SUBSCRIBE NOW

Autodefensas de México lanzan críticas en medio de sombras sobre su pasado

EFE


Las autodefensas comenzaron a formarse en febrero pasado para combatir el reinado de terror y extorsión de los Caballeros Templarios .


México, DF.- Un dirigente de los grupos de autodefensa del estado mexicano de Michoacán ha lanzado críticas al Gobierno por una supuesta persecución, poco después de que se difundieran los antecedentes penales de algunos de los líderes de este movimiento.

Las críticas han sido lanzadas desde el pasado fin de semana por José Miguel Mireles, uno de los líderes más visibles, que está recuperando su actividad después de quedar marginado por un accidente aéreo que sufrió en diciembre.

"Ahora vienen por nosotros, nos quieren amedrentar, nos quieren aniquilar", afirmó Mireles en un vídeo difundido por redes sociales.

Las palabras de Mireles se conocen días después de que otro dirigente de los grupos de autodefensa, Hipólito Mora, fuera encarcelado por su presunta vinculación con el asesinato de dos personas.

Mora es uno de los fundadores de los grupos de autodefensa de Michoacán. Tenía diferencias con otros dirigentes de este movimiento de civiles armados, incluido Mireles, pero estaba considerado como una de las figuras más respetadas entre las autodefensas.

Mireles cree que el arresto de Mora puede estar vinculado con supuestas intenciones del Gobierno de hacer más detenciones entre las filas de los grupos de autodefensas, algo que no han confirmado fuentes oficiales.

Autodefensas patrullan por las calles de la ciudad de Apatzingán, México.

Pero sus críticas se conocen después de que la prensa mexicana ventilara el pasado delictivo de algunos de los dirigentes de estos civiles armados, incluido el mismo Mireles, que llegó a ser llamado el "líder moral" de estos grupos de civiles armados.

Ya en enero pasado, el diario Excélsior de México sacó a la luz los antecedentes penales de Mireles cuando recordó que fue arrestado en 1988 y condenado a siete años de prisión por posesión de 86 kilos de marihuana.

Ese pasado fue ventilado de nuevo en los últimos días por el matutino Reforma, que apuntó también antecedentes penales de, entre otros, Hipólito Mora y de Luis Antonio Torres, alias el Americano, incriminado en Estados Unidos, según el diario.

"Todos somos gente afectada por algo que ya sucedió", afirmó hoy Mireles cuando fue consultado al respecto por la emisora local Radio Fórmula. "Es cosa juzgada (...). Se supone que uno cumple la obligación y te dedicas a lo tuyo", agregó.

Las críticas de Mireles surgen también después de un replanteamiento del papel de los grupos de autodefensa en Michoacán, distinto del que tenían cuando surgió este movimiento, hace más de un año, cuando en Michoacán había un gran vacío de autoridad.

Desde que el Gobierno federal se volcó en Michoacán, en enero pasado, con el envío de miles de soldados y policías, se ha replanteado el papel de estos civiles armados, y sus actuaciones están más controladas por las autoridades.

Ya no pueden entrar por su cuenta a poblados supuestamente controlados por el cártel de Los Caballeros Templarios; tienen que registrar sus armas y si detienen a sospechosos sus actos no tienen validez jurídica.

El vasto despliegue oficial en Michoacán ha ido reduciendo el papel de los grupos de autodefensa que se alzaron como único recurso para combatir los atropellos de los "templarios", un cártel que además ha sufrido importantes bajas en las últimas semanas.

El Gobierno cree que sus acciones están permitiendo que se vaya imponiendo poco a poco la autoridad, por lo que el papel de las autodefensas se va reduciendo paulatinamente, aunque siguen teniendo mucho eco en los medios de comunicación.

Además, las divisiones y rivalidades entre los grupos de autodefensa están desmoronando el movimiento, a la vez que han surgido temores de que, según iban creciendo estos grupos, estaban siendo infiltrados por los "templarios" o por cárteles rivales.

Ese es el principal reto para las autodefensas que citó Hipólito Mora cuando fue entrevistado por Efe tres semanas antes de que fuera arrestado. "Queremos mantener los movimientos limpios, no contaminados. Hacer las cosas bien", dijo en esa ocasión.

Mireles insiste en que el movimiento de autodefensa "no está en lucha contra el Gobierno", y asegura que siguen vigentes los canales de comunicación entre las dos partes. Pero también se queja de que, por lo menos a él personalmente, le están retirando apoyos.

"Me quitan la seguridad a mí, me quitan la unidad blindada a mí, me quitan la seguridad de un hijo que tengo en la universidad...", se lamentaba hoy en sus declaraciones radiales.

Un hombre armado de un grupo de autodefensas se encuentra con su arma a la entrada de Apatzingán, en el estado de Michoacán, México.