SUBSCRIBE NOW

Arizonenses de 65 años o más ya son elegibles para la vacuna COVID-19

El grupo de personas elegibles se amplió con la esperanza de acelerar lo que ha sido un lento despliegue en todo el país

Alison Steinbach
Arizona Republic | La Voz
Dosis de vacuna contra el COVID-19.

Read in English

Arizona está abriendo la vacuna COVID-19 para cualquier persona de 65 años o más, a partir de hoy martes, luego de las recomendaciones federales de que los estados amplíen el grupo de elegibilidad.

El grupo de personas elegibles se amplió con la esperanza de acelerar lo que ha sido un lento despliegue en todo el país.

Como resultado, se estima que 750.000 arizonenses más recibirán la vacuna como prioridad, además de los de 75 años o más que ya tienen prioridad, según el estado.

El registro está disponible en podvaccine.azdhs.gov o llamando al 844-542-8201.

Vacunar a las personas mayores en una etapa temprana del proceso tiene la intención de apuntar a las personas con mayor riesgo de hospitalización y muerte debido al COVID-19 y reducir el estrés en los hospitales de todo el estado.

Las personas de 65 años o más podrán registrarse para las citas de vacunación a partir de las 9 a.m. del martes en los condados que se encuentran en la fase 1B priorizada del proceso de vacunación.

NOTA RELACIONADA:Lo que debe saber sobre la citas para recibir la vacuna COVID-19 en Arizona, en la Fase 1B

Los condados pueden priorizar grupos según las dosis disponibles, por lo que las personas deben consultar con el departamento de salud de su condado para obtener planes más específicos, dijo el estado.

Visite azhealth.gov/findvaccine para obtener información sobre la fase de vacunación de cada condado y los lugares de vacunación.

Los funcionarios federales pidieron el martes que los estados amplíen su actual grupo de prioridad de vacunas para incluir a adultos de 65 años o más y aquellos con comorbilidades para vacunar a las personas vulnerables más rápidamente. Varios estados incluyeron a personas mayores de 65 años con vigencia inmediata.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, dijo que las restricciones de elegibilidad de los estados "han obstaculizado la velocidad y accesibilidad de la administración" de la vacuna.

Arizona había administrado un total de 188,740 dosis de vacunas a casi 171,000 arizonenses hasta el martes. Aproximadamente 17,300 personas habían recibido ambas dosis.

El estado ha ordenado un total de 602,625 dosis hasta ahora, lo que significa que la mayoría de las vacunas del estado aún no han llegado a los brazos de los arizonenses.

MAS:Pfizer dice que la vacuna funciona para variantes del virus

El despliegue nacional ha sido más lento de lo esperado. Si bien se habían distribuido más de 29 millones de dosis, solo más de 10 millones de personas habían recibido las primeras dosis hasta el miércoles, según un rastreador de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que puede tener un retraso de varios días.

Si bien Arizona se ubica en la mitad superior a nivel nacional por la cantidad total de dosis administradas, ocupa un lugar más bajo en el porcentaje de inyecciones utilizadas, según un rastreador de Bloomberg.

El estado ha insistido en que su ritmo aumentará a medida que reciba más dosis y abra más ubicaciones. Abrirse a más personas también puede ayudar si hay suficientes lugares para que las personas se vacunen.

La ubicación del State Farm Stadium todavía tiene citas disponibles hasta fines de enero, y las citas de febrero se abrirán junto con la adición de la fase de 65 años o más, dijo.

Algunas farmacias comenzarán a administrar vacunas la próxima semana, y más a medida que haya más vacunas disponibles, dijo Christ.

Para satisfacer parte del aumento de la demanda, el 1 de febrero se abrirá un segundo centro de vacunación estatal en el Estadio Municipal de Phoenix. El registro para la ubicación se abrirá el martes.

“Seguimos buscando formas de aumentar las oportunidades de vacunación. Realmente, cuál es la limitación es el suministro de la vacuna que está entrando ", dijo." Preferiría enfrentarme a un montón de gente que quiere vacunas y nosotros tratando de sacarla tanto como sea posible, en lugar del otro problema, que estamos un poco de miedo que íbamos a tener: que nadie querría la vacuna y tendríamos la vacuna disponible ".

Los adultos de 65 años o más representan el 75% de las muertes por COVID-19 en Arizona y casi la mitad de las hospitalizaciones, a pesar de que son solo el 13% de los casos, según datos estatales.

Aquellos a los que se les dio prioridad para recibir la vacuna hasta ahora son los trabajadores de atención médica de primera línea de la Fase 1A, los trabajadores de los servicios de emergencia y los residentes y el personal en las instalaciones de atención a largo plazo y los trabajadores de servicios de protección, educadores y trabajadores de cuidado infantil de la Fase 1B priorizados y adultos de 75 años o más. 

Traducción: Javier Arce