SUBSCRIBE NOW

Embajador mexicano a EU niega conocimiento de "Rápido y Furioso"

El plan implementado en Arizona fracasó porque se perdió el rastro de centenares de armas

EFE
El embajador de México a Estados Unidos negó tener conocimiento o dar autorización de la Operación "Rápida y Furiosa".

MÉXICO, D.F. - El embajador de México en EU, Eduardo Medina Mora, uno de los candidatos del Ejecutivo a ocupar un lugar en la Suprema Corte, negó haber conocido o autorizado la fallida operación vigilada de trasiego de armas "Rápido y Furioso".

"Jamás habría autorizado operación alguna de este tipo, por impertinente e inconducente al combate de una práctica criminal de la mayor gravedad como es el tráfico de armas", afirmó el embajador en una carta enviada a la emisora MVS.

La Oficina Federal para el Control de Alcohol, Tabaco y Armas de EE.UU. (ATF, por su sigla en inglés) llevó a cabo en 2009 la operación encubierta "Rápido y Furioso", que permitió el tránsito ilegal de unas 2.000 armas a México para seguir la pista a narcotraficantes.

El plan implementado en Arizona fracasó porque se perdió el rastro de centenares de armas. El escándalo se desató cuando dos de ellas fueron encontradas en diciembre de 2010 en el lugar donde fue asesinado un agente de la patrulla fronteriza estadounidense.

De acuerdo con una investigación de MVS, durante el periodo que Medina Mora ejerció como fiscal general de México (2006-2009) funcionarios de la ATF dieron seis cursos a agentes a su cargo sobre rastreo e identificación de armas.

Además, el exjefe de la ATF en Phoenix William Newell dijo a MVS que un integrante de la fiscalía había estado en sus oficinas regionales, donde le contó de Rápido y Furioso en 2009. Se trataba de Carlos Fernando Luque Ordoñez, enviado por Medina Mora, señaló la emisora.

"La operación Rápido y Furioso no se llevó a cabo durante mi gestión como procurador general de la república (fiscal), por lo cual es obvio que no pude haber autorizado, conocido, estar involucrado o siquiera estar enterado de forma alguna de la misma", respondió hoy Medina.

Cuando se destapó la operación a finales de 2010, el entonces Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) negó tener conocimiento de "Rápido y Furioso" y aseguró que de haberlo sabido, lo habría impedido.

El operativo "Rápido y Furioso" permitió que cientos de armas fluyeran de compradores en Estados Unidos a México, donde gran parte de las armas terminaron en manos de grupos criminales.

El reportaje de MVS sale a la luz en un momento en que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, es objeto de críticas por haber incluido a Medina en la terna que presentó al Senado para ocupar una vacante en la Suprema Corte de Justicia.

Numerosos organismos civiles han expresado su rechazo a la postulación de Medina, al que acusan de estar "implicado en casos de graves violaciones a los derechos humanos", como la represión a pequeños propietarios que se oponían en 2006 al plan para construir un aeropuerto en San Salvador Atenco, en el Estado de México.

De acuerdo con el izquierdista Partido del Trabajo, otro argumento contra el embajador en EE.UU. es que llega sin cumplir el requisito constitucional de haber residido en México dos años anteriores a su postulación.