SUBSCRIBE NOW

Los seis temas que Biden deberá atender si quiere ganarse a los latinos

EFE

CHICAGO -- La comunidad latina, que contribuyó en gran medida con su voto a la victoria de Joe Biden en la contienda por la Presidencia, tiene una lista de reclamos y prioridades que espera que el demócrata cumpla si quiere contar de nuevo con su masivo apoyo.

Encuesta a encuesta los latinos han demostrado que tienen muy claras los temas que les preocupan, especialmente ahora que la pandemia de la covid-19 ha diezmado a esta comunidad más que a ninguna otra y los ha situado en una delicada situación económica.

Pero los temas de interés van mucho más allá. A continuación una lista de los temas que la Administración Biden deberá atender si quiere repetir en 2024 con el favor de los latinos:

PANDEMIA

La covid-19 ha azotado de manera desproporcionada a las comunidades de color, y los latinos quieren que la nueva Administración priorice el control de la pandemia durante los primeros 100 días de gobierno.

Según datos oficiales, estas minorías han registrado el triple de infecciones que los blancos, con casi el doble de fallecimientos. Esto ha puesto de relieve las diferencias persistentes y generalizadas en el sistema de salud estadounidense, donde los latinos tienen un mayor riesgo de contraer el virus y terminar hospitalizados.

Se aguarda un golpe de timón drástico e inmediato en momentos en que la positividad de las pruebas de covid-19 está subiendo y las hospitalizaciones se están disparando. La aceleración de la vacunación será esencial para inmunizar a la mayor cantidad posible de trabajadores esenciales, muchos de los cuales son latinos.

TRABAJO Y SALARIOS

Los trabajadores latinos aún ganan una fracción de lo que reciben los blancos y tienen menos probabilidades de acceder a beneficios esenciales como cobertura de salud y vacaciones pagadas.

Además, con la crisis económica provocada por la pandemia, dos de cada cinco trabajadores hispanos consultados en encuestas señalan que han perdido ingresos y empleos, y que tienen problemas para pagar la renta, hipoteca, préstamos estudiantiles u otras cuentas.

Para los latinos, el alivio económico temporal es fundamental, pero también es necesario que el nuevo Gobierno impulse un salario mínimo federal de 15 dólares por hora, el pago de horas extra a trabajadores domésticos y rurales, y el fin de la discriminación en lugares de trabajo, para que las personas puedan ganar lo que se merecen, mantener a sus familias y generar riqueza.

INMIGRACIÓN

Biden ha anunciado que desde su primer día en la Presidencia impulsará un proyecto de reforma migratoria que modernizará todo el sistema y dará a casi 11 millones de inmigrantes indocumentados una hoja de ruta hacia la ciudadanía.

Sin embargo, los principales dirigentes hispanos del país saben que, aun con mayoría demócrata en el Congreso, no será fácil aprobar grandes medidas en materia migratoria a corto plazo, y reclaman medidas rápidas para paliar los estragos dejados por el presidente saliente Donald Trump.

PODRIA INTERESARLE:Piden a Biden revertir políticas contra niños migrantes en primeros 100 días

Entre ellas, la suspensión inmediata de detenciones y deportaciones de indocumentados y protección para quienes buscan asilo, a los "soñadores" inscritos en el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y sus padres, y a quienes viven amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS).

Asimismo, revertir la regla de la carga pública de Trump, detener la separación de menores de sus padres en la frontera, poner fin de la construcción del muro en la frontera con México y abolir la colaboración entre los cuerpos locales de policía y la autoridad migratoria federal.

EXPANSIÓN DE LA ATENCIÓN MÉDICA

Para los latinos es muy importante mantener y ampliar las protecciones de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que Trump trató de revocar sin éxito ante el Tribunal Supremo.

Con esa ley conocida como Obamacare más de 100 millones de personas ya no tienen que preocuparse de que una compañía de seguros les niegue la cobertura o les cobre primas más altas solo porque tienen una condición preexistente, ya sea cáncer, diabetes, una enfermedad cardíaca o un problema de salud mental. Millones de latinos obtuvieron la tranquilidad que brinda el seguro de salud, y la tasa de personas sin seguro se desplomó de 32 % al 19 %, la mayor disminución de cualquier grupo racial o étnico.

Se espera que Biden amplíe el Obamacare, como ha prometido, para expandir el acceso de los latinos a un cuidado de salud de calidad y asequible.

DESIGUALDAD RACIAL Y ÉTNICA

La pandemia ha demostrado que los latinos constituyen una gran proporción de los trabajadores esenciales que alimentan al país, mantienen limpias nuestras comunidades y cuidan a nuestros seres queridos. Pero durante demasiado tiempo no han sido tratados con dignidad ni se les ha brindado la oportunidad que se merecen.

La comunidad hispana reclama que la nueva Administración adopte un nuevo discurso en que los inmigrantes dejen de ser una amenaza y se reconozca a la comunidad hispana su papel vastamente positivo nen la vida de Estados Unidos.

Se esperan medidas de Biden para que todos sean tratados con dignidad, sin importar raza, género, orientación sexual, religión, posible discapacidad o lugar de residencia, y para que todos tengan la oportunidad de tener una buena calidad de vida, incluyendo a los latinos y otros grupos que nunca tuvieron una oportunidad justa en décadas pasadas.

CRÍMENES DE ODIO Y VIOLENCIA ARMADA

Según el FBI, los incidentes de odio contra los latinos aumentaron más de 40 % entre 2016 y 2018. Líderes comunitarios instan al nuevo Gobierno a combatir la supremacía blanca, que el presidente Trump ha envalentonado.

Además, llaman a luchar contra la violencia armada en todas sus formas, incluyendo tiroteos masivos y actos diarios que no aparecen en los titulares pero que son igual de trágicos para las familias y comunidades afectadas.

Biden ha anunciado la creación de una iniciativa de ocho años para otorgar fondos para intervenciones en 40 ciudades de todo el país: las 20 ciudades con el mayor número de homicidios y 20 con la mayor cantidad de homicidios per cápita. Se estima que esta propuesta salvará más de 12.000 vidas.