SUBSCRIBE NOW

Arizona informa casi 3,000 nuevos casos de COVID-19; hospitalizaciones siguen aumentando

El sistema de salud de AZ se prepara para una nueva ola de COVID-19 a medida que la situación empeora y se acerca el Día de Acción de Gracias.

Alison Steinbach
Arizona Republic | La Voz
Rosa Castro se hace la prueba nasal contra el COVID-19.

Arizona reportó casi 3,000 nuevos casos de COVID-19 y 10 nuevas muertes conocidas el martes, al tiempo que las hospitalizaciones por la enfermedad continúan aumentando a sus niveles más altos desde agosto.

El aumento continuo de casos y hospitalizaciones se produce cuando el sistema de salud de Arizona se prepara para las presiones de una nueva ola de COVID-19 a medida que la situación empeora y se acerca el Día de Acción de Gracias.

Los casos de COVID-19 identificados en Arizona aumentaron en 2,984 el martes para un total de 279.896, y las muertes relacionadas ya suman 6,312, según el informe diario del Departamento de Servicios de Salud de Arizona.

Los casos nuevos han eclipsado los 1,000 durante 17 de los últimos 20 días, y en ocho de esos días se registraron más de 2,000 casos nuevos por primera vez desde el aumento repentino del verano en el estado. El sábado marcó la tercera vez que el estado reportó más de 3,000 casos nuevos en un día desde fines de julio. Estados Unidos ha estado reportando nuevos casos récord diariamente.

NOTA RELACIONADA:¿Quienes serán los primeros en recibir vacunas del COVID-19?

En las últimas semanas se han registrado informes de casos diarios relativamente más altos a medida que el virus se propaga a su ritmo más rápido en Arizona desde junio, aunque el número de casos todavía está por debajo de donde estaba durante el pico de verano.

El aumento de nuevos casos de COVID-19 en el verano fue un indicador temprano de más hospitalizaciones y muertes en las próximas semanas.

El número de pacientes hospitalizados en todo el estado por casos conocidos o presuntos de COVID-19 fue de 1,624 el lunes, el número más alto informado desde el 8 de agosto. En el pico del aumento repentino de Arizona en julio, el número de pacientes hospitalizados sospechosos o confirmados de tener el virus superó los 3.000.

El número de pacientes con COVID-19 sospechoso o conocido en unidades de cuidados intensivos en Arizona fue de 385 el lunes, la mayor cantidad de camas de UCI en uso en un solo día desde el 19 de agosto. El nivel está muy por debajo de lo que estaba en julio, cuando Las camas de la UCI en uso para COVID-19 alcanzaron las 970.

El número de arizonenses con COVID-19 confirmado y sospechoso en ventiladores fue de 191 el lunes, tres menos que el domingo, que fue la mayor cantidad de ventiladores en uso en un solo día desde el 21 de agosto. A mediados de julio, hasta 687 pacientes en todo el estado con COVID-19 confirmado o sospechado estaban conectados a ventiladores.

El tablero del martes muestra el 87% de las camas para pacientes hospitalizados y el 87% de las camas de la UCI en uso, lo que incluye a las personas que reciben tratamiento por COVID-19 y otros pacientes. Los pacientes con COVID-19 utilizaban el 19% de todas las camas de hospitalización y el 23% de las camas de la UCI. En general, el 32% de los ventiladores estaban en uso.

El porcentaje de positividad, que se refiere al porcentaje de pruebas de diagnóstico de COVID-19 que son positivas, ha aumentado, lo que muchos expertos en salud consideran un indicador temprano de un aumento en las enfermedades.