en la salud por adicción a los videojuegos

"El tema es que las coberturas hoy se calculan considerando el número de dosis que compra el Gobierno", señaló.

Para el experto, otra problemática es el desabasto de vacunas, aunque la Ley General de Salud se reformara en 2017 para asegurar su financiamiento.

"Pero no es suficiente con que lo diga la Constitución; hay que trabajar todas las normas, reglamentos, y lineamientos que se tienen que derivar de esto para que eso que está plasmado en la Ley se convierta en una realidad", urgió.

Agregó que la Ley también establece que el presupuesto anual para vacunación del año siguiente no puede ser menor al del anterior, y tiene que ir creciendo conforme incrementa la necesidad poblacional.

Betancourt destacó que se requiere información precisa y oportuna en materia de vacunación para tomar decisiones.

MÁS NOTICIAS DE SALUD:

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.lavozarizona.com/story/mexico/2018/10/10/sarampion-enfermedades-infecciosas-brote/1594477002/